734 Vistas |  1

Ready Player One: Spielberg regresa triunfal a la ciencia ficción

Inspirado en un fenómeno masivo de la literatura moderna, Steven Allan Spielberg encontró en Ready Player One la llave para volver triunfal al género cinematográfico que más gloria le otorgó en el pasado. La ciencia ficción y Spielberg vuelven a caminar de la mano con esta película que actualmente se exhibe en las carteleras de cine de nuestro país.


Durante la efervescencia del cine de la década de los años ochenta, el apellido Spielberg garantizaba éxitos en taquilla y clásicos del género de la ciencia ficción. Sin embargo, a medida fue pasando el tiempo, ese éxito se fue extinguiendo como si acaso la llama de la creatividad hubiera ido abandonando al director. Fue como si la vertiginosidad de la tecnología en los tiempos actuales lo dejaran sin muchas ideas que lo mantuvieran vigente.

Pero la historia cambiaría. Apenas al comienzo de la presente década, en el año 2011, el escritor Ernest Cline sacó a la venta la novela Ready Player One, un libro que rápidamente se convirtió en un best seller, manteniéndose en la lista de los más vendidos durante varias semanas. La novela se publicó en más de 50 países y el éxito que obtuvo en ventas fue la primera carta de presentación que la llevó luego a convertirse en un guion cinematográfico.

Spielberg y Cline estaban destinados a juntar sus talentos.

Una historia como la que narra  Ready Player One debía llegar al cine, ¿y de qué mejor forma que bajo la dirección de quien forjó en gran parte el cine de los años de gloria de la ciencia ficción? A Steven Spielberg le hicieron llegar el borrador del guion y luego la novela. Entonces él decidió embarcarse en la realización del proyecto.

La historia de Ready Player One está ambientada en el futuro, en un distópico año 2045, pero al mismo tiempo está cargada de referencias a la cultura pop de los años ochenta y noventa, siendo este el eje central de la historia. He ahí su particularidad y lo que la hace coquetear incluso con el retro futurismo. Es un juego de tiempos: RPO te cuenta una historia del futuro mostrando tu presente como su pasado.

En palabras del propio director:

“Me enviaron el libro y también el guión, que leí primero. Me cautivó por completo la idea de esta yuxtaposición de dos mundos. Luego leí el libro y realmente me echó, porque era muy profundo y con tantas capas. Fue esotérico; fue aterrador; era accesible… ¡Estaba enganchado!”

¿De qué trata Ready Player One?

En el año 2045, el mundo real es un lugar duro. La única vez que Wade Watts (Tye Sheridan) realmente se siente vivo es cuando escapa al OASIS, un universo virtual inmersivo donde la mayoría de la humanidad pasa sus días. Ahí podés ir a cualquier lado, hacer cualquier cosa, ser cualquiera; las únicas limitaciones yacen en tu propia imaginación. Este mundo fantástico fue creado por el brillante y excéntrico James Halliday (Mark Rylance), quien dejó su inmensa fortuna y control total del juego al ganador de un concurso de tres partes que diseñó para encontrar un digno heredero. Cuando Wade conquista el primer desafío de la búsqueda del tesoro, él y sus amigos, conocidos como los High Five, son arrojados a un universo fantástico de descubrimiento y peligro para salvar el OASIS.

En el mundo  de los videojuegos existe algo llamado “Easter Egg” —es decir, “un huevo de pascua”—. Este término proviene de la cultura norteamericana y su tradicional “búsqueda de los huevos de pascua”, que implica que los niños busquen pequeños huevos de dulce escondidos en los jardines y zonas abiertas, durante la celebración de las fiestas de la Pascua. Pues bien, eso es precisamente lo que sucede en el mundo de los videojuegos, donde los desarrolladores esconden pequeños guiños en sus obras, referencias a otros juegos u obras, pequeños detalles que revelan más sobre la personalidad de los programadores o creadores de los juegos.

El primer videojuego que tuvo un easter egg fue Adventure, el videojuego de Atari 2600. Su diseñador, Warren Robinett, había creado una habitación secreta dentro del juego donde se podía leer su nombre. Era la primera vez que se encontraba algo dentro de un mundo virtual escondido por el creador de ese mundo.

Esta tendencia se exportó a otro tipo de obras, como comics, series y películas. Y es así como la película se convierte en un verdadero festín de referencias que los fans tendrán que ver una y otra vez  para identificar a los distintos personajes que aparecen en esta; al fin y al cabo, es un mundo donde Hello Kitty podría conducir un batimovil, mientras compite en una carrera contra Ryu de Street Fighter. En este mundo, las posibilidades son infinitas.

Y es precisamente por esto —la diversidad de cameos y personajes— que el solo hecho de obtener los derechos de todos ellos tomó más de dos años a la productora para lograr las autorizaciones. Pero seamos francos: no se puede hacer una película sorbre easter eggs sin disponer de ellos.

Sobre la historia, podemos decir que Ready Player One es entretenida, divertida y de fácil comprensión. Acá no se buscará responder grandes interrogantes o romper esquemas. Esta es una película sobre un juego y, como tal, se mantiene en ese nivel.

Hay varios aspectos de la trama que revelan las influencias del autor, que si bien basa su historia en la cultura pop norteamericana de los ochenta, también muestra algunas referfencias al anime de la misma época. Por ejemplo, el modelo del “grupo de niños elegidos” al estilo de Digimon o la trama de la historia de un mundo virtual amenazado al estilo de Sword Art Online o Hack/Sign, series que no dudo que dieron gran influencia en el desarrollo de esta historia.

Ready Player One es un regalo a los fans de la cultura geek. Desde el soundtrack —del compositor nominado al premio Oscar, Alan Silvestri— hasta los cameos a la aparición de videojuegos clásicos de la gran (y extinta) Atari.

Una de las partes más interesantes de este filme es que explora el mensaje de ser quien eres. Esta es una historia sobre personas que escapan de la realidad y se relacionan con gente, forman relaciones, emociones y conflictos en un mundo que no es real, pero que tiene más valor para ellos que la realidad misma. Ese es quizá el mensaje más fuerte de esta historia, lo que la convierte en una de las mejores peliculas de ciencia ficción de los últimos años.

Ready Player One viene a irrumpir con la fuerza de las grandes obras del género en una época donde la creatividad en Hollywood parece dormida y donde solo un gigante como Spielberg ha podido despertarla.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Cine