741 Vistas |  1

La brutalidad espeluznante de “Apostle”

Share this...

El poder de su resurrección reside en el toque de su sufrimiento. Así es como comienza “Apostle”, otra apuesta de Netflix para la temporada de Halloween. Esta película toca un tema predilecto en los filmes de horror moderno: la religión. Este es un viaje inquietante hacia un rincón muy oscuro del mundo.

[Alerta Spoiler: la siguiente reseña detalla pasajes exactos de “Apostle”]


Lo único peor que la locura es que se esconda una realidad siniestra detrás de ella. Hay quienes opinan que resulta insensato ver películas de terror con la luz apagada y auriculares con cancelación de ruido, pero yo creo que es necesario para disfrutar por completo la experiencia de películas como “Apostle”, una historia en la que la música funciona como alarma para anunciarte que algo malo se acerca o que un momento intenso se avecina y, por ende, al exponer este tipo de premonición, los chillidos de violines te ponen la piel de gallina y tus ojos no pueden separarse de la pantalla.

“Apostle” es una película de horror de época. Todo comienza en Londres, 1905. Thomas Richardson (Dan Stevens), el hijo pródigo, ha regresado a casa para enterarse de que su hermana ha sido secuestrada por un culto religioso que pide una recompensa. Determinado a recuperarla, Thomas viaja a la isla idílica donde se encuentra el culto, todo bajo el liderazgo del carismático profeta Malcolm (Michael Sheen). 

Esta es una historia que habla sobre utopías que no lo son, donde la desaparición del dinero, los impuestos y la guerra no son suficiente para alejar al humano de la corrupción. En “Apostle” te conviertes en el socio del héroe infiltrado en una isla llena de mentiras tan bien elaboradas que derivan en verdades. No pude evitar recordar la experiencia de “Outlast 2”, un videojuego de survival horror en primera persona donde el protagonista es un periodista llamado Blake Langermann, que junto con su esposa, Lynn, vagan por el desierto de Arizona para explorar el asesinato de una mujer embarazada, Jane Doe. ​Por desgracia, Blake y Lynn se separan en un accidente de helicóptero. Entonces Blake debe encontrar a su esposa, mientras viaja a través de un pueblo habitado por un culto que cree que el final de los días está sobre ellos.

Como ven, tanto “Outlast 2” como “Apostle” intentan demostrar que son universos donde el verdadero mal es la realidad en la que otros creen.

“Apostle” es una película de terror que se estrenó en Netflix el pasado 12 de octubre.

La primera hora de “Apostle” está diseñada para llevar lentamente a los espectadores a entender su universo. En “Apostle” no necesitás fantasmas para asustarte, porque lo que realmente impregna miedo es la locura humana (y una pizca de mitología celta.)

Como género, las películas que tratan sobre la amenaza de cultos emergentes no solo presentan alternativas satánicas y de miedo a la religión organizada, sino que también recuerdan que todas las ortodoxias tenían que comenzar en alguna parte, lo que potencialmente generaba dudas sobre los fundamentos de las creencias más establecidas. 

Ese es un subtexto profundamente perturbador para una película que lanza a su personaje principal a un peligro desconocido: Thomas es un charlatán entre fanáticos que intenta pasar como uno de ellos con poco o ningún conocimiento de lo que practican. En una de las escenas más terroríficas, Malcolm sabe que la isla se ha infiltrado y llama a todos los nuevos (varones) que llegan a la capilla, donde les pide que reciten pasajes del evangelio que Thomas no se ha molestado en memorizar. Si se descubre, el impostor será asesinado en el acto.

Es posible que “Apostle” sea una película que toma mucho tiempo en organizar su universo, pero esto se vuelve necesario para meternos dentro de los pensamientos mas profundos de los personajes y para que nos atemoricemos con lo desconocido, mientras nos hacemos preguntas sobre nuestra propia realidad. “Apostle” debería de formar parte de cualquier maratón de horror. Seguro que no se sentirán con espíritu navideño tras sentir la atmósfera, música y el miedo que genera esta película. 

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.