47742 Vistas |  7

Los ‘Salvatore Ferragamo’ del presidente Funes

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

El informe de la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia sobre los gastos que Mauricio Funes hacía cuando era presidente de El Salvador revela detalles sobre un estilo de vida en el que los lujos eran parte del menú. Los gastos en una tarjeta de crédito del Banco Agrícola reflejan, por ejemplo, que Funes podía gastarse 7,000 dólares en zapatos en una sola compra o 5,900 dólares en perfumes, también con un solo pase del plástico. Cuando juró como presidente de la república, el 1 de junio de 2009, Funes dijo: “Evitar el error significa no hacer lo que algunos ya hicieron en este país…ser complacientes con la corrupción.”


‘Salvatore Ferragamo’ es una marca chic de zapatos, vestidos y accesorios, fundada en los años 20 por un zapatero de Florencia, Italia. Para 1934, la empresa se había mudado a California, desde donde no paró de expandirse y terminó por convertirse en favorita de luminarias del cine como Marilyn Monroe y Rita Hayworth, según reportó en 2012 la revista Forbes en un artículo sobre una línea de la marca que la cantante Lady Gaga lanzó ese año en Nueva York. Un año antes, Mauricio Funes —entonces presidente de El Salvador y hoy cuestionado por excesos en sus gastos durante su gestión— dejó 10 mil 041 dólares en solo dos días en la tienda que Ferragamo tiene en Bal Harbour, Miami. Esto correspondía a entre 6 y 10 zapatos, dependiendo del costo por cada par, que, según el catálogo online, va de los 695 a los 1 mil 900 dólares.

Cuando el 1º de junio de 2009 Mauricio Funes —ya con la banda presidencial atravesada sobre el pecho— dio su discurso inaugural, dijo que su apuesta fiscal incluiría un “plan de austeridad con una fuerte reducción del gasto superfluo”. Dos años y medio después de pronunciar aquellas palabras, Funes se paseaba por tiendas de lujo en Miami o, luego, por un centro comercial exclusivo de Panamá con una tarjeta de crédito personal del Banco Agrícola a la que, en 32 meses, le metió 54 mil 221 dólares.

Algunas de las frases que Mauricio Funes pronunció (en su discurso de toma de posesión presidencial) acerca del combate que realizaría a la corrupción durante su gestión.

Resolución de la Corte Suprema de Justicia que confirma que hay “suficientes indicios” para presumir “enriquecimiento ilícito” del ex presidente Mauricio Funes.

El  9 de febrero de 2016, el pleno de la Corte Suprema de Justicia decidió, con los votos de 9 de 15 magistrados, abrir un juicio civil a Funes por sospechas de enriquecimiento ilícito. La decisión de los magistrados está basada en un informe que la sección de Probidad había entregado al pleno una semana antes, en el que los hallazgos fundamentales son, como han reportado varios medios de comunicación, que el expresidente no puede justificar la procedencia de 728 mil 329.74 dólares y que uno de sus hijos gastó poco menos de 120 mil dólares en vehículos.

También en el reporte de Probidad, al que Factum tuvo acceso, hay detalles de una tarjeta de crédito del Banco Agrícola —la número 4073-1903-2217-6267— entregada a Funes el 10 de enero de 2011 y vigente hasta la fecha, con un límite de 15 mil dólares. Los gastos reportados en el informe de Probidad van del 29 de febrero de 2011 al 7 de octubre de 2013.

Reporte de gastos efectuados por el ex presidente Mauricio Funes con una tarjeta de crédito personal.

Reporte de gastos efectuados por el ex presidente Mauricio Funes con una tarjeta de crédito personal.

Los estados de cuenta de esa tarjeta revelan varias cosas. Al hombre que la usaba le gustaba comprar accesorios de marcas famosas, sobre todo zapatos, perfumería y aparatos electrónicos: entre enero de 2011 y diciembre de 2012 hay seis compras realizadas en tiendas como Boutiques Cartier, Tumi Store (de maletines) en la tienda Saks Fifth Avenue, en Galerías Vendome y en la zapatería Salvatore Ferragamo por 21 mil 632.95 dólares.

El mayor gasto corresponde al 5 de diciembre de 2012: 5 mil 900 dólares en Galerías Vendome, un centro comercial de Panamá especializado en marcas de perfumes y accesorios como Hugo Boss, Piaget o Revlon.

El estado de cuenta revela también que el tarjetahabiente hacía gastos individuales de varios miles de dólares, pero así pagaba: miles de dólares de una vez. Un ejemplo: el 22 de febrero de 2011, Mauricio Funes pagó 8 mil 850 dólares de una vez con su tarjeta; seis días después, el 28 de febrero, abonó otros 5 mil dólares.

Según la declaración que hizo a Probidad, Funes ganaba 4 mil 940 dólares al mes en concepto de salario y otros 2 mil 428.58 dólares mensuales por gastos de representación. Es decir que si aquel febrero de 2011 el entonces presidente hubiese invertido todo su salario y gastos de representación en pagar su tarjeta de crédito, todavía le hubiesen faltado 6 mil 481.42 dólares para completar el pago total de 13 mil 850 que hizo entre el 22 y el 28 de ese mes.

Mafu2

El ex presidente Funes habla con periodistas en la Fiscalía General de la República, donde el 3 de febrero pasado declaró como testigo en el expediente abierto por la tregua pandillera. Foto de Salvador Meléndez Girón.

Gastos de viaje

La tarjeta del Agrícola también esconde algunas pistas de los secretos mejor guardados en la política salvadoreña de la actualidad: la información sobre los viajes oficiales y privados del ex presidente. Después de múltiples peticiones hechas por periodistas y por la misma Corte Suprema de Justicia, la Casa Presidencial de Salvador Sánchez Cerén, el sucesor de Funes, ha dicho que entregará la información; sin embargo, fuentes del Ejecutivo consultadas por Factum aseguran que la respuesta de Capres será muy escueta.

Algunos detalles pueden extraerse de los estados de cuenta proporcionados por el Agrícola a la Sección de Probidad.

El 10 de diciembre de 2012, por ejemplo, el entonces presidente Funes gastó 6 mil 308.75 dólares en dos tiendas de Miami: Futuretronics y una sucursal de Apple en esa ciudad. Según una investigación periodística de El Faro, publicada en 2014, Funes aterrizó ese 10 de diciembre en Fort Lauderdale, al norte de Miami, en un avión propiedad de Miguel Menéndez, su amigo personal y durante un tiempo presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones de San Salvador, quien también es investigado por Probidad.

En aquel jet viajaban —además de Menéndez y el presidente— el doctor Leonel Flores, entonces presidente del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, a quien la justicia salvadoreña ya abrió un juicio civil por enriquecimiento ilícito y cuyas cuentas bancarias están congeladas en espera de que concluya el proceso judicial.

La otra pasajera era Ada Michelle Guzmán Sigüenza, una joven con quien el presidente mantenía por entonces una relación amorosa extramatrimonial y con quien tuvo un hijo que hoy tiene dos años. Funes paga $850 mensuales para la manutención de ese menor, de acuerdo al reporte de Probidad.

Hasta ahora, el ex presidente ha dicho que las investigaciones de Probidad tienen motivaciones políticas y que son una vendetta en su contra. “La sección de Probidad no solo huele mal, apesta por el maridaje que tiene con FUSADES y ARENA”, escribió Funes en su cuenta de Twitter el pasado 30 de enero.

“Esta es una clara vendetta política a la que se están prestando algunos magistrados de la CSJ por las denuncias de corrupción que siendo presidente de la república promoví en contra de administraciones del partido ARENA”, escribió Funes el 9 de febrero, en un largo post en su cuenta de Facebook, donde también revelaba que los magistrados habían decidido abrirle un juicio por enriquecimiento ilícito.

En su post, Funes reclama porque los magistrados no se tomaron el tiempo necesario para analizar las pruebas de descargo que presentó para desvanecer los señalamientos de Probidad. Dice Funes que envió a la CSJ los documentos que prueban el origen legal de todos sus ingresos. En Facebook  el ex presidente no habla de los ‘Salvatore Ferragamo’.

Fotos para Factum: Salvador Meléndez Girón.
Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit