3529 Vistas |  1

Rompiendo El Silencio: “Son contados los que quieren que se vea bien el rap”

El dúo de rap salvadoreño Rompiendo El Silencio liberó su quinta producción, titulada “Salí del suelo” (2018), un álbum autogestionado y autoproducido. Los viejos conocidos de la escena de hip hop salvadoreño develan un nuevo rostro: oscuro, pero también reflexivo y agradecido. 

Fotos FACTUM/Gerson Nájera


Los dos miembros de Rompiendo El Silencio están satisfechos con su nuevo disco y lo ven como un motivo más para seguir aprendiendo, trabajando y creciendo. El dúo está conformado por Luis Zavaleta [A.K.A. Luigui Doze] y Alberto Montiel [A.K.A. Alber Todo]. Luigui empezó en el hip hop en 2006, rapeando. Un año después le interesó la grabación y, finalmente, en 2008, agregó a su currículo la producción de bases instrumentales para rap, que fue la música que lo llevó a Guatemala, Nicaragua, México y Panamá. Luigi participó en festivales y batallas de freestyle rap, mientras que Alber Todo inició con el grafiti, uno de los elementos del hip hop que terminó por acercarle a esta cultura. En 2009, Alber supo de la existencia de raperos en El Salvador y empezó a trabajar sus primeros temas. 

Dos años después, Luigui y Alber coincidieron en un evento en el que ambos quedaron impresionados por el trabajo del otro. Luigui por la forma de rapear de Alber, y este por el disco  autoproducido de Luigui, así que lo convencería para trabajar, años después, en el álbum debut de Alber Todo.

Ahí inició la camaradería que luego replicaron en los escenarios y que culminó en la grabación de una canción juntos: “Tengo un recordatorio”, que rápidamente fue adoptada por la escena de rap salvadoreña. Finalmente constituyeron Rompiendo El Silencio, el dueto con el que han parido cinco discos entre 2013 y 2018 . También han compartido con destacados raperos, como Portavoz  (Chile), Rapsusklei (España) o Norick (Perú), ganando notoriedad tanto en la escena local como en la internacional.

La producción general del disco “Salí del suelo” estuvo a cargo de Luigui, quien contó con la colaboración del reconocido productor salvadoreño, Omnionn, de Pescozada, mismo que le dio “su bendición” al resultado final, no sin antes sugerir algunos cambios.

Aunque tienen la pinta de consumidores fundamentalistas de rap, los dos poseen diferentes influencias fuera del género. Alber Todo es muy fanático del reggae y del ska; mientras que Luigui gusta de cumbia, salsa y boleros. Esto también aporta a su sello musical.

Para conocer más detalles del álbum “Salí del Suelo”, Revista Factum conversó con  Rompiendo El Silencio. 


¿Qué querían documentar en este disco?

Luigui Doze: En el disco pasado hay una canción llamada “Salí del Suelo”, que la canta Alber Todo. Esa frase (el nombre de la canción) es una de las que más me ha impactado, más me ha gustado. La he hecho mía. Entonces le dije que quería que el disco se titulara así. Porque para nosotros es un disco que nos ha puesto en la luz de varios países, nos ha puesto a nivel de Centroamérica como uno de los mejores discos. El concepto que lleva este [nuevo] disco es poder salir de abajo. Nosotros venimos desde no tener equipo para grabar. La frase también es una invitación: ¡Salí del suelo! Tanto para uno como para el resto. 

“El sonido de bombo y caja nos da ventaja” dice Luigui en la canción “Fusión”. Cito esta línea porque el disco es básicamente boom bap. ¿Les interesa trabajar solo en esa línea? 

Luigui Doze: Nos interesa y al mismo tiempo estamos abiertos a cambiar. Nos interesa porque Rompiendo El Silencio fue creado por eso, porque siempre nos caracterizamos por ser agresivos, por tener liricas crudas, de protesta, por decir las cosas tal como son. Una de nuestras canciones emblemas es “La Chota”, escrita por Alber Todo. Es algo explícito. La hemos cantado y nos han cortado el sonido. Hemos tenido problemas con la policía. Por eso es «romper el silencio», decir lo que nadie quiere decir. Siempre alguien hace algo de fiesta o hace algo romántico o algo así. En este disco usamos esa línea del boom bap porque para nosotros es significativo: es como un sonido de guerra. 

En comparación a su trabajo anterior, “Delta Nueve, Vol. 1” (2017), este tiene una atmósfera aún más oscura… ¿no?

Alber Todo: Sí. Eso es algo que ya nos han dicho algunas personas. Es como algo un poco más oscuro, por las instrumentales y por lo que dicen las letras. Nosotros tratamos de experimentar un poco y hacer un par de cosas distintas a las temáticas que siempre hacemos. Por ejemplo, en la última canción del disco intentamos que llevara un poco de melodía, algo que yo nunca había hecho: tratar de hacer el coro un poco cantadito y, prácticamente, redactar lo que nos costó llegar hasta acá y el hecho de querer dejar una huella. Por eso la pusimos al final, porque solo  quedará la historia, como dice la canción, lo que nosotros hagamos y lo que dejemos plasmado en la música. Sí creo que tenés mucha razón cuando decís que es un poco diferente.  

Luigui Doze: Hemos pasado años bien duros. En cuanto a la ejecución de los conciertos y la producción de los eventos y muchas cosas que quizá la gente no sabe. Hemos pasado unos tiempos de verdad para tirar la toalla. Hemos tenido discusiones. Momentos que yo creo que son los más duros que hemos pasado. Y las canciones hablan de esos momentos. 2016 y 2017 fueron años demasiado duros y eso está plasmado en el disco.

Pero también hay una contraparte en el álbum. Es decir, hay una narrativa oscura pero también hay mucho agradecimiento al rap como una herramienta para superar esos momentos malos. ¿Qué significa para ustedes el rap?

Luigui Doze: El rap es mi amigo. Es una persona, para mí. Ha estado ahí, en los momentos buenos y en los momentos malos. Es como un hermano. No lo tomo tanto como una cultura o algo así; lo tomo como una persona que me ha ayudado a salir de los peores momentos. O también ha estado en mis mejores momentos y ha disfrutado todos los éxitos. Porque también me ha dado muchas alegrías; me ha dado amigos; me ha dado hermanos. 

 Alber Todo: A mí el rap me enseñó a ser la persona que soy. Puede ser como un consejero cuando te ponés a escuchar la música y todo; no solo lo que nosotros hacemos, sino lo que los demás hacen; y que es algo con lo que me identifico. No sé dónde estaría si no lo hubiera conocido. A saber en qué anduviera, si de buena o mala manera. Es algo en lo que me puedo desahogar, algo en lo que me puedo expresar y, más que todo, algo con lo que sé que le puedo transmitir un mensaje a otra persona. Decirle que puede salir adelante, que no se estanque. Es una oportunidad para dar un mensaje positivo a alguien más. 

En el disco hay colaboraciones con otros raperos y con otros productores. ¿Es importante ese intercambio para ustedes?

Alber Todo: Es como subir un peldaño en nuestra carrera, en la trayectoria que llevamos, el hecho de poder hacer colaboraciones con personas que tienen mucho más tiempo que nosotros o con personas que admiramos y que escuchamos la música que hacen. Para nosotros es ir avanzando y que nos puedan tomar en cuenta en otros países. Hay colaboraciones de Perú, Colombia, España, Nicaragua, etc. Es un triunfo, pues, básicamente. 

¿Cómo ven a la escena de rap en El Salvador?

Alber Todo: Yo siento que ha crecido bastante. De unos tres o cuatro años han surgido muchos grupos. No todos lo hacen de manera profesional, pero hay muchos que lo están haciendo bien. Se toman el tiempo, invierten tanto en los videos como en los discos. Desde que empecé hasta el momento, va por buen camino. 

Luigui Doze: Ha crecido, sí, pero no como yo esperaba, la verdad. Como decía Alber Todo, son bien poquitas las personas que quieren profesionalizar esto. Son contados los que quieren que se vea bien el rap. La mayoría se graban con el celular y ya estuvo. Tiran una canción solo rapeando con una bocina atrás. Con una mano puedo contar los que sí quieren grabar un buen video o al menos llegan a alguna radio o televisión. Y eso que las radios se han abierto un poco más, igual en los programas de televisión. Yo siempre hago un llamado a todos: traten de hacer bien las cosas, apoyen a la gente que hace beats, cómprenles una instrumental, inviertan en sus cosas. 

Ahora que ya salieron del suelo, ¿cuál es la siguiente etapa?

Luigui Doze: La siguiente etapa es presentar el disco tanto en el país como en Centroamérica. Y hasta donde se pueda. Queremos darle, tener más shows e ir a otras partes. 

Alber Todo: Poder salir del país. Representar tanto a nuestro grupo como a la música nacional. Seguir escalando, seguir haciendo más música. No conformarnos. Seguir en el aprendizaje. Esas son nuestras metas.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Música