2338 Vistas |  Like

El coronel Montano aterrizó en España para ser juzgado por el Caso Jesuitas

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Montano llegó la madrugada de este miércoles a España procedente de Estados Unidos, en virtud de la extradición ordenada por un tribunal del país americano. El exmilitar salvadoreño está acusado de delitos de terrorismo y asesinato por su participación, como viceministro de Seguridad, en la masacre de seis sacerdotes jesuitas, una de sus empleadas y la hija de ésta en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en noviembre de 1989.

Foto FACTUM/ICE


Madrid, España. El coronel Inocente Orlando Montano será juzgado en España por la masacre de la UCA. Tras su llegada, fue trasladado desde el aeropuerto directamente a una prisión cercana a Madrid, donde el jueves 30 de noviembre prestará declaración ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional Española. Este tribunal pidió su extradición a Estados Unidos, tras lo cual fue detenido en ese país y fue condenado además por delitos migratorios.

Tras seguirse el procedimiento y pasar casi dos años en prisión, finalmente la extradición se ha hecho efectiva. Era un paso imprescindible para que este caso tuviera continuidad.

Tras admitir la querella, en 2011, el entonces titular del juzgado número 6, Eloy Velasco, acusó y pidió varias veces la extradición de hasta 20 exmiembros de la cúpula militar a El Salvador, aunque el país se negó siquiera a detenerlos por diferentes razones. En agosto de ese año, el Ministerio de Defensa protegió a nueve de ellos en la Brigada de Seguridad Militar para evitar que se produjera su detención. El presidente entonces era Mauricio Funes, de la exguerrilla FMLN, que siempre condenó la masacre y exigió justicia por el crimen. Después, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) denegó las extradiciones. En el caso de Montano, que vivía en Estados Unidos, no hubo posibilidad de que la CSJ o el gobierno salvadoreño bloquearan el procedimiento.

La causa toma así un nuevo cariz, ya que con la sola presencia de uno de los acusados podrá ser juzgado en este tribunal el caso de los jesuitas, conocido en España como Caso Ellacuría, en referencia al exrector de la UCA Ignacio Ellacuría, uno de los cinco sacerdotes españoles asesinados el 16 de noviembre de 1989.

La Audiencia Nacional se declaró competente a finales de 2008 para llevar dicho caso, tras una querella presentada por dos abogados de la Asociación pro Derechos Humanos de España (Apdhe) y el Center for Justice & Acountability, dado que cinco de los religiosos asesinados eran de nacionalidad española.

Estos abogados eran Manuel Ollé y Almudena Bernabéu. Ambos declaran hoy sentirse contentos. “Hoy es un buen día”, comentaba a primera hora de la mañana Bernabéu, poco después de que Montano aterrizara en el Aeropuerto Adolfo Suárez Barajas de Madrid.

Tal como explica Manuel Ollé, ahora se abre un proceso largo, con numerosas fases procesales, pero será el primero que juzgará de forma efectiva, lejos de las presiones de poderes fácticos salvadoreños, esta masacre que cambió el curso de la Guerra Civil por su repercusión en todo el mundo.

Montano será presentado ante el juez Manuel García Castellón en lo que técnicamente se llama declaración indagatoria, en la que se le informará de los cargos que pesan contra él. Tras un periodo para recursos de defensa y acusaciones, el caso pasará a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que nombrará un tribunal con tres magistrados que llevará la fase oral del juicio. El proceso de instrucción se ha extendido durante casi nueve años y hay muchas pruebas que analizar, con lo que demorará unos meses hasta que empiecen las declaraciones ante los jueces de acusado y testigos.

El coronel Inocente Orlando Montano. Foto FACTUM/Archivo

El hecho de que Montano se siente ante el tribunal implica que éste juzgará a todos los acusados. Es decir, si termina en condena, no solo Montano será condenado, sino también todo el resto de la cúpula del ejército que supuestamente ordenó que el Batallón Atlacatl entrara en la UCA y asesinara a Ellacuría y otros cinco padres jesuitas “sin dejar testigos” en la madrugada del 16 de noviembre de 1989.

Por otra parte, según cómo avance el juicio, con las declaraciones de diferentes testigos, así como pruebas documentales que se han ido aportando, se puede dar la circunstancia de que el expresidente de la República, Alfredo Cristiani, sea incluido entre los acusados, bien por complicidad o bien por encubrimiento. Es algo que la acusación ha solicitado en repetidas ocasiones durante la fase de instrucción.

Cristiani era el jefe supremo de la Fuerza Armada y, según documentos y testimonios que son parte del sumario, hay indicios de que podría haber sido informado por el alto mando de la decisión de asesinar a los jesuitas antes de que se diera el hecho, la noche del 15 de noviembre de 1989.

Han pasado 28 años de aquella madrugada y nueve desde que se interpuso la querella que daba inicio al proceso en España. A pesar de la resistencia del Estado Salvadoreño, el proceso se encamina hacia el enjuiciamiento de la cúpula del ejército en aquel momento. Está por ver si también llegará a salpicar penalmente al llamado presidente de la paz.

En Estados Unidos, el Departamento de Justicia comentó este miércoles la extradición de Montano, de 74 años, a España. “La extradición de hoy demuestra nuestro firme compromiso de cumplir con nuestras obligaciones en virtud de los tratados de extradición. Como resultado, un presunto violador de los derechos humanos ahora enfrentará la justicia en España”, dijo el fiscal general interino John P. Cronan. 

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit