579 Vistas |  Like

Transcripción: las radios silenciadas de Tacuba

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Voz en off:

La infiltración de pandilleros en varias radios comunitarias del municipio de Tacuba, en el occidente salvadoreño, y el asesinato de un locutor en marzo de 2016, ha derivado en que un proyecto radial, pensado para desarrollar las capacidades comunicativas y culturales de los jóvenes campesinos, esté ahora en el ocaso. De siete radios comunitarias, solamente una funciona regularmente en este municipio de poco más de 30 mil habitantes, uno de los más pobres del país, que este año ha sido particularmente golpeado por la violencia.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez

———————————————————–

Voz en off:

Es media mañana del 10 de marzo de 2016. Nicolás Humberto García Silvestre sale de su casa, en el caserío El Carrizal, y se encamina hacia la radio comunitaria que dirige, ubicada a un kilómetro de su vivienda. De las bocinas instaladas en puntos elevados del caserío se escucha la voz de aquel joven, de 21 años, corpulento, moreno y de ojos pequeños.

El tema de ese día será sobre nutrición familiar. Nicolás va segmentando su charla y la alterna con música. Una vez agotado el tema, apaga los equipos y desanda el camino hacia la casa que comparte con su familia, una construcción antigua con paredes de adobe, techo de teja y piso de tierra.

Nicolás se está quedando solo en el manejo de la radio. No recibe ninguna paga, pero sus vecinos lo estiman y lo admiran por sus servicios a la comunidad.

 Jorge Rodríguez:

Este muchacho era un muchacho muy habilidoso.

 Voz en off:

La radio Expresa del caserío El Carrizal es solo una de siete radios comunitarias que funcionaban en la zona rural de Tacuba con la modalidad de circuito cerrado. Es decir, que no tienen frecuencia radioeléctrica, sino que funcionan colocando bocinas en lugares estratégicos, generalmente lomas o cerros para que el sonido llegue a toda una comunidad.

Sin embargo, en estos días cuatro de ellas ya no funcionan, dos más funcionan de manera irregular, las de los caseríos El Mameyal y Los Pinos, y solo una mantiene una actividad constante. Esta es la del caserío Las Pozas, que es la única que funciona dentro de una frecuencia: 92.1 en FM.

 Jefe PNC en Tacuba:

De las siete radios comunitarias solo está, como se llama, activada la que es la del caserío Las Pozas, que es la que está mejor, por supuesto, que es la que ha logrado meterse en el dial, esa es la que más está activada dentro de lo que es la radiodifusión. Y aparte de esta lo que es en el caserío El Mameyal, del cantón El Sincuyo, y está lo que es la parte, la que está en el caserío Los Pinos del cantón San Rafael.

 Voz en off:

Eso es lo que asegura el oficial responsable del puesto policial de Tacuba.

German Jiménez, habitante del caserío Lomas de San Antonio y coordinador de lo que fue radio Éxito, otra de las radios comunitarias de Tacuba, confirma el declive de las radios comunitarias.

German Jiménez, coordinador de la radio Éxito:

Tengo entendido que solamente la que está funcionando, tal vez no sé ahorita, porque ya tengo como unos tres meses de que me dijeron que estaba funcionando, es la de, la radio de Los Pinos, que es la Tlacopán, y la de Las Pozas, La voz de mi gente.

Voz en off:

Los pioneros de las radios comunitarias en Tacuba fueron la Asociación de Capacitación e Investigación para la Salud Mental (ACISAM) y la Fundación para el Desarrollo Socioeconómico y Restauración Ambiental (FUNDESYRAM) que unieron esfuerzos cuando la Unión Europea les otorgó un proyecto en conjunto que fue llamado “Fortalecimiento de las Capacidades de las Organizaciones de Jóvenes del Municipio de Tacuba”, un proyecto que fue tratado en una tesis de periodismo de la Universidad de El Salvador en 2010.

De las siete radios de Tacuba, la Éxito era la más antigua. Comenzó a funcionar en octubre de 2008 con el sistema de circuito cerrado. Pero en diciembre de 2015, a ese puñado de radios les fue otorgada la frecuencia 92.1 del FM bajo el concepto de frecuencia móvil, es decir, que el equipo sería rotado por temporadas en las siete radios que para entonces ya existían.

Las radios comunitarias de Tacuba nacieron con la idea de hacer una comunicación diferente, alternativa a los grandes medios y hacer visible las comunidades y sus formas de vida. El equipo era sencillo y precario: Una consola, una computadora, un par de micrófonos y varias bocinas instaladas en lo alto.

En las comunidades se las echa de menos. Javier, un joven del caserío El Carrizal, es uno de los que extraña escuchar la radio Expresa.

Javier, joven del caserio El Jícaro:

Cualquier aviso, allí lo daban. Y así uno se beneficiaba para no andar, digamos, bueno, de casa en casa, digamos preguntando o avisando de alguna reunión. Servía para avisos o servía también para relajar la mente con música, digamos.

 Voz en off:

Yoni, un adolescente que vive en el caserío Cuesta del Gavilán, explica qué se hacía a través de la radio Progreso, la radio donde alguna vez trabajó.  

 Yoni, ex locutor:

Bueno, a la comunidad, los beneficios que tenía por ejemplo cuando había reuniones por ejemplo del agua potable, a las personas que trabajan con agua potable, a veces necesitaban que… para que la comunidad asistiera a una reunión, necesitaban, tenían que andar dando invitación casa por casas. Se les dificultaba, tenían que hacerlo unos tres días antes para entregar las invitaciones. Y bueno, ya con el servicio de la radio que nos trajeron, entonces eso ya cambió, por medio de las bocinas toda la comunidad se daba cuenta de una reunión y era más fácil.

Voz en off:

Incluso el responsable policial de Tacuba habla de lo importantes eran las radios en un municipio olvidado como Tacuba.

Jefe PNC:

Son muy necesarias para la cuestión de mantener una comunicación más fluida y más activa en el hecho de darse a entender o conocer o de informar sobre alguna situación que a ellos les interese.

Voz en off:

Las radios comunitarias de Tacuba no pagaban a ninguno de los jóvenes locutores.

Yoni:

No, eso era voluntariado. Fue voluntario. El que quisiera entrar, eh, aquí no iba a haber ningún sueldo. Voluntariado.

Voz en off:

Tampoco cobraban por difundir algún aviso. Los equipos y las capacitaciones de los jóvenes que iniciaron en cada radio eran auspiciadas por Acisam, pero era la misma comunidad la que tenía la responsabilidad de que se mantuvieran en operación.

Pero las radios fueron silenciadas. Entre los cerros y lomas que circundan Tacuba ya no se escucha el eco de las bocinas en lo alto de las torres o en los árboles.

¿Qué pasó con este proyecto que entusiasmó a muchos jóvenes campesinos y que resultaba muy beneficioso para habitantes de cantones y caseríos del municipio?

10 de marzo de 2016. Cuando la noche comenzaba en el caserío El Carrizal, varios pandilleros acechaban a Nicolás a la salida de un templo evangélico donde él se congregaba, situado a pocos metros de la casa donde funcionaba la radio.

Lo asesinaron con saña: machetazos, cuchilladas y balazos.

Pero la muerte de Nicolás no fue el comienzo del ocaso de las radios comunitarias de Tacuba. Solo vino a visibilizar un problema que había comenzado mucho antes, según el jefe policial de ese municipio.

Jefe PNC:

Fíjese que lamentablemente, las otras radios o las otras cuatro radios, lamentablemente, conforme el desarrollo de que los jóvenes se comenzaban a involucrar en las capacitaciones en lo que es la radiodifusión, lamentablemente entre ellos se incrustaron algunos jóvenes que pertenecían a organizaciones delincuenciales, llámese en ese momento la Mara Salvatrucha. Y estos empezaron a degenerar las radios en el aspecto de empezar a crear cultura del consumo de drogas, en este caso la marihuana, de igual manera involucrar a demás jóvenes en actividades ilícitas.

Tenemos el caso de la radio de El Mameyal, ha dilatado, se ha sostenido pero a la vez ha tenido unos factores de riesgo. En el lugar donde está incrustada la radio comunitaria del caserío El Mameyal, del cantón El Sincuyo, ahí reside uno de los sujetos que es uno de los más buscados de lo que es la Policía Nacional Civil, en el hecho de… el sujeto conocido como lo que es, es de apellido Joaquín este sujeto, Joaquín Romualdo… Victoriano Joaquín, este sujeto es uno de los  ex soldados que ahora es miembro activo de la Mara Salvatrucha. Y donde él vive o en la casa donde él ha vivido está incrustada la radio. Ahora, el sujeto anda en fuga  porque son de los que andan en las montañas.

 Jefe PNC:

Con la Radio La Cuesta del Gavilán, lamentablemente pasó lo mismo. Los jóvenes se empezaron a involucrar en situaciones ilícitas dentro de lo que es el accionar de parte de los grupos delincuenciales y lamentablemente dos de los jóvenes de ahí de la radio comunitaria fueron detenidos por el delito de extorsión. Debido a eso, eso aproximadamente casi un año, un año dos meses, y de ahí dependió de que la radio se desvaneciera, lamentablemente.

Voz en off:

¿Y con la radio de El Carrizal, donde trabajaba Nicolás? ¿qué ha pasado con ella?

 Jefe PNC:

Después del fracaso de del joven Nicolás, lamentablemente la radio también de igual manera, pues lamentablemente así como el joven, pues, falleció así también la radio se desvaneció y desapareció. Así quedó en el olvido prácticamente. A pesar de que allí han mantenido o mantenían lo que es el aparataje que se utilizaba para el servicio de la comunidad pero ya no le dieron lo que es operatividad. Ahí se ha mantenido obsoleto, por el momento.

Los jóvenes tienen miedo de involucrarse de nuevo en la cuestión del accionar de la radio ya que el incrustamiento de los jóvenes que participan en los grupos delincuenciales, lamentablemente, quieren ellos mantener el dominio de dichas radios.

 Voz en off:

¿Por qué dejó de funcionar la radio Tacopant? José Humberto Arévalo, director del Centro Escolar José Martí, donde estaba instalada la radio, lo explica.

 Director Centro Escolar José Martí, José Arévalo:

Uno de los motivos quizá, que fue porque el proyecto ya no continuó es porque uno de los muchachos que trabajaba con el proyecto, verdad, tuvo problemas legales.

 Voz en off:

¿Qué tipo de problemas?

José Arévalo:

Tengo entendido que fue por cuestiones de pandillas. Entonces, este… y era uno de los muchachos que estaba liderando la radio. Hasta ese momento, pues, se desconocía la situación.

Voz en Off:

El joven al que el director del centro escolar hace alusión es identificado como Santiago Medina Ramos. Este, según el jefe policial de Tacuba, es un cabecilla de la pandilla Barrio 18, conocido con el alias de Chan Chan. Aún se encuentra detenido por el delito de extorsión. Posteriormente, otro de los locutores de la radio Tacopán, identificado como José Daniel Castillo Medina, también fue detenido por vínculos con la misma pandilla.

El jefe policial de Tacuba confirma la versión del director escolar.

Jefe PNC:

En la (escuela) José Martí, estuvo incrustada la radio comunitaria y allí estuvo lo que es el Chan Chan, Santiago Medina. Santiago Medina, este como se llama, está preso ahorita porque fue detenido por parte de nosotros.

 Él era la cabeza de la radio comunitaria en el sector de El Calvario.

 Con la detención de él desaparece la radio. Pero él estaba ya entre la otra línea. Porque él es de la pandilla 18. El andaba tatuado todo como dieciochón en la parte del pecho y los codos y parte de los brazos.

 Voz en off:

Muchos habitantes de las comunidades quisieran que las radios fueran reactivadas, incluso el mismo jefe policial de Tacuba.

Sin embargo, el oficial cree que, de momento, esto no es posible.

 Jefe PNC:

Los padres de familia tienen temor de que sus hijos se involucren, debido al mismo riesgo que aqueja, en el hecho de que hay algunos jóvenes que no se conoce que estén dentro de los grupos delincuenciales pero que debajo de agua, como se dice vulgarmente, pues sí andan metidos en acciones ilícitas, esto quiérase o no conlleva a mantener un factor de riesgo.

Pero sí, las personas o las familias de las comunidades quisieran que las radios se reactivaran porque son muy necesarias para la cuestión de  mantener una comunicación más fluida y más activa en el hecho de darse a entender o conocer o informar sobre alguna situación de la cual a ellos les interese.

Radio Progreso El Gavilán:

La radio era de gran utilidad en la comunidad. La radio servía para todo: información, para reuniones, avisos, también por medio de acá podíamos llevar la educación a los niños; o sea, aquí en la radio de lo que se trataba era de llevar programas educativos a la comunidad.

 Jorge Rodríguez:

En verdad hemos sentido mucho que nos ha hecho mucha falta esa radio porque colaboraba en mucho con la comunidad.

 Voz en off:

Tacuba es un municipio de 149,98 kilómetros cuadrados, 14 cantones y 70 caseríos. Está enquistado en las estribaciones de la Sierra de Apaneca, en el departamento de Ahuachapán, y es considerado como un municipio con extrema pobreza alta. En 2007, su población fue estimada en 30 mil habitantes.

En los últimos tres años, la violencia se ha ensañado con los pobladores de Tacuba, especialmente con los de la zona rural. De acuerdo con fuentes policiales, es la Mara Salvatrucha la que tiene mayor presencia en ese territorio. El Barrio 18 solo  mantiene presencia en el barrio El Calvario, en el casco urbano.

En los últimos tres años, las muertes violentas han ido en aumento, según lo explica el responsable policial de la zona.

Jefe PNC:

Si hacemos un recuento del año 2015, 2016 y 2017 lo que va ahorita del año, en el año 2016(5) lamentablemente los grupos delincuenciales cometieron 24 homicidios. En el año 2016 la situación de la delincuencia se recrudeció un poco más debido a que jóvenes habiendo sido efectivos militares en su tiempo últimamente se empezaron a involucrar o a ser reclutados por los grupos delincuenciales, y en su mayoría pues han participado en actividades ilícitas, llámese esto lo que es el consumo y el comercio de drogas y el movimiento de algunas cuestiones de extorsión o de renta.

 El año pasado, lamentablemente, Tacuba cayó en el segundo lugar en homicidios en el departamento de Ahuachapán. Aquí lamentablemente nos pusieron prácticamente 40 homicidios. 

 Entre la mayoría de los fallecidos son ajusticiamientos que de parte de ellos siempre han cometido por el alejamiento de algunos de los miembros activos de los grupos delincuenciales.

 Voz en off:

El inicio de 2017 no ha sido fácil. Hasta el 28 de febrero en Tacuba se han registrado ocho muertes violentas, todos pandilleros de la MS que murieron en supuestos enfrentamientos con la Policía.

Voz en off:

Este 10 de marzo de 2017 se cumple un año de que Nicolás fue asesinado. Su muerte fue objeto de condena por asociaciones de periodistas nacionales e internacionales incluyendo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Siete meses después del crimen, cuatro hombres identificados como Santos Ovidio Mendoza, Manuel de Jesús García López, Héctor Adolfo García González y Noel Antonio del Cid Vásquez, fueron condenados a 20 años de prisión. Todos, según el proceso judicial, son miembros de la  Mara Salvatrucha, de la clica Cobras Locos Salvatruchas.

Sin embargo, esa condena parece ocasionarle un sabor amargo a familiares de Nicolás. Uno de sus hermanos asegura que los condenados no son los responsables del homicidio y que están pagando injustamente.

Hermano de Nicolás:

No son ellos. Como aquí no se entiende quiénes son. Durante que no haya visto uno y ese acusador fue también… él dice que estuvo allí ¿cómo me va a dar paja que estuvo allí? Eso es mentira.

 Voz en off:

El homicidio de Nicolás caló profundo en la zona rural de Tacuba. Tanto que sus habitantes prefieren guardar silencio. Un silencio impuesto por la misma violencia que calló las voces de las radios comunitarias.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit