4223 Vistas |  Like

Los diputados díscolos desnudan a la Arena más reaccionaria

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Los diputados John Wright y Juan Valiente renunciaron este lunes a la posibilidad de reelección como diputados del partido Arena y acusaron a su grupo político de falta de apertura y de engañar con el discurso de la renovación. Hace casi cuatro meses, cinco directivos de la juventud de ese mismo partido renunciaron a sus cargos y también hicieron señalamientos de la influencia de una corriente conservadora radical en el partido que no les permitió hacer su trabajo. Los areneros están enfrascados en un conflicto del que las primeras fisuras ya son visibles a pocos meses de las elecciones legislativas y municipales de 2018. Pese a esta crisis, el empresario Carlos Calleja anunció, el mismo día, que quiere ser el candidato de este partido para las elecciones presidenciales de 2019. El presidente arenero, Mauricio Interiano, en medio de la revuelta, solamente ha alcanzado a escribir en su red social que no es momento para pensar en “intereses personales”.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


Las posturas disidentes de los diputados John Wright Sol y Juan Valiente y la intolerancia y negativa a sus propuestas -incluidas las aspirantes para diputadas suplentes que ellos inscribieron para las elecciones internas- terminaron por romperse dentro del partido Arena. Ayer, lunes 3 de julio, los dos diputados areneros que en la legislatura de 2015-2018 han provocado más dolores de cabeza a las dirigencias partidarias de Jorge Velado y Mauricio Interiano renunciaron a sus candidaturas para la reelección en 2018.

Los dos legisladores, tras informar sobre su renuncia en una conferencia de prensa a las puertas del Salón Azul de la Asamblea Legislativa, reclamaron que la aspirante propuesta por Wright para que fuera su diputada suplente, Gabriela Trigueros -quien actualmente es la jefa del staff de Wright-, fue colocada por la dirigencia del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) como precandidata para una diputación suplente en fórmula con el actual parlamentario Mauricio Ernesto Vargas. Mientras que en el caso de Valiente, su propuesta para que fuese su diputada suplente, Aída Betancourt, fue rechazada por el Coena por no tener “las credenciales” suficientes para ejercer una función pública en representación del partido, según expresó el miembro del Coena Eduardo Barrientos.

En marzo de 2017, cinco directivos de la Juventud Republicana Nacionalista (JRN) de Arena renunciaron a sus cargos de dirección y señalaron a la cúpula arenera y a otros miembros influyentes del partido por estorbar su trabajo, precisamente por compartir pensamientos más liberales que el resto de areneros.

Wright, Valiente y los exdirectivos de la JRN han reclamado en coro que el discurso de Arena sobre una renovación es falso. “No nos preocupa obtener una curul, lo que nos preocupa es nuestro país, y lo cierto es que esta misma preocupación no nos permite ser parte de un engaño, y la renovación de la cual ha hablado el partido ha sido un engaño para todos los salvadoreños”, dijo ayer Wright.

Y Juan Valiente lo secundó: “El país está en crisis y Arena parece obcecada en destruir la renovación y la juventud, en lugar de abrazarlas. No permitiremos que sigan usando nuestros nombres para decorar de renovación a un partido anclado en las prácticas del pasado”.

Arena se encuentra en una etapa de elecciones internas para decidir quiénes serán los candidatos para las elecciones de alcaldes y diputados de 2018. Semanas atrás, los aspirantes a diputados, fuera por primera vez o por reelección, se inscribieron para participar en las internas y también inscribieron a sus propuestas de diputados suplentes. Fue así como Wright propuso a Trigueros y Valiente a Betancourt.

Sobre Trigueros, el diputado Wright denunció que el Coena ha hecho modificaciones en la distribución de candidatos a diputados suplentes de forma arbitraria y sin justificación, mientras que en otros departamentos, aseguró, sí se respetaron las inscripciones de las fórmulas. De hecho, en la nómina de precandidatos que publicó Arena este fin de semana pasado, se observan algunas modificaciones que sufrieron las propuestas originales.

Esos fueron los casos de Abraham Soto, quien fue de los primeros anunciados al inicio del proceso de elecciones internas de Arena como aspirante a la diputación suplente con la legisladora Margarita Escobar. En el listado publicado, Soto aparece como precandidato a diputado suplente de Claudia González de Hándal y ya no de Margarita Escobar. También ocurrió lo mismo con Jeannette Palacios, asesora del diputado Norman Quijano y quien se inscribió en el proceso para ser elegida como candidata a diputada suplente de Quijano. Pero Palacios, en la nómina oficial, aparece como suplente de John Wright. Y en el lugar de Palacios, es decir como compañera de fórmula de Norman Quijano, aparece Steffany Escobar.

Fuera de las distribuciones discrecionales que denunció ayer Wright, la precandidata Milena Mayorga, si logra la candidatura, tendrá como compañero de fórmula a Guillermo Wellman Carpio, un exdiputado y uno de los asesores parlamentarios con más experiencia dentro de Arena. Incluso, la trayectoria que tiene Wellman en la Asamblea Legislativa lo refleja en su salario mensual como asesor: $4,000, solo $25 menos de lo que percibe un diputado.

Los actuales diputados del partido Arena, Juan Valiente junto a Johnny Wright Sol, durante la conferencia de prensa donde anunciaron que desistiran de lanzarse a la reelección como diputados por las recientes acciones del COENA, que abortan la renovación del partido, al dejar afuera a Aída Betancourt Simán. Foto FACTUM/Salvador Meléndez

Juan Valiente, por su parte, denunció que a pesar de que en un primer momento había obtenido el visto bueno de varios miembros del Coena para que Aída Betancourt fuera su compañera de fórmula para las legislativas de 2018, reclamó que hasta el momento el partido no le ha dado una justificación de por qué se bloqueó en último momento la inscripción de Betancourt.

“Estábamos conscientes de que se había pedido que ella tomara un curso de formación ideológica. Le propusimos al vicepresidente de Ideología (del Coena, Rolando Alvarenga) que ella viniera al país a tomar el curso. Fue el mismo Rolando Alvarenga el que me dijo que no era necesario, que una vez que se diera el listado íbamos a tener desde esta fecha hasta que se diera la inscripción de los candidatos en firme para que ella tomara el curso. De esa manera es que íbamos a resolver ese tema. Sin embargo, es necesario aclarar que Aída María Betancourt no solo tiene dos maestrías en derecho y en relaciones internacionales, sino que tiene un diplomado en ciencias políticas que se ha dado en Fusades y lo cursó hace como dos años”, reclamó  Valiente.

Pero quien dio alguna pista de por qué se rechazó la precandidatura de Betancourt fue el miembro del Coena Eduardo Barrientos. “No tiene las credenciales después de pronunciarse en contra del Mayor (Roberto d´Aubuisson, fundador del partido Arena y señalado en el Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU como autor del asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero en 1980) y de Arena. Si no le gusta el partido, que busque por otro lado”, escribió Barrientos, también uno de los fundadores de Arena, en su cuenta de twitter. Ese mensaje, criticado luego, fue borrado horas después de su cuenta.

Wright mencionó ayer que la ciudadanía salvadoreña ha alcanzado, gradualmente, niveles de crítica e intolerancia a la falta de transparencia y la corrupción de los partidos políticos. Sin embargo, son los partidos políticos, incluido el suyo, quienes se mantienen cerrados y han utilizado los discursos por la transparencia, la democracia, la apertura y la renovación como estandartes falsos, según Wright. “No es la primera vez que ocurre algo de este tipo por parte de la actual dirigencia. Han preferido favorecer el conservadurismo radical, en lugar de apreciar la capacidad y la honestidad de estas grandes mujeres. Las irregularidades han sido claras”, dijo el diputado arenero.

Gabriela Trigueros, por su parte, también renunció a su candidatura por una diputación suplente, advirtió Wright.

***

Los dos diputados que renunciaron ayer a sus precandidaturas para la reelección en 2018 tienen una trayectoria corta pero polémica dentro de Arena. Wright, durante el período dirigencial de Jorge Velado como presidente del Coena, omitió dar su voto que su grupo parlamentario había acordado dar para la elección del entonces nuevo fiscal general, Douglas Meléndez. Este legislador se abstuvo y razonó de forma pública que, a su juicio, la elección de Meléndez se había dado en forma nada transparente.

Esa elección le valió a Wright fuertes críticas de diputados de Arena. Sin embargo, en los primeros meses de 2016, el parlamentario llevó una propuesta a la Asamblea Legislativa para que las elecciones de funcionarios de segundo grado, como la del fiscal general, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, procuradores y otros, se hicieran de manera estrictamente técnica y no prevalecieran favoritismos políticos, ideológicos ni partidarios. La iniciativa de ley, más de un año después, está engavetada en la comisión política del congreso y ni los presidentes de esas comisiones en su momento, Lorena Peña (del Fmln) y Guillermo Gallegos (Gana), han tenido la intención de llevar a discusión la propuesta de Wright.

Los actuales diputados del partido ARENA, Johnny Wright Sol junto a Juan Valiente, durante la conferencia de prensa donde anunciaron que desistiran de lanzarse a la re-elección como diputados por las recientes acciones del COENA, que abortan la renovación del partido, al dejar afuera a Aída Betancourt Simán. Foto FACTUM/Salvador Meléndez

Pero la mayor polémica que ha seguido a este diputado ha sido su apoyo a abrir en el seno del parlamento salvadoreño una discusión para reformar el Código Penal e incluir cuatro causales de exención de responsabilidades para una mujer en casos de aborto. El ala más conservadora de Arena ha atacado a Wright desde el momento en que se hizo público su respaldo a una discusión de este tipo, dentro del período dirigencial del actual presidente del Coena, Mauricio Interiano.

Juan Valiente, mientras tanto, ha sido reconocido por haber hecho públicas las nóminas completas de los empleados de los grupos parlamentarios y de los empleados del área institucional de la Asamblea Legislativa, como una muestra de transparencia, a pesar de haber soportado las críticas no solo de su partido Arena, sino de los demás grupos parlamentarios que integran el congreso: Fmln, Gana, PCN y PDC.

Valiente también ha acompañado a Wright para dar respaldo a la propuesta de abrir una discusión sobre cuatro causales para eximir del delito de aborto a las mujeres y como a Wright ha recibido fuertes críticas de sectores areneros conservadores radicales. Los dos diputados han sido los únicos que desde el principio renunciaron al seguro médico privado del que gozan los demás congresistas y que cuesta al Estado, cada año, alrededor de $5,000.000.

La dirigencia de Arena se ha mantenido en silencio y su presidente, Mauricio Interiano, en coincidencia con el anuncio del retiro de las precandidaturas de Wright y Valiente, alcanzó a escribir un mensaje por twitter: “Este no es el momento de estar pensando en intereses personales, es el momento en que asumamos nuestro compromiso con responsabilidad”. El vicepresidente de Ideología, Rolando Alvarenga, incluso advirtió que Aída Betancourt será una gran candidata arenera “en el futuro” y la invitó a involucrarse en el trabajo partidario.

Los mensajes por las redes sociales de miembros de Arena, en favor y en contra de los dos diputados, fueron numerosos. Entre los que apoyaron a los dos legisladores se contó la actual diputada y exvicepresidenta de la República Ana Vilma de Escobar: “Mi apoyo para John Wright y Juan Valiente -escribió De Escobar-. No son ellos los que tienen que renunciar”.

La primera carta presidencial fuerte para 2019

El empresario Carlos Calleja, ajeno a todo lo que acontece al interior de Arena, anunció ayer que va a buscar ser parte del proceso de elección del candidato a la Presidencia de la República para los comicios de 2019, en representación de este partido político. Calleja utilizó el auditorio del Museo Nacional de Antropología (Muna) para hacer pública su aspiración presidencial bajo la bandera de Arena.

El anuncio del empresario ocurrió horas antes del otro anuncio de los diputados Wright y Valiente, y un día después de que el otro aspirante a la presidencia, el también empresario Javier Simán (expresidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales), presentara su movimiento Mi Gente. Simán, que ha confirmado su afiliación al partido Arena, aún no ha lanzado oficialmente su precandidatura presidencial. 

“Actualmente se atraviesan tiempos críticos como país, donde las decisiones y acciones que se tomen ahora pueden ayudar a salir adelante o pueden condenar a El Salvador a seguir sufriendo lo mismo. Es por eso que me decidido a dar un paso adelante y tomar acción en el futuro del país, participando en el proceso interno del partido Arena, como precandidato presidencial cuando este sea abierto, con el interés de servir a los salvadoreños”, dijo Calleja desde una tarima adornada por los rótulos de su campaña Nueva Visión de País.

Calleja es vicepresidente del Grupo Calleja, propietario de la cadena de supermercados Súper Selectos.

Carlos Calleja, empresario salvadoreño, anunció su lanzamiento como precandidato presidencial por el partido ARENA para las elecciones del 2019.
Foto FACTUM/Salvador Meléndez

El empresario ofreció una conferencia de prensa en la que se permitieron solo tres preguntas sin derecho a repreguntar. Ningún periodista le mencionó la crisis que atraviesa el partido con el que él quiere postular una candidatura presidencial. Sin embargo, una de las preguntas hizo referencia al bloqueo que recibió Aída Betancourt por parte del Coena.

“Yo siempre he sido un vocero y un fiel creyente de que todos los partidos políticos se tienen que abrir. Hablé en mi mensaje de la necesidad de construir una nueva sociedad basada en el respeto, en la honestidad, en la justicia social y en la inclusión. Por eso nosotros creemos que todos los partidos deberían ir caminando hacia esa apertura”, comentó Calleja y aseguró que dentro de Arena él espera dar sus aportar para “sumar” y “unificar”.

Mientras Calleja ayer por la mañana habló sobre respeto, honestidad, inclusión y unificación en Arena y el país, fueron estos mismos valores los que los diputados areneros Wright y Valiente, por la tarde, resintieron que no existen en su partido.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit