4681 Vistas |  1

La soledad de Hugo

Foto FACTUM/Rodrigo Baires


La casa de campaña del FMLN parecía una funeraria. La Casona, situada cerca del redondel Masferrer, en San Salvador, comenzó a ser abandonada a las siete de la noche de este domingo 3 de febrero, cuando la derrota solo esperaba el formalismo de una confirmación. Afuera, los militantes de rojo, fumando cigarrillos y hablando en voz baja, digerían lo que se gestaba: el FMLN estaba por cosechar su peor votación desde 1994, cuando participó por primera vez en unas elecciones presidenciales.

Los resultados, además, estaban todavía muy lejos del medio millón de votos alcanzado en las pasadas elecciones legislativas de 2018, un resultado que fue considerado como una derrota para el partido en el gobierno.

La diputada Nidia Díaz se asomó a la puerta principal a las 7:20. Buscaba al también diputado Jorge Shafick Handal Vega. No lo encontró y se negó a dar declaraciones a la prensa. “La fórmula hablará hasta tener resultados del TSE”, dijo un representante de la unidad de prensa del partido.

Dos horas después,  justo cuando Nayib Bukele se proclamaba ganador, la fórmula presidencial del FMLN se plantó frente a un grupo de periodistas. Hugo Martínez y Karina Sosa fueron acompañados por simpatizantes y equipo de campaña: ningún miembro de la dirigencia, que estaban en el mismo recinto, apareció con los candidatos.

 

“Esperamos que esta decisión que ha tomado el pueblo salvadoreño sea tomada con humildad por todos los contendientes. Nosotros la tomamos con humildad”, dijo Martínez, excanciller en los dos gobiernos del FMLN.

Una vigilante del FMLN parte del conteo de votos de las elecciones presidenciales 2019 en el salón de usos múltiples del Centro Escolar Walther Thilo Deninger, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad, El Salvador.

Su discurso ensalzó el trabajo de los seguidores efemelenistas, pero no reconoció con nombre y apellido la victoria de Bukele. Martínez dijo la votación del 3F estuvo por abajo del récord histórico de participación y eso era un mensaje que los electores estaban mandando a los candidatos y a los partidos.

¿Se preveían cambios en el partido en el corto plazo? “No podemos entrar a un proceso de reflexión que debe ser profundo, que debe de analizar cada uno de los mensajes, en apenas unos minutos que tenemos de estar conociendo las tendencias de los resultados. Así que en el momento que sea oportuno nosotros vamos a profundizar y vamos a ofrecer también planteamientos concretos de cuáles son las lecciones aprendidas y cuáles son las medias y cuál es el rumbo”, dijo el candidato.

No hubo espacio para analizar cómo el FMLN mermó su caudal de votos. No hubo explicación para los 356 mil votos de este 3 de febrero frente al millón 495 mil obtenidos por Salvador Sánchez Cerén, en la segunda vuelta de las elecciones de 2014.

De ahí regresó a su posición inicial. Como fórmula, les correspondía a ellos dos reconocer los resultados. “Las medidas, acciones y decisiones se comunicarán en el ‘devenir del tiempo’ y  las irá comunicando cada quién como le corresponde”, añadió Martínez.

Minutos después de dar por terminada la conferencia de prensa, el diputado Carlos Ruiz secundó a la fórmula. Le tocaba a ellos dar las declaraciones puntuales sobre los resultados electorales. Tras él salió Medardo González, secretario general del FMLN. Al ser abordado por los periodistas fue tajante. “Yo ya me voy”, dijo y sin mediar palabra alguna se marchó.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.