Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Aquella noche del 13 de febrero de 2014, Yolanda Henríquez estaba junto a su madre y su hija de siete años, a quien había procreado siete años atrás con Ricardo Cornejo. El hombre, como muchas otras veces cuando vivía con Yolanda, andaba ebrio y drogado…


Salvador Meléndez retrató a Yolanda Henríquez, una salvadoreña sobreviviente de la violencia doméstica. Sus fotos provocan indignación, estupor, pero también una pizca de esperanza: la sonrisa, que convive en el rostro de Yolanda con la cicatriz que le dejó el machetazo que le propinó su agresor, es una lección en sí misma.

Pies de foto (de izquierda a derecha):

  • Retrato de Yolanda en el vecindario donde vive hoy día, lejos del lugar donde fue atacada a machetazos por su ex marido.
  • El 21 de marzo de 2014 Yolanda estaba ingresada en el Servicio de Medicina Mujeres del Hospital Rosales, recuperándose de todas las heridas causadas por los machetazos.
  • Estela sostiene dos fotografías que muestran el estado delicado en el que fue ingresada su hija horas después del ataque a machetazos. La herida en el rostro fue muy profunda.
  • La radiografía de la derecha muestra como el cirujano maxilofacial unió, por medio de grapas especiales, ambas partes del rostro de Yolanda, separadas por el machetazo.
  • La recuperación de Yolanda duró ocho meses. Logró caminar con ayuda de una andadera, ya que uno de los machetazos le afectó la pierna derecha; esa fue la herida que más tardó en sanar.
  • Una estilista  llegó a cortarle el cabello a Yolanda para que se sintiera bonita a pesar de la realidad que estaba viviendo.
  • Después de ocho meses, el Hospital le dio permiso a Yolanda para que pasara unos días en su casa al lado de su hija. Semanas después fue reingresada por una infección en su rodilla.
  • Las cicatrices en su espalda, codos y manos, producto del ataque.
  • Ricardo Cornejo, el agresor, se cubre con su camiseta para no ser fotografiado dentro de la sala de audiencias del juzgado de instrucción de Ahuachapán.
  • El juez que llevaba el caso de Yolanda sentenció a Cornejo a 20 años de cárcel en el Centro Penal de Apanteos, Santa Ana.
Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Deja un comentario

Your email address will not be published.

3 Responses to “La historia de Yolanda, víctima de violencia doméstica”

  • excelente articulo, triste y fiel exponenete de lo que es la violencia. Me ha conmovido, me agradaria me den un numero de telefono donde puedo contactar a la Senora Yolanda, deseo hablar con ella y apoyarla en algun aspecto de su vida que necesite cubrir, especificamente, deseo dar una ayuda economica.

  • Amiga no hay palabras x esta agresion a tu persona recuerda q dios tiene UN proposito n tu Vida fuerzas para salir adelante con tu nena bendiciones

  • Malditoque se pudra en la carcel!!
    Yolanda ANIMO, tiene TODA UNA VIDA POR DELANTE!
    MI ADMIRACION Y SOLIDARIDAD CON USTED DESDE AUSTRALIA.
    Att
    G.S.