4913 Vistas |  3

Los 16 mejores discos salvadoreños de 2016 (según Gerson Vichez)

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Gerson Vichez es uno de los redactores musicales de Revista Factum. Para cerrar el año, le pedimos que compartiera un conteo personal de los que, a su juicio, fueron los mejores 16 discos del año en la producción salvadoreña. A continuación detallamos su selección:


La producción local en 2016 fue particularmente fecunda. La mayoría de discos posee mucha calidad, incluso los hechos DIY (Do It Yourself/Hacelo Vos Mismo). Como hubo tanto material, hacer un conteo era tarea obligada. Este recoge dos formatos de discos: LP y EP. La selección es de géneros muy variados: rock, metal, pop, funk, electronic, thrash, hardcore y rap. La lista es igual de ecléctica que El Salvador.

Para elegir los álbumes el elemento que más pesó fue: ¿merece ser recomendado? Es decir, más allá del gusto personal. Aunque la subjetividad es la variante transversal de toda elección y conteo. Mea culpa.

Con el aval y complicidad de Revista Factum, acá los mejores 16 discos salvadoreños publicados en 2016:


1) Virginia Clemm – “Virginia Clemm 4”

En 2017, Virginia Clemm cumplirá su primera década de existencia. La banda ha publicado cuatro producciones y renovado una y otra vez su sonido, sin perder su esencia. “Virginia Clemm 4” es, por el momento, el punto más alto en su carrera. El disco fue grabado en Estados Unidos y todo parece muy bien pensado: el orden de las canciones, las transiciones y el arte visual del álbum. Chamba Díaz muestra en esta producción su mejor faceta como letrista. Musicalmente y vocalmente se trata de un disco de deathcore muy moderno. “Virginia Clemm 4” es, sin duda, uno de los mejores y más competitivos álbumes en la historia del metal salvadoreño.

2) Cantalejo – “Hora de Dormir”

No todas las canciones del EP debut de Cantalejo son nuevas, pero este 2016 finalmente fueron recogidas en una producción y presentadas oficialmente. La voz de Natalia Alejandro, líder y letrista de la banda, posee una candidez que engancha desde el principio hasta el final. Cantalejo ofrece un pop inteligente, bien tocado y bien grabado. Un nuevo y fresco aire para la música salvadoreña.

3) Zaki – “Amarga Vida”

Zaki tuvo un año bastante productivo: publicó un nuevo EP como solista, un disco con el rapero guatemalteco Kontra y fue el primer salvadoreño en aparecer en uno de los showcast referentes del hip hop: The Cypher Effect. El material elegido para este conteo es “Amarga Vida”, un EP que se circunscribe en el revival del boom bap y presenta a un rapero salvadoreño con muy buena pluma y a un beatmaker con exquisito gusto: Omne.

4) Óscar Luna – “Ciudad sin masterizar”

A inicios del año, Óscar Luna publicó un disco de ambient electronic music: “Música para desaparecer”. Pero su mejor carta sería conocida casi para cerrar el año: “Ciudad sin masterizar”, una producción de alto nivel que puede resultar interesante incluso para los ajenos a la música electrónica. Una nueva cara de Sívar, el rostro sin masterizar.

5) Primal Pulse – “Primal Pulse”

Primal Pulse, la danza electrónica del venado azul y el jaguar dorado, fue una de las sorpresas más festivas de este año. Se trata de un proyecto fundado por los hermanos Merino: Manuel y Aldo. Ambos, reconocidos músicos nacionales. Para su EP homónimo retomaron ideas centroamericanas y las convirtieron en piezas electrónicas para vacilar.

6) The Vibes – “Fuck The Vibes”

The Vibes fue otra banda que debutó y muy bien este año. El retorno a lo lo-fi, a lo desaliñado, a lo sucio, a la esencia de la actitud punk. “Fuck The Vibes” presenta a unos músicos que no buscan demostrar algo; sino divertirse con su público.

7) Manyula Dance Club – “Manyula Dance Club”

Manyula Dance Club es otra de las nuevas propuestas musicales que publicaron material este año. Se trata de un proyecto que antepone la temática al resto de elementos. Electropop de esencia punk, que habla de problemáticas salvadoreñas y retoma muchos elementos sonoros de nuestras culturas.

8) Oneime & Omne – “NómadasVol.2”

Oneime y Omne publicaron dos discos este año: “Nómadas Vol.1” y “Nómadas Vol. 2”, piezas complementarias que presentan a un MC, Oneime, con buen manejo de su pluma y voz. Además confirma que Omne es de los mejores beatmakers salvadoreños de su generación. En “Nómadas Vol. 2”, las letras son directas y los beats elegantes. Todo con la fuerza que da conocer bien el oficio.

9) Rockocola – “Rockocola”

Al escuchar a Rockocola cualquiera pensaría que se trata de músicos veteranos. Sin embargo, se trata de talentosos jóvenes que aman las raíces del rock, las más cercanas al blues. Por eso la propuesta de su álbum homónimo suena fresca, a pesar de ser tan clásica. Una de las mejores sorpresas de 2016.

10) Snif – “Te lo cuento”

Snif mostró sin cortapisas la realidad de los barrios salvadoreños en su EP debut como solista: “Te lo cuento”. Rap sin apellidos y con honestidad. Snif no habla desde afuera sino desde adentro con la finalidad de botar prejuicios y llamar la atención sobre problemas sociales que la mayoría de veces abordamos con ligereza.

11) AEon Veil – “El Ilusionista”

En el deathcore salvadoreño también existe una destacada banda con una vocalista increíble: AEon Veil. Su segundo trabajo, publicado este año, “El Ilusionista”, es un EP bastante cuidado y con una oferta diferente en su género. Con una atmósfera de introspección y música devastadora, AEon Veil sube un nuevo escalón en su carrera.

12) Underbeat – “The Beginning of Something”

Pop, funk y electrónica para pasarla bien en el EP “The Beginning of Something”, de Underbeat. Un material muy bien grabado y ejecutado. Underbeat aporta a la música salvadoreña uniendo elementos que poco han sido explotados localmente.

13) Toma El Riesgo – “Nunca Dejará de Latir”

Toma El Riesgo tiene años siendo referencia obligada del hardcore salvadoreño y centroamericano. Para cerrar este año publicaron su esperado nuevo álbum: “Nunca Dejará de Latir”. Este suena más desenvuelto que sus anteriores trabajos y con la misma furia de siempre. Fue producido por su propio vocalista, Jorge Erazo, y posee la crudeza y energía de sus presentaciones en vivo.

14) Genetic Disorder – “Cosmic Terror”

No solo el rap y el rock tuvieron representantes salvadoreños que retomaron sus raíces. También los tuvo el thrash metal con Genetic Disorder. Su EP, “Cosmic Terror”, da muestras de la técnica de sus músicos. Una buena bocanada de thrash a la vieja usanza para el headbanging nuestro de cada día.

15) D.O.C – “Canciones sobre Política y Religión”

D.O.C publicó un demo y un EP este 2016. Su EP posee apenas tres cortes, pero es una buena carta de presentación. Canciones directas que coquetean con el punk, el hardcore, el grunge y hasta el metal. Un dicho popular es que de política y religión no se habla, pero D.O.C. toma el sentido contrario en este subterráneo material.

16) INTENSE – “Inquebrantable”

INTENSE es una banda de Santa Ana que no podría tener un mejor nombre para describir su propuesta musical. Hacen hardcore que no da tregua ni para tomar aire. “Inquebrantable” está compuesto por ocho temas que patean traseros.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Música