11031 Vistas |  4

La importancia de apellidarse Regalado

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Ernesto José Denis Regalado O´Sullivan, acusado de ser cliente de una red de trata de mujeres menores de edad, es un empresario con cargos de directivo y de presidente en una decena de empresas entre El Salvador y Panamá. Graduado de la escuela de negocios INCAE en dos ocasiones, en 1998 y en 2008. La policía lo declaró en 2011 una “persona de alto riesgo” y eso le valió, casi seis años después, para que el juez de Paz que ha conocido su caso lo beneficiara al enviarlo a guardar prisión preventiva en las bartolinas de la división policial antinarcóticos, a diferencia de los otros tres acusados por el mismo delito, que van a esperar la siguiente audiencia desde el centro penal “La Esperanza”.

Fotos FACTUM/Salvador Meléndez


El lunes 28 de mayo de 2012, el notario José Roberto Ayala avisó mediante el Diario Oficial de El Salvador que Ernesto José Denis Regalado O’Sullivan y su hermano, Tomás Arturo Regalado O’Sullivan, habían sido declarados herederos definitivos por testamento de los bienes que les dejó Ellen Ann O’Sullivan, su madre, quien había fallecido en San Salvador el 22 de febrero anterior. El apellido de casada de Ellen Ann, a esa fecha, era Danby, aunque años atrás fue conocida también como viuda de Regalado.

El padre de Ernesto José Denis y Tomás Arturo se llamaba Ernesto Regalado Dueñas y su muerte, en 1971, fue por demás escandalosa. Regalado Dueñas fue el empresario de 36 años de edad que fue secuestrado y asesinado por El Grupo, como en un principio se hizo llamar el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), una de las cinco facciones que conformaron a finales de los años setenta la guerrilla del FMLN.

El crimen resonó en El Salvador por tratarse del primer secuestro y asesinato de un gran empresario que hacían grupos armados revolucionarios de izquierda. Ernesto José Denis tenía entre 10 y 11 años cuando murió su padre. Era un niño. Ahora, a sus 56 años, es acusado por las autoridades salvadoreñas de haber tenido relaciones sexuales con las mujeres menores de edad que le ofrecía una red de trata de personas.

Regalado O’Sullivan, el cliente

Regalado O’Sullivan es mencionado en el testimonio de Natalia, una de las víctimas de la red de trata cuyos relatos han servido a las autoridades para respaldar sus acusaciones. Ella tenía 17 años en diciembre de 2012 cuando Beverly, una de los proxenetas que tuvo Natalia desde que tenía 13 años (dos años más que los que tenía Ernesto José Denis cuando secuestraron y mataron a su padre, en 1971), la llamó por teléfono y le dijo que tomara un taxi y se fuera a la casa de Ernesto Regalado, que vivía en Santa Elena, atrás de la gasolinera Puma.

En el testimonio de Natalia, recogido en el primer caso de la Fiscalía contra la red de trata -mismo que sirvió para la condena de cuatro proexenetas-, unos guardaespaldas de Regalado O’Sullivan llegaron a traerla al punto cercano de la casa del empresario en donde había quedado con Beverly. Se la llevaron en un pick up de color verde. Ya dentro de la casa de Regalado O’Sullivan, Beverly estaba bebiendo licor y le compartió a Natalia. Regalado O’Sullivan les dijo que iban a hacer un juego que consistía en quitarse la ropa poco a poco según se iba perdiendo. Natalia quedó desnuda.

Empezaron a bailar. Natalia estaba ebria por el licor y vomitó sobre el piso de la casa de Regalado O’Sullivan. “Motivo por el cual el cliente comenzó a golpearla en la espalda, en el estómago y la tomó del cabello. Después de que el señor Ernesto la había golpeado, se levantó Beverly y le dijo que para qué había vomitado, que ya no le iba a pagar el señor Ernesto. Luego de eso la sacaron de la casa los guardaespaldas”, se lee en la acusación de la FGR.

A Natalia los guardaespaldas de Regalado O’Sullivan la fueron a dejar al hotel Holiday Inn de Santa Elena, allí tomó un taxi para regresar a su casa. Estaba ebria. Tenía 17 años.

Un segundo encuentro entre Natalia y Regalado O’Sullivan ocurrió en octubre de 2013. Natalia acababa de tener relaciones sexuales con un cliente al que identificó como Alex, junto a otras dos jóvenes, cuando recibió la llamada de otro proxeneta: René (César René Merino Morán, acusado por la FGR del exfiscal general Luis Martínez pero absuelto por “falta de pruebas”). Él le dijo por teléfono a Natalia que necesitaba a tres jóvenes para llevarlas al cliente que identificaban como Ernesto Regalado. Las tres accedieron. El cliente Alex las llevó del motel La Pradera, en donde se encontraban, hacia Multiplaza, porque allí iba a pasar René a recogerlas.

Llegaron a la misma gasolinera Puma de Santa Elena. Allí llegó una camioneta de la seguridad de Regalado O’Sullivan, conducida por un guardaespaldas. Se pusieron unos tacones que René llevaba en el vehículo y se pasaron a la camioneta. En la casa de Regalado O’Sullivan, él les pidió que le mostraran el dui. Natalia le enseñó su documento; Marcela, su licencia de conducir. Stephany no le mostró ningún documento.

Regalado O’Sullivan, según el testimonio de Natalia, les dijo que él no era “dundo”. Pero decidió continuar. Se pusieron a beber licor y Natalia contó cómo vio que Regalado O’Sullivan empezó a rasurar a Stephany en varios lugares del cuerpo. Les dijo que no le gustaban las mujeres con vellos. Siguieron tomando. Stephany fue a botar un trago al baño porque ya no quería más y Regalado O’Sullivan se dio cuenta.

“Comenzó a golpear a Stephany, la agarró del cabello y la golpeaba en la parte del rostro, y cuando la dicente (Natalia) escuchó que estaba golpeando a Stephany, se levantó y quiso intervenir para que ya no siguiera maltratando a Stephany, y fue ahí que también la maltrató a ella, agarrándola del cabello y pegándole en el rostro, el cual le dejó reventado el labio. Luego la dicente tuvo relaciones sexuales con este cliente y se retiró, quedando en el lugar Stephany y Marcela”, dice la acusación de la fiscalía.

Ernesto José Regalado (izquierda) fue presentado junto a tres detenidos más, entre ellos Maximiliano González (Gordo Max, en la foto),  por el delito de remuneración de actos sexuales con menores de edad, en la División de Investigaciones de la PNC en San Salvador, el 4 de enero de 2017. Foto FACTUM/Salvador Meléndez

Regalado O’Sullivan, el empresario

Los archivos profesionales y empresariales sobre Ernesto José Denis Regalado O’Sullivan se originan en 1998, cuando se graduó en la promoción PAG XLVIII de la escuela de negocios INCAE, con la Compañía Timanfaya. INCAE es una institución de enseñanza superior en economía y administración de empresas que en Centroamérica tiene sedes en Nicaragua y Costa Rica.

Regalado O’Sullivan aparece en los reportes del Centro Nacional de Registro (CNR), del Diario Oficial y de sitios de corporaciones en el extranjero desde 2004, corroborados por Revista Factum, como presidente, representante legal o directivo de asociaciones y varias empresas, la mayoría familiares. También en este período el nombre de Ernesto José Denis Regalado O’Sullivan se hace ver en un listado de donantes económicos del partido político Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) -como publicó el periódico El Faro-, del que también su tío, Tomás Regalado Dueñas, hermano del fallecido Ernesto Regalado Dueñas, es uno de los mayores financistas y de gran cercanía con el actual presidente del grupo político, Mauricio Interiano.

Regalado O’Sullivan ha sido directivo de dos grandes sociedades en la producción del azúcar en El Salvador. En el registro de 2006, este empresario fue primer director propietario de la junta directiva del Ingenio Chaparrastique, empresa que ese año presidió su tío Tomás Regalado Dueñas y el secretario fue Marco Antonio Regalado Nottebohm. Y también se ha desempeñado como el vicepresidente de la Compañía Azucarera Salvadoreña (CASSA), mejor conocida como el Ingenio Central Izalco, junto a directivos de ese año como José Ricardo Sibrián (gerente de contabilidad), Juan Eduardo Interiano (director ejecutivo), Mauricio Rossatti (director de operaciones) y Ricardo Rafael Lima Mena y Marco Antonio Regalado Nottebohm (directores). Todos bajo la presidencia de Tomás Regalado Dueñas.

Además ha sido el presidente, secretario y tesorero de dos compañías radicadas en el extranjero, específicamente en Panamá, bajo los nombres de Manchuria One Corp., fundada en octubre de 2004, y de Orion Partners, SA, fundada en noviembre de ese mismo año. Las dos empresas fueron inscritas en el registro panameño bajo la firma de Alfaro, Ferrer & Ramírez. Regalado O’Sullivan ha compartido la administración inicial de esas dos empresas con su hermano, Tomás Arturo, y con Dinora Elizabeth Morán Hernández, como directores. Los suscriptores de las dos sociedades son Abdiel Mansfield y Brunilda Gabriela Broce.

En una edición de noviembre de 2006 del Diario Oficial, Regalado O’Sullivan se reporta como el representante legal de San Cristóbal, S.A. de C.V. Es en este año que también el CNR da cuenta de los cargos directivos de este empresario en varias sociedades que han sido constituidas por sus familiares. Por ejemplo, está el caso de Buena Vista, S.A. de C.V., en donde ha sido secretario bajo la presidencia de su hermano, Tomás Arturo, con quien ha compartido las administraciones de las empresas en Panamá y la Asociación Ecológica Vistaalvalle, Ecovalle.

El empresario fue registrado en 2006 como director suplente de la empresa Desarrolladora Silvaplana, S.A. de C.V., un negocio familiar de los Regalado, y ha compartido en la directiva con Marco Antonio Regalado Nottebohm -el primer secretario registrado de Ecovalle-, con el cargo de director propietario, y con su tío Tomás Regalado Dueñas, como director suplente. En ese año, el vicepresidente de la empresa fue su hermano, Tomás Arturo. Regalado O’Sullivan ha tenido otro cargo de director suplente en San Luis, S.A. de C.V. En esa empresa se registró en 2006 su tío Tomás Regalado Dueñas como presidente y Marco Antonio Regalado Nottebohm como vicepresidente. Su hermano, Tomás Arturo, fue segundo director propietario en ese año. Y también ha sido director suplente en Valores y Recursos Consolidados, S.A. de C.V., otro negocio familiar, en donde ha compartido con Tomás Regalado Dueñas como presidente, con Marco Antonio Regalado Nottebohn como vicepresidente y con Tomás Arturo como segundo director propietario.

En 2006 se reportó en el CNR como director propietario de Desarrolladora Prontesina, S.A. de C.V., otro negocio de la familia Regalado. Allí volvió a compartir la administración con Marco Antonio Regalado Nottebohm y Tomás Regalado Dueñas, como directores suplentes. A Regalado O’Sullivan también se le concedió la presidencia de Diversificación de Valores, S.A. de C.V. En ese año, su hermano Tomás Arturo fue el secretario y como uno de los directores propietarios aparece Roberto Llach Hill, cuyo apellido está ligado al partido ARENA. Como directores suplentes se registraron Marco Antonio Regalado Nottebohm y Dinora Elizabeth Morán Hernández, directora en las empresas de Panamá.

Persona de “alto riesgo”

Regalado O’Sullivan fue enviado a prisión preventiva el pasado sábado 7 de enero bajo la acusación de haber pagado para tener relaciones sexuales con mujeres menores de edad. A este empresario, el juez primero de Paz de Santa Tecla, Luis Manuel Reyes Deras, le otorgó el beneficio de guardar encarcelamiento mientras llega su juicio en las bartolinas de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC), a diferencias de los otros tres acusados por este mismo delito -entre ellos el popular presentador de la televisora TCS, Maximiliano González,  “Gordo Max”-, quienes aguardarán a su audiencia final en el centro penal La Esperanza, conocido como Mariona.

Reyes Deras aseguró al periódico La Prensa Gráfica que tomó esa resolución luego de que los abogados defensores de Regalado O’Sullivan le presentaron un documento de la PNC, firmado en 2011 por el entonces director general Carlos Ascencio, en el que se hacía constatar que Regalado O’Sullivan había sido calificado como una “persona de alto riesgo”, denominación que le dio la División de Protección a Personalidades de la policía, luego de someterlo a una evaluación de “niveles de alto riesgo de personas sujetas a seguridad especial”.

Según las declaraciones del juez Reyes Deras al periódico, no tuvo más opción que atender la información oficial del documento. Sin embargo, comentó que ha consultado con la Dirección General de Centros Penales para analizar la posibilidad de que exista algún centro penitenciario en donde pueda aguardar en prisión preventiva y se le pueda atender su calificativo de “persona de alto riesgo” dado por la policía.

LEA TAMBIÉN:

La triste historia de Natalia y sus verdugos desalmados

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit