1149 Vistas |  Like

Ghost in the Shell supera las expectativas

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Ghost in the Shell —o “La vigilante del futuro”— nos demuestra cómo hacer una adaptación del anime al live action de manera adecuada.


Desde hace varios días se puede ver en los cines del país la más reciente cinta de Paramount Pictures, llamada Ghost in the Shell (“La vigilante del futuro”) una adaptación al formato de “acción real” de la película anime de 1995.

Desde su anuncio, Ghost in the Shell tuvo diversas críticas, sobre todo por la elección del cast principal, y sobre todo por la inclusión de la actriz Scarlett Johansson. Esta cinta generó muchas dudas entre los fans debido a la elección del director —Rupert Sanders—, encargado de llevar a la pantalla grande una de las cintas más icónicas de la animación japonesa contemporánea. Y no era una duda injustificada, pues de Sanders solo conocíamos la fatídica película de “Blanca Nieves y el cazador”.

Sin embargo, tenemos que decir que es mejor olvidar esa cinta como “debut” de Sanders y otorgarle la gracia de comenzar a contar su carrera a partir de Ghost in The Shell. En resumen, puedo decir que no he visto mejor adaptación al live action de un anime que esta entrega. Generalmente, adaptar películas o series anime a los estándares de Hollywood ha sido una mala receta (¿debo mencionar Dragon Ball Evolution, acaso?). Muchos pueden ser los motivos; la diferencia cultural, la complejidad de las historias, la falta del Je ne sais quoi de la animación japonesa o simplemente la disidía con la que se toman los guiones hoy en día.

Pero en esta ocasión me alegro de decir que no fue así, ya que “La vigilante del futuro” (como se le conoce en Latinoamérica a la adaptación) cuida hasta los más ínfimos detalles, sobre todo al ser una adaptación a la altura, sin ser un plagio o un calco malogrado de la original.

La sinopsis

Para entender de lo que hablo —o si nunca has visto la original—, te comparto la sinopsis oficial:

En un futuro distópico, Major, un híbrido cyborg-humano femenino (único en su especie) se dedica a operaciones especiales. Esto ocurre dentro de un grupo operativo de élite llamado Sección 9. Consagrada a detener a los extremistas y criminales más peligrosos, la Sección 9 se enfrenta a un enemigo cuyo objetivo principal consiste en anular los avances de Hanka Robotic en el campo de la ciber-tecnología.

Partiendo de esta vaga sinopsis nos adentramos en un verdadero viaje de definición de la humanidad misma; y como lo dicta el texto anterior, la historia se centrará en el pasado de “La Mayor”, el personaje que encarna Johansson.

Debo hacer un mea culpa en este punto: yo fui de los que criticó la elección de la actriz en un primer momento. Mis miedos se fundamentaban no tanto en su actuación en cintas de acción (la hemos visto desempeñar un papel formidable como Black Widow en las cintas de The Avengers) sino más bien en su desarrollo de papeles dramáticos. No porque no haya visto Lost in Traslation o Ghost Town, donde Scarlett hace un impresionante papel. Más bien era así porque también vi “Lucy” y “Under the skin”, papeles que eran una especie de concatenado de la trama principal de Ghost in the Shell. Sumado todo esto a la inexperiencia de Rupert Sanders, sentía que mis temores estaban bien fundamentados.

¡Cómo me alegra haberme equivocado! Y es que, como fan del anime y manga, he visto cómo se han destrozado series y personajes en los intentos por llevarlas a la pantalla grande en versiones Live Action, especialmente cuando lo intentan los mismos japoneses.

Este es el afiche oficial de la película “Ghost in the shell”, con la actuación estelar de Scarlett Johansson.

 ¿Es mejor que la versión anime?

La respuesta es no. Y es que acá es donde tenemos que sacar al fanboy y tratar de ser objetivos: Ghost in the Shell es un manga complejo, de historia introspectiva y, realmente, una verdadera obra maestra.

Esta adaptación no le hace mal tributo, pero se queda corta en cuanto a la complejidad de los diálogos, pues terminan por dejarnos reflexionando sobre nuestra propia existencia, una vez la vemos. Si vas al cine con la intención de buscar nuevamente esa sensación, difícilmente saldrás de la sala satisfecho.

Si bien ha cuidado los detalles visuales a la perfecciona, en mi opinión esta versión ha descuidado los diálogos, en un intento de hacerla más digerible para el público occidental. Pero no me quejo. En parte es mejor así, cada cosa en su lugar.

No estoy siendo exagerado cuando digo que “La vigilante del futuro” ha pasado a ser el mejor tributo de un anime/manga jamás hecho. Trato de no serlo, pero tampoco encuentro en mi cabeza ninguna otra buena adaptación de anime-live action —ni en Japón ni mucho menos en Norteamérica—. Entonces, ¿vale la pena verla?

La respuesta es sí. En el caso de que seás fan de la versión original, no podrás evitar identificar escenas y guiños hechos a la perfección para la cinta. La película “Ghost in the shell” termina siendo un verdadero espectáculo visual, donde los diseñadores, animadores y directores de fotografía se volaron la barda, entregándonos un verdadero mundo digno del cyber punk.

Vivimos en una época donde, en términos cinematográficos comerciales, reinan las adaptaciones y secuelas. Pareciera que la creatividad de Hollywood está en letargo. Al menos me quedo aliviado al saber que los directores estén trabajando sagas a las que, por lo menos, respetan.

Conociendo el ritmo del cine actual, no me extrañaría ver secuelas de esta película. Y lo bueno es que hay en exceso de mucha tela por cortar. Faltan las series anime “Ghost in the Shell Arise: Alternative Architecture”; las dos series de “Stand Alone Complex”; y las películas “Ghost in The Shell: Innocence” y “Ghost in the Shell Rising”.

¿Se captará la complejidad de la saga creada por Masamune Shirow?
Lo dudo. Pero creo que sí veremos algo que, de seguir la línea de esta primera película, terminará siendo un excelente tributo al anime de finales de los noventas, donde los directores y guionistas japoneses nos entregaron muchas historias que definieron al género y lo llevaron a una segunda época dorada. A diferencia de ahora, en la decadencia, pero ese es material para otro artículo.

Al final, termino este escrito con una sonrisa de satisfacción, ya que esta película muestra que se pueden hacer producciones digeribles para nosotros, los trogloditas occidentales, sin trastocar o arruinar la obra original. Lo que me permite soñar con adaptaciones dignas de otros animes clásicos como Robotech… Y quién quita, hasta el mismísimo Akira, series que desde hace ratos suenan rumores acerca de que planes de traerlas a la vida.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit