1053 Vistas |  Like

Que la fuerza te acompañe, Leia Organa

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

El viernes 23 de diciembre, cuando leí que le había dado un infarto a Carrie Frances Fisher, pensé lo peor. En este año fatal —porque se ha ensañado con distintos artistas de la farándula, como Prince, David Bowie, Juan Gabriel y muy recientemente George Michael—, creí estar ante el ocaso de otra artista más. Su fallecimiento se dio ayer en horas de la mañana en Los Angeles, tras sufrir ese paro cardíaco hace cuatro días, mientras volaba de Londres hacia esa ciudad.

Si el destino hubiese seguido el curso que dictaba la lógica, Carrie se hubiera repuesto, habida cuenta que recibió primeros auxilios de manera inmediata por parte de una enfermera en el mismo avión, y posteriormente por paramédicos que la estaban esperando en la puerta de embarque. Pero la lógica y el destino casi nunca van de la mano; y al haber tardado 10 minutos en reanimarla, nunca recuperó la consciencia, luego de ingresar a Cuidados Intensivos en un hospital californiano.

Nacida en el seno de una familia de artistas —hija de la actriz Debbie Reynolds y el cantante Eddie Fisher—, muchos la relacionan solamente con la saga de Star Wars; pero Carrie Fisher hizo más películas. Tuvo una pequeña aparición en The man with one red shoe (“El hombre del zapato rojo”), interpretando a Paula. Fue la detective Betty Melton en Hollywood Vice Squad. Fue Marie en When Harry Met Sally… (“Cuando Harry encontró a Sally…”). Pero acaso su mejor performance fue al lado de Woody Allen en Hannah and Her Sisters (“Hannah y sus hermanas”), junto a Mia Farrow, Dianne Wiest y Barbara Hershey.

Su adolescencia fue turbulenta producto de una infancia marcada a fuego por el divorcio de sus padres. En algunas entrevistas dejaba ver la comparación con el icónico personaje del que nunca logró separarse por completo:

“Hay un montón de paralelismos entre Leia y yo. Mi padre se pasó al lado oscuro y mi madre se casó con un millonario”.

La muerte la encontró promocionando su libro “The Princess Diarist”, en el que relataba algunos pasajes de su vida, como el romance que vivió con Harrison Ford:

“Fue tan intenso… Éramos Han y Leia durante la semana y Carrie y Harrison los fines de semana”.

Vaya con Dios Carrie.

Una parte de mi infancia se va contigo.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit