3784 Vistas |  1

Ángel Mosqueda, de Zoé: “‘Aztlán’ es el mejor disco que hemos hecho hasta ahorita”

Share this...

Hay pocas dudas al respecto: Zoé es el grupo de pop rock más exitoso que México ha procreado en las últimas dos décadas. La banda azteca posee una importante legión de fans a lo largo del continente. Con “Aztlán”, sexto álbum de estudio en su discografía, la banda se muestra confiada de que seguirán en el gusto de su público. En una entrevista realizada en el primer trimestre del año, Revista Factum pudo conversar con Ángel Mosqueda, bajista de la agrupación, quien nos contó muchos detalles sobre esta nueva etapa.

Foto promocional de Zoé para dar a conocer su nuevo disco, llamado “Aztlán”.

¿Como inició el 2018 para Zoé?

Pues aquí estamos, preparando lo que viene del año, la salida de un nuevo disco. Ya hace mucho tiempo que no teníamos un disco fuera y con esto [abriremos] una nueva gira que empieza y que abarcará varios países. stamos] muy contentos.

Hablemos sobre “Aztlán”: ¿cuándo y dónde se grabó?

El disco fue grabado en la Ciudad de México en todo lo que fue el 2017 y fue producido nuevamente por Phill Vinall, nuestro productor de cabecera, con quien hemos trabajado prácticamente en todos los discos anteriores. También invitamos a otro productor y mixer americano que se llama Craig Silvey, con quien hicimos cuatro canciones. Estamos muy contentos con el resultado y la combinación de la gente que colaboró. Hemos hecho un disco que representa muy bien lo que estamos viviendo ahorita, la continuación de nuestra carrera en estos ya casi veinte años.

Phill Vinall es uno de los productores más deseados. Ha estado con ustedes, prácticamente, desde el comienzo. En este nuevo álbum —y como tú ya nos comentabas— aparece en los créditos de la mayoría de las canciones. ¿Cómo es trabajar con él? Si se ha venido repitiendo la fórmula es porque se sienten muy cómodos de trabajar con él.

Pues, más que repetir una fórmula, es que hemos hecho una excelente relación con él y es un tipo que siempre te sorprende. En este caso no fue la excepción. La verdad es que hicieron un excelente trabajo, tanto Phill como Craig; y es interesante lo que dices, porque no es repetir, es seguir experimentando, seguir buscando. Es, por un lado, buscar nuevos sonidos, nuevos instrumentos, que es algo que nos pide Phil; y es algo que hacemos nosotros: estar continuamente renovándonos. En este disco se nota claramente. Pero por otro lado, somos los mismos cinco integrantes y, de alguna manera, existe esa dualidad de una constante búsqueda de nuevas cosas, de los mismo cinco con el mismo productor. Entonces, creo que eso es lo interesante y que va afianzando nuestro sonido.

¿Consideras que “Aztlán” responde a una evolución en el sonido característico de Zoé?

Tal cual como dices. Yo creo que Zoé es siempre una banda que evoluciona. Siempre está buscando nuevas cosas y este disco no es la excepción, como te mencionaba en la pregunta anterior. Y por otro lado, somos los mismos cinco los que estamos puliendo su sonido. Entonces sí hay un sonido característico, pero también hay un sonido evolucionado. Hay una incorporación de nuevos instrumentos, sobretodo en la sección de teclados de “Chucho”. Él siempre está buscando nuevos tecladitos que, precisamente, enriquecen. Eso por un lado; y por otro, como te decía, es un constante pulir de lo que ya tenemos. Entonces, este disco viene muy bien, viene muy fuerte, viene con mucha energía, viene con un excelente sonido. En lo personal, creo que es el mejor disco que hemos hecho hasta ahorita.

¿Que nos puedes decir del contenido lírico de este nuevo álbum? Veo que todas las letras —con excepción de la canción titulada “Hielo”— son todas composiciones de León Larregui.

Les puedo decir que es un excelente disco, que la verdad estamos muy contentos por el resultado y ansiosos de que salga. Es un disco que terminamos ya hace unos dos mesecitos (a finales de 2017). Y es muy interesante este proceso, cuando el disco ya no está en tus manos y ya pasa a oídos de la gente. Para mí, es el momento más valioso de todo este proceso, porque ya la gente disfruta las canciones, las escucha, las entiende, las interpreta. Para mí, es una ansiedad total de que esto suceda y estarlas tocando en la gira. Eso es lo que te puedo decir. La verdad tengo muchas ganas de que suceda.

Hablemos sobre “Azul”, que es el primer sencillo y que posee un nombre que, por cierto, es muy significativo para nuestro país…

Sí… Sí lo sé. Así es. Se llama “Azul”, como la bandera de El Salvador. Es una canción muy bonita. Es una de las canciones más ligeras que tiene el disco. Y creo que a la gente le está gustando, a la gente que le hemos enseñado y espero que les guste mucho a ustedes. Y bueno, es una canción de doce. Recuerden también que, afortunadamente, en Zoé las obras se siguen haciendo completas. Las doce canciones están increíbles. Pero bueno, esta tiene algo especial. Por algo la escogimos como sencillo. Y pues, es una de estas historias de amor y desamor… típicas de León.

¿Hay algún músico invitado que les haya colaborado en este disco?

Hay algunas sorpresas que no quisiéramos revelar, mmm… Pero cómo te lo digo: sí hay colaboraciones casuales, cuando nos topamos con amigos músicos en la vida y los metimos ahí a hacer algunas cosas. Hay un par de cositas interesantes en el disco y van a ser una sorpresa.

¿En qué se basan generalmente para seleccionar el arte y el nombre a un disco? En el álbum “Programatón”, por ejemplo, comentaban en algunas entrevistas que venía de la geometría sagrada.

Sí, bueno… Ese ya pasó. Ahorita, en este, siempre hay un viaje como bien mencionas. Un viaje, una fantasía, un concepto. Creo que es interesante en la música dar eso. La música es un arte que te permite viajar en muchos sentidos, que te permite abstraer y hay que aprovecharlo para echarle aún más imaginación.

Si regresáramos en el tiempo, ¿cómo ven en este momento su primer disco homónimo —lanzado en el año 2001— comparado con este nuevo disco?

Pues bueno, estamos hablando del 2001 al 2018. Son diecisiete años después. Yo creo que es un poco injusto o irrelevante comparar los discos. Somos casi dieciocho años mayores a ese disco. Creo que hemos aprendido mucho. Yo, la verdad, te soy honesto: más que compararlo al escuchar estos discos antiguos de Zoé, me sorprendo de las ganas que le echábamos, pese a nuestra inexperiencia; sobre todo en el primer disco, que no contamos con un productor sino que fue hecho principalmente por nosotros. Como decimos en México: “lo hicimos al ruedo”, lo hicimos con nuestros propios recursos. Ahora, en 2017, porque fue el año pasado que hicimos este disco, pues contamos con dos productores, con un estudio con muchas facilidades, etc. Son condiciones diferentes. A eso añádale toda la experiencia que hemos adquirido. Pero yo creo que compararlos no es lo que a mí me gusta. A mí me gusta apreciarlo y tomar en cuenta también el contexto de su momento, de su tiempo y espacio.

De los once álbumes lanzados hasta el momento —entre discos de estudio, en vivo o recopilaciones de reversiones—, ¿cuál consideras que ha sido el más importante en la carrera de la banda y por qué?

Ehh… Yo creo que, definitivamente, no hay ningún disco. Por lo menos internamente. Para nosotros, todos han sido muy importantes. Sin embargo, ha sido muy claro que el disco que más éxito comercialmente ha tenido ha sido el “Unplugged”. Y así es. Te repito: internamente, el primer disco, pues los cinco estábamos soñando con hacerlo. En el 2003, con “Rocanlover”, estábamos soñando con hacer nuestro mejor disco. Y así, sucesivamente. Entonces, de nuestra parte no ha habido ninguna deferencia. Y este nuevo disco no es la excepción. Tenía que ser un gran disco y creemos haberlo logrado. ¿Y ya comercialmente? Eso no está en nuestras manos. Afortunadamente, existen discos que les ha ido muy bien. Creo que todos, pero en este caso y mayormente: el “Unplugged”.

En agosto del 2014, el público salvadoreño logró escucharlos en vivo por primera y única vez. ¿Qué recuerdan de esa presentación en San Salvador?

Pues mira, justamente en otra entrevista me estaban recordando el nombre del lugar. Creo que el público de El Salvador es muy muy cálido. En general, en Latinoamérica el público es muy cálido y tenemos los mejores recuerdos de tocar en El Salvador. La verdad nos encantaría regresar. Esperemos que se anuncie pronto un regreso a El Salvador.

Luego de presentarse en los festivales más importantes alrededor del mundo, como el “Rock in Río”, “Coachella”, “Vive Latino”, “Lollapalooza”, “Estéreo Picnic”, entre otros, ¿cuál es el que te ha dejado a ti y tus compañeros más satisfacción como músicos? Ya sea por el recibimiento del público, lo importante del festival o por el hecho de haber compartido tarima con bandas también ya consagradas.

Pues mira, no te podría decir uno. Hemos estado en los “Vive Latino” muchas veces y han sido memorables. El del año pasado estuvo increíble. Y aquí en nuestra ciudad también han sido importantes. La pasamos muy bien. Qué te puedo decir de un “Coachella”, que es uno de los festivales más importantes a nivel mundial y, pues, también nos fue muy bien. Han sido muchos. Creo que cada uno tiene su onda. Son muy diferentes. No puedes comparar, [aunque] obviamente hay jerarquías. Como te decía, creo que te mencioné dos muy representativos, en el sentido que uno es tu casa y pues es una cosa increíble, una engería impresionante; y el otro, que no es tu casa, es “Coachella”, pero es a nivel mundial, una cosa importantísima. Ahora, el “Estéreo Picnic”, de Colombia, ha crecido pero “enormidades”. Es un festival grande, grande a nivel de Latinoamérica y que está compitiendo con los más importantes del continente; y pues vamos a ver qué sucede en el “Lollapalooza”, que sería nuestra primera aparición.

Una muestra del arte abstracto que el nuevo disco de Zoé, “Aztlán”, presenta.

Desde hace dos años, aproximadamente, han comenzado etapa con su propio estudio “Panoram” y que ahora también es sello discográfico. Desde esa nueva perspectiva, ¿cómo ha sido la experiencia en esto de la industria musical?

Pues la experiencia ha sido muy bonita. Vamos por partes: el estudio es un gran estudio aquí, en la Ciudad de México, que está funcionando muy bien. Tiene muy buena vibra, como decimos aquí, y un excelente equipo, tanto humano como tecnológico. En cuanto al sello discográfico: va muy bien. Hay cosas muy interesantes. De aquí ha salido gente como “Reyno”, que es una banda que se está consolidando aquí en México. [Ellos] ya no están con nosotros, pero son muy buenos amigos. También “Salvador y el Unicornio”, que es un proyecto que va muy bien y tiene muchísima onda. Está Andrea Franz, por mencionarte algunos. Sería bueno, ahora que lo mencionas, que la gente se acerque y vea lo que existe en discos “Panoram” como sello discográfico, porque hay cosas muy interesantes.

¿Qué nos puedes comentar del documental “Zoé: Panoramas”, que fue codirigido por tu compañero de banda, Rodrigo Guardiola?

Les puedo comentar que es un excelente proyecto, dirigido por Gabriel Cruz Rivas y Rodrigo Guardiola; que capta muchas de las cosas que vivimos durante aproximadamente cuatro años con la banda, incluyendo giras, grabación del disco pasado. Y es interesante que la gente vea también otra cara nuestra, para que vea cómo trabajamos, ciertas situaciones de nuestros viajes, de nuestras vidas. La película tiene un contenido musical muy importante e interesante, y creo que Rodrigo combinó muy bien esos aspectos que te digo con una dosis artística, de imagen, estética. Espero que les guste. A mí, en lo personal, me encanta.

Con esto del auge de los discos de vinilos, Zoé ha lazando prácticamente toda su producción discográfica en este formato. ¿Este nuevo álbum también vendrá en edición vinilo?  

Por supuesto, también vendrá en formato vinilo, ya que lanzamos como bien dices, todos nuestros discos en vinilo. Desde el homónimo 2001, creo que todos los revisitados y este no será la excepción. La verdad, es un formato muy agradable.

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Música