4827 Vistas |  2

Rais: “Tenemos con (el exfiscal) una relación muy, muy cordial”

El empresario salvadoreño Enrique Rais dijo que todo es una novela. Que toda la investigación en torno a los aviones de su propiedad en los que se encontró rastros de droga, según el condado de Martin (en Florida) y la Administración para el Control de Drogas (DEA), es un invento para hacerlo ver mal. Así lo dijo la mañana del 27 de abril, en una conferencia de prensa en el Centro Judicial de San Salvador. 

Lo cierto es que entre los días 10 y 15 de marzo, cuatro aeronaves propiedad de Rais – tres aviones y un helicóptero – fueron intervenidas por agentes policiales del condado de Martin, acompañados de agentes de la DEA y con soporte del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Así consta en un documento judicial -y público- que el alguacil de ese condado, William D. Snyder, presentó ante una jueza local el pasado 21 de abril. 

Dos perros antinarcóticos del condado de Martin dieron señales positivas de rastros de narcóticos en dos de los aviones inscritos a nombres de empresas que, según la DEA, han sido usadas como “fachadas” por Rais para ocultar que él es el verdadero propietario.

La solicitud de incautación contra las aeronaves de Rais fue dada a conocer por Factum el martes 26 de abril. La noche de ese mismo día, el empresario convocó a una conferencia de prensa en los tribunales de San Salvador para el día siguiente. El miércoles, Rais no negó que los aviones en los que las autoridades estadounidenses han encontrado rastros de droga sean de su propiedad, pero sí aprovechó para cuestionar a Óscar, el perro antinarcóticos del condado de Martin.

“Óscar es un perro que está en entrenamiento”, fue la primera frase con la que Rais intentó botar las pruebas en su contra ante la prensa. Pero no paró ahí. También puso en duda la “palabra” del can. “El perro no habla bajo juramento sino que puede ser (que) ladró, se sentó o excavó algo”, dijo Rais.

“No se encontraron, es totalmente falso. Lo que hay es una positiva probabilidad que un perro, Óscar, que además está en entrenamiento”, insitió Rais ante las cámaras.

La petición de incautación, avalada por la jueza Barbara Bronis, añade, sin embargo, que no solo fue Óscar quien dio positivo a los rastros de narcóticos; también lo hizo otro perro, Bingo, en días distintos. Desde el condado de Martin, ante una solicitud de información de Insight Crime, aclararon que Óscar es “un perro de detección certificado con adiestramiento completo”.

Su relación con el exfiscal

En noviembre del 2014, Factum reveló que uno de los usuarios favoritos de los aviones de Rais fue el ex fiscal general de la República, Luis Martínez.

La primera reacción de Martínez fue decir que todo se trataba de un tema “banal”, y que no tenía sentido ser cuestionado. Sin embargo, al mismo tiempo que el exfiscal viajaba en los aviones de Rais, las acusaciones en contra del empresario se iban desvaneciendo y las demandas en contra de sus adversarios se robustecían.

El problema, en resúmen, era que dos empresarios canadienses aseguraban que Rais les debía $25 millones, mientras que Rais decía que ya les había pagado y que todo se trataba de una extrosión “a gran nivel”. Por su parte, con el uso de los aviones de por medio, la Fiscalía se dedicó a investigar desde la versión de Rais y las demandas en su contra fueron archivadas.

Casi un año y medio después, este miércoles 27 de abril, Rais aceptó públicamente que sus aviones fueron ocupados por la Fiscalía para investigar a los canadienses, pero además para viajes personales del exfiscal Martínez y de su familia.

“En una ocasión, para el matrimonio de mi hija, no solo (viajó) él, sino que tuvimos una fiesta muy grande. Éramos aproximadamente 600 personas y él fue uno de los invitados. Tenemos una relación muy muy cordial”, explicó Rais ante los medios de comunicación.

Pero eso no es todo. El mismo día que intentó negar la investigación sobre los rastros de droga en sus aviones, Rais aseguró que funcionarios y exfuncionarios habían usado sus aviones.

Durante la conferencia de prensa improvisada en los tribunales de San Salvador mencionó con nombre y apellido a José Luis Merino, dirigente del partido en gobierno, el FMLN.

En la noche del mismo día, luego de haber hablado al menos ante una docena de medios de comunicación, Rais asistió a una entrevista en canal 33. Volvió a señalar a más ex funcionarios como el expresidente Mauricio Funes y la ex primera dama, Vanda Pignato.

“Fue en una ocasión que hubo una emergencia por la gravedad del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez”, dijo. Y explicó así el episodio: “en esa ocasión tuvieron que salir de emergencia, entonces yo puse de inmediato a disposición mis aviones. De hecho, recuerdo que fue bien de noche que salieron”.

 

 

 

 

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.