¿Para qué sirve tener un santo?

En el caso de El Salvador -y según sus devotos- para no olvidar uno de los mensajes de Óscar Arnulfo Romero: la búsqueda implacable de la justicia. Desde El Vaticano a la plaza Barrios miles contemplaron la canonización.

Romero y la reivindicación de la iglesia más progresista

El papa Francisco se reunió con cientos de salvadoreños que llegaron a Roma para la canonización de San Romero. La misa sirvió para que el cardenal Rosa Chávez reinvindicara la iglesia que pregonaba el ahora santo.

San Salvador se vuelca con su arzobispo

Las calles de San Salvador y su corazón, la plaza situada frente a la Catedral Metropolitana, se atiborraron de devotos y admiradores de Romero, el arzobispo eterno de El Salvador.

El obispo de los olvidados ya es santo

Treinta y ocho años después de su martirio, esa iglesia, presidida hoy por otro latinoamericano, lo elevó a la cúspide de su panteón al declararlo santo. Así fue la canonización de San Óscar Arnulfo Romero este 14 de octubre de 2018.

 “Monseñor hoy sería crítico de este modelo de economía que privilegia la ganancia sobre las necesidades humanas”

Entrevista con María López Vigil, autora de Piezas para un retrato, uno de los libros más representativos de la vida del ahora San Óscar Romero.

Romero, ícono

Incómodo para unos, bandera de victoria para otros, y guía para algunos más, Monseñor sigue y seguirá presente. Indudablemente, no solo por ser un importante referente cultural de su época, sino por representar un símbolo universal.

Cuando la verdad de Romero molestaba a los medios

Hace 38 años, los principales periódicos del país arremetían contra el arzobispo Monseñor Óscar Arnulfo Romero. Hoy que ya es santo, pocos se atreven públicamente a cuestionarlo.

Un santo para una iglesia dividida

El papa ha vuelto a varios de los postulados de Medellín, Puebla y el Vaticano II, que habían sido casi desterrados por sus dos antecesores inmediatos, los mismos que dejaron congelar el proceso de canonización de Romero.

Los 912 Óscar Arnulfo

En El Salvador hay casi mil personas que se llaman Óscar Arnulfo. La mayoría -722 personas- fue asentada con esos nombres entre 1983 y 2000, después del asesinato del ahora santo de la Iglesia católica.

El noticiero del santo Romero

Esto dijo Monseñor Romero en su homilía del 14 de octubre de 1979, 39 años antes de que se convirtiera en santo de la Iglesia católica. Las denuncias de entonces no han perdido vigencia cuatro décadas después.