1217 Vistas |  Like

“Ocean’s 8”: la venganza de la niña mala

Share this...

Sandra Bullock encabeza un reparto femenino de nivel en una película que entretiene con un humor muy femenino, inteligente y provocador.


En los últimos años, la carga cinematográfica de superhéroes y villanos, con escenas épicas y surreales, nos ha llevado a tomar bando por los buenos o por los malos. Así ocurrió hasta que regresaron los antihéroes. Nos pasó con Deadpool, y con también con el Escuadrón Suicida y Harley Quinn, encarnada por Margot Robbie. Todos tenemos un lado oscuro, todos fantaseamos con nuestros límites entre el bien y el mal, todos nos preguntamos qué pasaría si uno de nuestros actos estuviera fuera de lo permitido, de lo políticamente correcto. Y no hablamos de palabras o pensamientos sino del plano de la acción, de realizar un hecho que nos lleve a tomar algo que no es nuestro y por lo que podemos pasar una temporada a la sombra de una celda.

El regreso de Debbie Ocean —la hermana de Danny Ocean, el mismo de la trilogía de La Gran Estafa que protagonizó George Clooney— después de cinco años en la cárcel y con el corazón roto, sirve para alcanzar una elegante venganza al desamor, y también para reivindicar el sentido extremo de la conciencia femenina: ¿hasta dónde es capaz una mujer ante una sociedad que siempre o casi siempre soslaya su potencial? Pero tampoco se trata de un filme feminista, a no ser que dentro de éste exista un nuevo movimiento que esté próximo al lujo exacerbado, mansiones, perfumes y joyas. 

Estoy casi seguro de que esta película, con un sinfín de chistes y guiños a estafas jocosas que hicieron reír a toda la sala en su estreno (principalmente a las mujeres), no ganará ningún Oscar, pero hará espacio en la memoria de muchos por un elenco espectacular encabezado por Bullock; y acompañada de Cate Blanchett, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway, Sarah Paulson, Elizabeth Banks, Awkwafina, Rihanna y Mindy Kaling. Todas ellas son quizá de las mejores actrices del Hollywood contemporáneo. 

La Gala Met de Nueva York es la cumbre de la gran estafa, el nuevo golpe del siglo en la que Ocean pone a prueba su teoría de cinco años y un par de siglos de segregación por los baños para hombres y mujeres, un retoque a un ángulo muerto (casi spoiler) para robar un collar de 120 millones de dólares y unas joyas más.

Sobre el elenco, Rihanna demuestra que no tendrá un paso fugaz por la gran pantalla; Bonham Carter, aunque es clave en el desarrollo de la trama, no deja de seguir encajada en las cintas de Tim Burton; y es Hathaway quien realmente sorprende para ponerse a la altura de las ganadoras del Oscar, Bullock y Blanchett, sobre quienes recae la película del director Gary Ross, quien sigue el spin-off de Steven Soderbergh.

El método de Ross no sólo sirvió para esta cinta, seguramente habrá otra secuela de las estafadoras por algunas razones: reivindica a las mujeres, sacándolas del plano de la subestimación criminal —y lo anterior lo escribo riendo, porque la película me gustó—, tiene buen sarcasmo y humor y, por último, no hace falta Clooney, por más referencias que se hagan a la trilogía, porque estamos ante un parteaguas de la historia original.


Ocean’s 8

Director: Gary Ross

Reparto: Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Mindy Kaling, Sarah Paulson, Rihanna, Helena Bonham Carter, Awkwafina, Richard Armitage

Género: Comedia

Duración: 1 hora 50 minutos

País: Estados Unidos

Calificación: 7

 

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Cine