2471 Vistas |  Like

Wonder Woman: La súper heroína adelantada a su época

Share this...

Este próximo jueves, 1 de junio, se realizará la premiere mundial de la película “Wonder Woman–Rise of the Warrior”, adaptación fílmica de una de las historietas más emblemáticas del catálogo de la editorial DC Comics. Por esta razón, en Revista Factum detallamos las características de la súper heroína Diana de Themyscira, “La mujer maravilla”, de acuerdo a los cómics.


Corría el año 1941 cuando el científico, psicólogo e inventor William Marston creaba para la editorial DC comics al personaje de Wonder Woman, una súper heroína que llegaría a ser parte de uno de los grupos de superhéroes más grandes de todos los tiempos: la “Justice League”.

Pero no solo eso, Wonder Woman también se convirtió en un icono de la lucha feminista, los valores y virtudes de un sector social históricamente segregado. Se trató de un personaje adelantado a su época, en donde el rol femenino se desligaría de la imagen de “la damisela en peligro” para dar paso a un personaje fuerte, valiente, sabio y aguerrido.

Diana de Themyscira es una princesa amazona dotada en las letras, diplomacia y artes de combate. Apareció en las páginas de los cómics durante la conocida Edad de Oro (1941), como parte de un bombardeo mediático en el que se le representaba como un icono de la lucha contra el llamado “Eje”; así como también la mayoría de superhéroes creados en esa época.

Procedente de la Isla Paraíso, Diana era una princesa de la tribu Amazona. Un día encuentra al Capitán Steve Trevor, quien se había estrellado cerca de la playa. Es entonces que Diana decide llevarlo con ella para cuidarlo y sanar sus heridas. Diana terminaría enamorándose de él.

Luego, las Amazonas deciden competir para decidir quién sería la designada a llevar al capitán Trevor nuevamente a “la tierra de los hombres”. Diana sería la ganadora. Luego, la princesa decide quedarse al lado de su amado, no solo por amor sino por ver el peligro que representa para su mundo el avance de la Segunda Guerra Mundial. Es así que adopta el alter ego de “La Mujer Maravilla”, luchadora de la justicia y la libertad.

Wonder Woman sería una especie de propaganda psicológica para un “nuevo tipo de mujer”, en una época donde el rol femenino estaba relegado a la espera de los hombres, quienes —en su mayoría— luchaban en la Segunda Guerra Mundial. En ese momento se buscaba que las mujeres se incluyeran a la fuerza productiva de la manufactura de las armas o en el campo de batalla, como enfermeras. No es de extrañarse que Diana Prince (A.K.A Wonder Woman) tomara esta última profesión como parte de su identidad secreta.

Marston impregnó en el personaje muchas de las pasiones que vivía en aquel entonces; entre estas, su amor por la mitología griega, razón por la cual las aventuras de la Mujer Maravilla estarían ambientadas o basadas en personajes mitológicos y leyendas de esta cultura de la historia humana.

El desarrollo del personaje —según cómo lo explicaría su creador en entrevistas posteriores— fue influenciado por su esposa, Elizabeth Marston, de quien tomaría inspiración para varios aspectos del personaje. William también usaría a Olivia Byrne, una de sus estudiantes, con quien sostenía una relación poli amorosa, para formar a la Mujer Maravilla.

Curiosamente, a William Moulton Marston se le atribuye sentar las bases para la creación del polígrafo moderno (por lo que no es de extrañarse que una de las armas de la súper heroína sea “El lazo de la verdad”).

Las mitologías antiguas siempre influyeron en el nacimiento del personaje de “La Mujer Maravilla”. Esta imagen pertenece al cómic de “Wonder Woman. Gods and Mortals”.

¿Cuáles son sus poderes?

La capacidad para detectar la honestidad de las personas no es el único poder de la princesa Amazona. Y aunque sus poderes han sido revisados, ella atravesó los múltiples reinicios de los superhéroes en los universos argumentales de DC Comics. Los más aceptados y casi canónicos son los obtenidos en la era conocida como Post Crisis, en donde se le asignaron la mayoría de habilidades que hasta el día de hoy continúan siendo utilizadas en los cómics. Entre estos podemos encontrar:

  • Fuerza Sobrehumana, por lo que podrá sostener grandes objetos, resistir enormes daños y contar con un cuerpo casi indestructible.
  • Sabiduría e inteligencia muy por encima del promedio. Las habilidades de estrategia, análisis y cálculo de Diana están muy por encima de muchos personajes de DC, llegándose a comparar con grandes mentes como las de Lex Luthor o el mismísimo Batman.
  • Ojos de Cazadora, entregados por la diosa Hestia. Esta habilidad le permite contar con sentidos aumentados, como vista telescópica o súper oído. Además, las bestias y animales responderán a la voluntad de la heroína.
  • Súper velocidad y habilidad de volar, otorgadas por Hermes en persona, por lo que los reflejos de Wonder Woman son realmente rápidos, dándole la capacidad de esquivar balas y anticiparse a los ataques de sus enemigos.

Por otro lado, Diana es una experta en el combate cuerpo a cuerpo, además de disponer de un arsenal de armas forjadas por los dioses del Olimpo, que usará dependiendo de las necesidades y desafíos a los que se enfrente.

Uno de sus poderes más importantes —y que es medular en el desarrollo del personaje— es el amor. Si algo puede hacer la Mujer Maravilla más que otros es amar sin discriminación; además de sentir compasión por todas las formas de vida existentes, sean estas benévolas o malignas. Y es que esta cualidad fue lo que motivó a su creador a darle vida a un personaje cuyo principal motivo y motor fuera el amar sin ninguna restricción, incluso a sus enemigos.

¿Y el avión invisible?

Muchos recordarán este curioso artefacto de La Mujer Maravilla en la época cuando televisaban la caricatura “La Liga de la Justicia”. Sin embargo, este fue retirado del canon luego de los eventos de la “crisis en las tierras infinitas”, donde todos los personajes de DC fueron reinventados o modificados, dependiendo de las necesidades de la época. Así que no, no hay “avión invisible” para Wonder Woman.

El psicólogo William Moulton Marston fue el creador del personaje de “La Mujer Maravilla”.

Sobre su creador

Para entender a la Mujer Maravilla, hay que explorar a su creador: el psicólogo William Moulton Marston, quien era un académico y un antibelicista que trabajó muchos ensayos sobre los conceptos de voluntad y poder y sus efectos en la conducta humana. Marston fue acreditado como uno de los precursores en la creación del polígrafo moderno, además de inventar el modelo teórico DISC, que fija su campo de estudio en las personas “normales” y que busca entender el comportamiento de estas en la sociedad y las reglas inconscientes que los rigen.

¿Pero cómo un científico termina escribiendo cómics? Pues, durante el periodo conocido como la Edad de Oro de los comics (1930 – 1945), las editoriales vivían una gran bonanza y varios superhéroes hacían sus apariciones por primera vez en las páginas de los pasquines que eran vendidos como pan caliente. En estos tiempos aparecen Superman, Batman, Shazam, entre muchos otros.

En 1941, Marston presentó un ensayo académico en el que discutía su método de la voluntad y el poder. Esto llamó la atención de Max Gaines, co-fundador y editor por aquel entonces de All American Publications, una de las empresas que darían vida a DC Comics, Gaines lo contrató como asesor educativo para las publicaciones y fue allí donde William Marston le propuso crear un superhéroe cuyo máximo poder fuese el amor. Al editor le pareció la idea y le encargó el diseño del personaje.

Luego, con esa idea en mente, Marston discutió sus planes con su esposa, Elisabeth, quien le sugirió que su superhéroe fuese una mujer. Combinó entonces diferentes aspectos de la personalidad de su esposa y de Oliva Byrne —una de sus estudiantes, quien vivía con su pareja en una relación poli amorosa— para terminar dando vida al personaje.

¿Icono de la lucha feminista? ¡Claro que sí!

Al revisar los orígenes de Wonder Woman, nos damos cuenta de que es una producción adelantada a su época y que, si bien formaba parte del bombardeo mediático pro nacionalista que caracterizó a los comics de la era de la Segunda Guerra Mundial, también introdujo diferentes conceptos que terminarían por convertirse en cierta base de la lucha feminista y de igualdad de derechos humanos, al menos en la cultura popular de la primera mitad del siglo XX. Esto ocurrió, sobre todo, en un medio artístico como el cómic estadounidense, que por entonces estaba plagado de arquetipos masculinos. La Mujer Maravilla reconfiguró el rol femenino en estos medios, ya que desmontó el cliché de la “damisela en peligro”, para tomar un rol más activo como defensora de los débiles y luchadora de la justicia.

Títulos destacados

Existen diversas historias de la súper heroína que valen la pena leer. Unos son más destacados que otros, sin embargo, hay algunos que resaltan por su calidad y su impacto en la sociedad actual. Entre ellos, podemos mencionar:

Gimme Shelter

Un cómic que explora el rol de Wonder Woman y su impacto como símbolo en el empoderamiento femenino. Gimme Shelter nos moostró a Diana Prince (alter ego de la Mujer Maravilla) entendiendo su impacto como figura pública, especialmente en las mujeres y la sociedad femenina estadounidense.

Wonder Woman: The Hiketeia

Una chica llamada Danielle asesina a unos traficantes que habían matado a su hermana. Esto provoca que Batman le persiga (ya que con Batman no hay justificaciones para un crimen). Danielle pide asilo en un ritual de la antigua Grecia llamado Hiketeia, el cual garantiza que Wonder Woman le brinde protección de por vida. Esto genera el inevitable enfrentamiento entre Batman y La Mujer Maravilla. Pero la verdadera lucha será consigo misma, ya que tendrá que luchar entre romper su concepto de justicia o una tradición que considera sagrada. Se trata de una historia en formato de novela gráfica y que captura la esencia de una verdadera Tragedia Griega.

The Contest

En esta historia, una usurpadora aparece reclamando el título de Wonder Woman. Sin el apoyo de Superman (quien está muerto) y Batman (quien acaba de ser derrotado por Bane y se encuentra invalido), Diana tiene que someterse a una serie de pruebas para probar su valía ante los dioses y continuar así como La Mujer Maravilla.

Gods and Mortals

Este es quizá uno de los títulos esenciales de la heroína. Sucede después de “los eventos de crisis de las tierras infinitas”. El autor, George Pérez, aprovecha la oportunidad para redefinir al personaje en el imaginario colectivo; una concepción que continúa hoy en día.

Spirit of truth

Este comic es quizá uno de los mejor ilustrados que he visto en mi vida. Fue ilustrado por el artista hiperrealista Alex Ross, quien junto al guionista Paul Dini, crearon una historia sobre el origen de Wonder Woman, pero contada desde una perspectiva muy diferente. En esta ocasión, vemos a Hipólita, madre de Diana y quien debate entre dejar a su hija ser lo que está destinada a ser o perderla.


¿Veremos esto en la próxima película?

Difícilmente. Sin embargo, algunos aspectos que son considerados importantes para contar el origen del personaje se mantendrán (la Isla Amazona, el Capitán Steve Trevor, su participación en la Guerra, etc.).

Hay que agregar que este filme es importante para el subgénero de películas basadas en superhéroes. No solo por la cantidad de efectos especiales, la producción millonaria o la emocionante historia. Estamos hablando de un icono cultural en sí mismo, y como tal, esperamos que la película esté a la altura de un personaje tan importante. Sobre todo por el peso de la figura.

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Comics