1504 Vistas |  4

Los X-Men y la metáfora de la lucha por la igualdad

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Este mayo llega una nueva aventura cinematográfica de los “X-Men”, el grupo de superhéroes de Marvel Comics cuyos derechos fílmicos pertenecen a 20th Century Fox y cuyas películas han recaudado millones de dólares alrededor del mundo. En esta ocasión el grupo de mutantes del profesor Charles Xavier enfrentará a Apocalipsis, el mutante más antiguo y poderoso de la historia. Es seguro que este será otro blockbuster arrasador, que cerrará la etapa del director Bryan Singer al frente de estas producciones con bombo y platillo.

Y no es para menos: X-Men es uno de los grupos de súper héroes más queridos y reconocidos tanto por los fans como por los no tan fanáticos de los cómics; casi cualquier persona que nació en el periodo entre 1980 y 2000 no tendría ningún problema en identificar a Wolverine, Storm, Cyclops, Gambit, al Profesor X, Jean Grey o incluso a Bestia. ¿Por qué este grupo de súper héroes está tan arraigado en nosotros? ¿Cómo un cómic sigue tan vigente a pesar de haber sido lanzado en el año de 1965? ¿Cuál es la clave de su éxito? ¿Por qué, a pesar de tener más de 50 años, estas historias aún tocan las fibras de nuestra sociedad?

X-Men cuenta con un atractivo diseño de personajes e ilustraciones, tiene historias bien estructuradas y entretenidas, y también cuenta con peleas icónicas. Podríamos decir todo esto y no estaríamos del todo equivocados. Sin embargo, la respuesta es más simple: la razón del éxito del cómic de X-Men es que como sociedad no hemos avanzado lo suficiente para superar la desigualdad y está historia nos la restriega en nuestras caras.

Olvidemos por un momento los súper poderes y los trajes de espandex; si removemos estos elementos de la historia obtendremos a un grupo de personas que por ser diferentes son discriminadas, y cuya principal lucha es reivindicar sus derechos civiles. Entendemos entonces que el enemigo principal de los X-Men es la discriminación.

Como comentaba en el artículo anterior sobre el Capitán América y el reflejo de los miedos de la sociedad estadounidense, los comics son un reflejo, como cualquier producto cultural, de la sociedad en la que se desarrollan;  las historias son nada más metáforas muy bien trabajadas para criticar, ensalzar o enarbolar banderas de lucha, generalmente enfocadas en temas que van desde lo existencialista hasta lo político. X-Men no es la excepción. Es sobre este ángulo de la narrativa que quiero comentar.

Pero antes, un poco de historia.

Corría el año de 1963. Desde los prolíficos escritorios del guionista Stan Lee y del ilustrador Jack Kirby saldría este comic que buscaba contar la tensión racial que se vivía en esa época. En un principio se suponía que la serie se llamará “The Mutants”, título que no cuajaría y que no vería la luz. El nombre fallido, sin embargo, ya daba una visión que revolucionaría los comics como se conocían hasta ese dia.

XMen1En ese entonces, la mayoría de superhéroes o eran extraterrestres (como Súperman) o eran producto de algún accidente de laboratorio (como Flash o Hulk, de la misma editorial y que había salido un año antes) o millonarios con alma de vigilante (como Batman, por ejemplo). Nombrar a una persona ‘’mutante’’ introducía una categoría completamente nueva: muchos aspectos comunes y corrientes, de clase obrera o simples adolescentes; personajes que eran en términos generales humanos, pero diferentes. Si la historia de la humanidad nos ha enseñado algo es que por regla general cuando la sociedad ve algo que no va con sus precepto de ‘’normalidad’’ suele temerle, y si le teme posiblemente lo persiga y lo ataque. Por eso el adjetivo de mutante quedaba como anillo al dedo. El término, valga la aclaración, se había popularizado en las revistas de género ‘’Pulp” o en películas de terror del cine clase B, por lo que se le se asociaba a monstruos, criaturas horribles y deformadas, pero sobre todo, malvadas, o por lo menos, peligrosas. Es allí donde reside una de las grandes analogías de esta historia.

Cuando el cómic de los X-Men salió a la venta, la acogida no fue la mejor; de hecho, la serie fue cancelada un tiempo después en 1970. No fue hasta e1975, cuando el cómic fue relanzado con un nuevo grupo de mutantes, que lograría alcanzar el honor de ser de los más vendidos y queridos por el público.  Hoy la historia cuenta con diferentes adaptaciones cinematográficas, figuras de acción, distintos videojuegos, y todo tipo de parafernalia que se nos pueda imaginar.

¿De qué trata los X-Men?

La premisa de la historia es en sí misma bastante simple. Nos cuenta que a diferencia de lo que se creía, los seres humanos continuaron evolucionando, adaptándose a distintas condiciones climáticas o a la exposición de eventos radiactivos (en muchas ocasiones, en el cómic se argumenta que la explosión de las bombas atómicas de Nagasaki e Hiroshima hicieron proliferar la aparición de mutantes en el planeta), lo que hace que muchas personas, al alcanzar la pubertad, experimenten ‘’mutaciones’’ que los dota de alguna habilidad especial. Los mutantes obtienen fuerza, forma animaloide, poderes psíquicos, la habilidad de volar o de cambiar de forma a voluntad, o de sanar a velocidades sobrehumanas. No hay límites.

A lo largo de la historia conoceremos una gran gama de mutantes tan diferentes y diversos, lo cual hace que la serie sea diferente y emocionante cada vez que un número nuevo sale.

xmen4La historia se centra por un lado en Charles Xavier (conocido como el Profesor X), un mutante que tiene habilidades de telequinesis. Xavier busca educar a la mayor cantidad de mutantes posible para que controlen sus poderes y así protejan y puedan convivir con los humanos, quienes generalmente los persiguen y rechazan por considerarlos una amenaza. Y por el otro lado está Eric Lehnsherr, mejor conocido como Magneto, mutante con la habilidad de controlar y generar campos electromagnéticos. Magneto es un sobreviviente de los campos de concentración para judíos de la Alemania nazi, por lo que teme que el destino de los mutantes sea el mismo. En el inicio lo veremos como un megalómano que con el pasar de los años comienza a sentar una posición más extremista que la de Xavier, ya que cree que la extinción humana es inminente y es por eso  deber del Homo Superior (que es como él denomina a los mutantes) tomar el control del planeta y gobernarlo.

Para detener los planes de Magneto, quien cabe mencionar fue una vez el más íntimo y mejor amigo de Xavier, el Profesor X forma un grupo de mutantes a quienes llama los X-Men. La alineación de personajes ha variado con el tiempo, pero se podría decir que entre los miembros más constantes se encuentran Cyclops, líder del grupo con la habilidad de lanzar rayos desde sus ojos; Jean Grey, con poderes telepáticos; y Bestia, un hombre con rasgos caninos y una gran fuerza e inteligencia. A ellos se agregarán otros más que ganarían su lugar entre los favoritos, como Gambit, capaz de llenar de energía cualquier objeto haciendo que este explote; Storm, capaz de controlar los elementos climáticos; y, por su puesto, Wolverine, un mutante con capacidades de regeneración aceleradas que lo convierte prácticamente en inmortal.

Este grupo de mutantes luchará por instaurar “El sueño de Xavier”, que es la visión del fundador del grupo de lograr la convivencia pacífica y la integración de mutantes y no mutantes, además de proteger a la tierra de distintas amenazas.

Cada personaje cuenta una historia diferente de cómo vivió la discriminación, de cómo adoptó sus posturas y de cómo aspira a tener un lugar en la vida.

Las analogías
Sobre este tema hay mucho de que hablar. Cada mutante es una historia en sí misma, con referencias a la realidad que los autores desean reflejar. Sin embargo, los temas más trascendentales que para mí es importante abordar son los siguientes:

La lucha racial. Los X-Men son una clara alegoría a este episodio de la historia estadounidense; un grupo de personas que luchan contra la discriminación y por ser reconocidos como humanos en una sociedad que los desprecia. De Malcom X y Martin Luther King a Magneto y el Profesor X.

Veamos el abordaje de la lucha en este caso de mutantes y no mutantes y la similitud en la visión Integracionista y no violenta de Charles Xavier (Martin Luther King) y la visión más radical de Magneto (Malcolm X). Cabe aclarar que no son similitudes copiadas al pie de la letra, pero sí se basan mucho en ellos. Otro punto aclaratorio es que Magneto no es visto como el ‘’villano’’ de la historia, simplemente tiene una opinión diferente. El verdadero villano de los X-Men es la discriminación.

Holocausto, islamofobia, homofobia y totalitarismo
Mencionaba que Magneto es un sobreviviente del Holocausto judío, pero esa no es la única referencia a esa oscura etapa de la historia de la raza humana. En el desarrollo del cómic veremos la Isla de Genosha, un lugar ficticio en el que se encierra a los mutantes contra su voluntad y donde se les obliga a realizar trabajos forzados o son torturados, una clara referencia a los campos de concentración nazis.

Otro elemento referenciado es la islamofobia o incluso la homofobia de la sociedad actual. La historia de los X-Men no es una historia de superhéroes, sino más bien la historia de un grupo de personas discriminadas y de sus reacciones ante ello.

Por eso es común ver referencias a la homosexualidad de algunos de sus personajes (como por ejemplo el arco argumental del tomo 10 del cómic X-treme X-Men, donde Wolverine sostiene una relación homosexual con el semi-dios Hércules, aunque esto sucede en un universo alternativo); la discriminación de las personas de color, como la vida que tuvo Storm antes de su llegada a los X-Men; el trato a los migrantes y muchas otras historias ligadas a personajes tan diferentes como diversos.

¿Cuáles comics leer?
Leer hoy todos los cómics que se han publicado de X-Men sería una labor titánica. Dejo a continuación cinco títulos que vale la pena leer y que personalmente recomiendo:

God loves, Man Kills. Es quizá el mejor comic de los X-Men y sirvió de base para el guión del la película X-Men 2. En esta historia, escrita por Chris Claremont y dibujado por Brent Eric Anderson, los X-Men tendrán que luchar contra los purificadores, un grupo de humanos anti-mutantes que asesinan a dos niños por el simple hecho de serlo.
Acá es donde más se toca el tema de la discriminación, la intolerancia y la segregación. Esta saga de cinco números nos lleva a un verdadero viaje de cuestionamientos que pondrán a prueba nuestras convicciones y valores.

House of M. Una de las mejores historias recientes de los X-Men, escritas por Bryan Michael Bendis e ilustradas por Oliver Copiel.
En esta historia de 8 números, luego de la muerte de su hermano Pietro Maximoff, Scarlet Wich desea que no existan más mutantes y altera así al mundo de Marvel comics: deja a tan solo unos cuantos mutantes alrededor del mundo. Este evento, que será conocido como el Día M, afectará no solo a los X-Men, sino a todos los superhéroes, incluidos los poderosos Avengers.

Messiah Complex.xmen3 Desenlace de la saga de House of M. En esta serie participaron diversos guionistas como Ed Brubaker, Peter David, entre otros, así como diversos ilustradores y coloristas entre los que podemos mencionar a Marc Silvestri y Chris Bachalo.

Esta brutal serie de 13 números nos muestra la “guerra santa” entre purificadores, X-Men y otros grupos como los merodeadores. Luego de que ningún mutante apareciera desde el día M, una esperanza aparece en el horizonte de la inminente extinción: una niña aparentemente nace con poderes.
Los personajes comenzarán una lucha que estudia las consecuencias de toda guerra donde héroes terminan siendo villanos.

Days of Future Past. Nuevamente el guionista Chris Claremont hace de las suyas: junto al dibujante John Byrne narran una historia situada en un futuro distópico donde la mayoría de mutantes viven en campos de concentración.  La mutante Kitty Pride transfiere su mente a su yo más joven para evitar los eventos que llevarán a los mutantes a su perdición. Esta historia fue revolucionaria en su momento de publicación (1981), ya que juega con dos líneas temporales, la del presente y la del futro. simultáneamente. Es sin duda una de las más emocionantes que se han escrito.

Magneto Testament. Escrita por Greg Pak e ilustrada por Carmine Di Giandomenico, esta historia nos narra el origen de Magneto y su vida en los campos de concentración nazis. La historia es excelente para profundizar en el personaje y conocer sus motivaciones. Después de este cómic jamás vas a considerar a Magneto como el ‘’malo’’ de la historia. Es aquí donde conocemos su nombre real: Max Eisenhardt. Cabe mencionar la excelente ilustración que tiene esta serie limitada de cinco números, publicada desde noviembre de 2008 hasta marzo del 2009.

No importa con cual número decidás comenzar o continuar las aventuras de este grupo de héroes, que sin duda seguirán vigentes en nuestros tiempos hasta que los temas que abordan sean completamente erradicados. Sin temor a equivocarme, tendremos X-Men para ratos.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Comics