723 Vistas |  1

Spider-Man: el asombroso camino de un personaje de cómics a ícono de la cultura popular

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Este próximo jueves 6 de julio se estrenará en nuestro país la nueva adaptación al cine de uno de los superhéroes más universales de todos los tiempos: Spider-Man, cuya película será uno de los estrenos más taquilleros del año, ya que este personaje congregará a chicos y grandes en las salas de cine que, desde ya lo veo, estarán abarrotadas.


Aparte de personajes tan populares como Superman, Batman o Iron-Man está Spider-Man, un héroe que se ganó nuestros corazones y supo colarse en el imaginario colectivo hasta convertirse en uno de los más importantes, no solo de las páginas de los cómics, sino también de toda la cultura pop.

Pero, ¿qué hace tan especial a este personaje? Para entenderlo, tenemos que explorar sus orígenes. Revisemos la historia del cómic…

Corría el año de 1962 (la Era de Plata de los Cómics) y desde las instalaciones de la editorial Marvel Comics, “La casa de las ideas”, los legendarios Stan Lee y Steve Ditko moldeaban al personaje de Spider-Man, un superhéroe que rompería los paradigmas. Hasta ese entonces, los personajes eran generalmente adultos, millonarios, científicos, en fin, gente de éxito, pero todo cambió cuando entró en escena Spider-Man, un personaje que lograría una conexión con sus lectores como ningún personaje lo había hecho antes.

Peter Parker es un adolescente que estudia secundaria. Es muy inteligente y aplicado, aunque un poco torpe en cuanto a relaciones con otros compañeros se refiere. A menudo, Peter es víctima de bullying de parte de sus otros compañeros.

Huérfano de padre y madre, Parker vive con sus tíos (Ben y May) en los suburbios de Nueva York, donde lleva una vida modesta y rutinaria. Esta vida, nada alejada de la característica vida del adolescente estadounidense de principios de los 60, logró que Spidey se colara e instalara en los corazones de los lectores.

La vida de Peter cambia cuando sufre la mordedura de una araña radioactiva, hecho que le da los poderes que lo caracterizarán en toda su trayectoria.

Estos son:

  • Súper fuerza
  • Agilidad
  • Habilidad para adherirse a las paredes y casi cualquier superficie

Luego, tratando de aprovecharse de sus nuevas habilidades y con un improvisado traje, Spider-Man se convierte en una sensación de televisión y prensa. Sin embargo, debido a que no toma con seriedad su nuevo rol, ignora a un ladrón en fuga, quien minutos más tarde (e irónicamente) atraca a su tío Ben, asesinándolo. Luego, con dolor, Spider-Man aprende el mantra que lo seguirá por toda su carrera:

“Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”.

Con una nueva visión del mundo y de sus poderes, Peter desarrolla una tela de araña artificial con la que podrá someter a los malhechores y le permitirá desplazarse por los edificios de Nueva York con mayor facilidad. Sin embargo, Parker tendrá que hacer malabares entre su vida personal, sus estudios, la responsabilidad de cuidar de su tía May, pagar rentas y combatir el crimen en su nuevo alter ego. Este aspecto es quizá uno de los puntos que más diferencian a Spider-Man respecto a otros personajes de cómics.

El éxito que las historietas de Spider-Man dieron como producto fue tal que, a finales de los años noventa y mientras Marvel Comics atravesaba una crisis financiera que casi la lleva a la quiebra, el personaje (o al menos sus derechos cinematográficos) fueron concedidos a SONY Pictures, quienes inmediatamente contrataron al director Sam Raimi (“The evil dead”, “Darkman” y “Army of darkness”), quien decidió fichar al actor Tobey Macguire para el papel principal. Si bien ya se había visto películas basadas en superhéroes para ese entonces, Spider-Man —y en especial esta trilogía de películas— dio como resultado al primer fenómeno masivo del cine de superhéroes que vivimos actualmente.

Sobre la calidad del guion, historia y la adaptación en general es mejor no hablar; aunque cabe destacar que, si bien la película no mostró a Spider-Man en todo su esplendor, sí tuvimos la oportunidad de ver algunos de los personajes más icónicos del arácnido, como Norman Osborn, Harry Osborn, Mary Jane Watson y muchos más.

Luego de su tercera entrega —y en mi opinión la peor película de la trilogía— el camino de Tobey Macguire y Sam Raimi terminaría, entrando así en un hiato; hasta que casi diez años después aparecería una nueva adaptación, con una visión más juvenil del héroe. Se trataba de la película “The Amazing Spider Man”.

Esta nueva adaptación, de la mano del director Mark Webb (“500 days of summer”) no logró el éxito esperado por la productora y terminó ofreciendo solamente dos películas que fueron destrozadas por la crítica especializada, desaprovechando así al actor Andrew Garfield, quien podría haber interpretado al mejor Peter Parker que se había visto hasta el momento.

Para ese entonces (año 2012), Marvel Comics había sido adquirida por Disney y ya se configuraba el ‘Universo Cinematográfico de Marvel’ (UCM, por sus siglas en inglés). Es allí donde comenzamos a encontrar un verdadero desfile de superhéroes de la editorial y que terminaría en su máximo zenit con la primera película de “Los Vengadores” (2012) y “Los Vengadores: Era de Ultrón (2015).

Las películas de Marvel han tenido sus altos y bajos. Como toda producción audiovisual, dependen mucho del contexto social en el que se publica y de la accesibilidad del público que los consume. Es aquí donde apareció la película “Capitán América: Civil War”,  película que representaría el quiebre del equipo de Los Vengadores y que configuraría la fase actual de cintas de la editorial. Es acá donde Marvel Studios y Sony Pictures dan la sorpresa de incluir a Spider-Man como miembro del UCM.

Este hecho haría que Spider-Man (cuyos derechos fueron cedidos a Sony) consiguiera lo que los fans han estado esperando desde hace mucho tiempo: una adaptación que le haga honor al personaje más emblemático de la editorial.

Es ahí donde cae todo el peso en el director, Jon Watts (“Cop car”), quien es casi un desconocido del mundo cinematográfico, pero quien junto al actor Tom Holland buscará regresar la gloria al personaje que tanto aman los fanáticos. Luego Holland seguirá personificando al arácnido en todas las siguientes películas del UCM.

Otros medios

Al ser uno de los personajes más representativos, Spidey ha aparecido en distintos medios, trascendiendo las paginas de los cómics mucho antes que otros personajes. Su participación como ícono de la cultura popular ha trascendido a apariciones en caricaturas, videojuegos y un sinfín de producciones audiovisuales.

Algunas de las adaptaciones más destacadas son:

Spider-Man (Atari 1982)

Este es un videojuego de la clásica consola Atari 2600. Era muy básico, sin dejar de ser divertido. Acá tenías que usar a Spider-Man a través de edificios y esquivando las trampas que el Duende Verde va dejando para evitar tu asenso. Este fue el primer videojuego protagonizado por el arácnido y uno de los más populares de la desaparecida consola.

Spider-Man and Venom: Maximun Carnage (SNES / SEGA Genesis 1995)

Uno de los mejores videojuegos para la Super Nintendo. Del género Beat’em Up, en este título podías elegir entre Spider-Man o Venom para ir avanzando en la historia. Cabe destacar que, hasta el día de hoy, este cartucho es muy preciado por los coleccionistas.

En otras adaptaciones, puedo mencionar la participación del personaje en los videojuegos “Marvel vs Capcom”, los cuales siguen siendo muy populares entre la comunidad gamer.

Actualmente, Spider-Man regresará en una nueva aventura adaptada exclusivamente para la PS4 y que fue una de las sorpresas para la recién pasada E3 2017.

Caricaturas y serie japonesa de los años setenta

Otra de las adaptaciones que hizo popular a Spidey fue el de las caricaturas. Durante la bonanza de series televisivas de los años noventa, tuvimos la oportunidad de ver la serie animada “Spider-Man” y que se convirtió en serie de culto entre los fans.

Una de las adaptaciones más extrañas y curiosas fue la serie japonesa “Spider Man”, una serie al estilo de Tokusatsu (estilo Power Rangers o Ultraman), producida en el año 1978. Consta de 41 episodios en los que un motociclista llamado Takuya Yashamiro obtiene la identidad de Spider-Man, al descubrir una nave alienígena llamada “The Marveller”, que no solo es nave de combate sino un robot gigante con el que buscará detener al malvado ejército de la cruz de hierro, quienes quieren conquistar el universo.

¿Qué cómics leer?

Si bien Spider-Man es ampliamente conocido por sus múltiples adaptaciones, el personaje ha sido revisado en distintas etapas de las “Edades de los Cómics”. Acá te comparto los títulos que, a mi parecer, merecen ser leídos si quieres conocer más del “Amigable vecino”, Spider-Man.

“¡En las Garras del Duende!” (Amazing Spider-Man #97, 1971)

Este fue un título controversial para su época. Acá Spidey se enfrenta a la adicción a las drogas de su amigo, Harry Osborn. Es quizá la primera vez que el tema del abuso de las drogas es abordado de una manera abierta en las páginas de un cómic. Sin duda, es un must read de la colección del Spidey.

“The Night that Gwen Stacy died” (Amazing Spider-Man #121, 1973)

Uno de los cómics más duros para el arácnido. Este título es quizá uno de los más severos y definirá al personaje en adelante. Acá Spider-Man enfrentará a su archienemigo, El Duende Verde, pero también tendrá que enfrentar la culpa de no haber podido salvar a su gran amor, Gwen Stacy, quien fallece en este número.

“Spider-Man No More” (Amazing Spider-Man #50, 1967)

Directamente de la mano de Stan Lee, en este número Peter se enfrenta a la decisión más grande de su vida. Luego de luchar contra el crimen, ser perseguido por la policía, tratar de terminar su carrera y conseguir un trabajo decente, Spidey termina renunciando a la identidad de Spider-Man. Es acá donde veremos una de las reflexiones más profundas jamás colocadas en las páginas de un cómic:

“Cuando me convertí en Spider-Man, sólo era un adolescente irreflexivo. Pero han pasado los años, y el mundo ha cambiado… Y tarde o temprano, todo muchacho debe abandonar sus juguetes y convertirse en hombre”.

“Amazing Fantasy #15” (1962)

Muy bueno. Hay que leerlo. Esta es la primera aparición de Spider-Man y el origen de la historia del superhéroe.

¿Necesitan más razones para buscarlo?


En definitiva, Spider-Man es de uno de los superhéroes destinados a continuar apareciendo y que ya están inmortalizados en el imaginario colectivo de la cultura pop. El arácnido ha logrado lo que quizá ningún superhéroe: conectarse con sus lectores de manera que su máximo legado no sean los millones de dólares recaudados en taquillas, ni la memorabilia, mucho menos ser uno de los más populares de la actualidad; su máximo legado es el de haber saltado de las páginas de los cómics y haberse convertido en un ícono, un amigo, alguien en quien nos podemos identificar.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Comics