3038 Vistas |  1

Fiscalía acusa al expresidente Funes de pagar sobornos para evitar ser investigado

Share this...

La Fiscalía la ha llamado Operación Corruptela: una nueva acusación contra el exfiscal Luis Martínez y sus vínculos con el expresidente Mauricio Funes y los empresarios Enrique Rais y José Adán Salazar, alias Chepe Diablo. El actual fiscal general Douglas Meléndez señala que Funes pagó para obviar la investigación por la tregua entre su gobierno y las pandillas. El expresidente y uno de sus ministros, según Meléndez, estuvieron involucrados en la tregua; sin embargo, no sabe explicar por qué su administración tampoco los ha acusado ante los tribunales por ese caso en particular. 

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


La Fiscalía General de la República aseguró este martes 16 de octubre que el expresidente Mauricio Funes pagó sobornos al exfiscal Luis Martínez a cambio de que no lo investigara por los casos de corrupción como la tregua, que su gobierno pactó con las pandillas, y el desvío de fondos para la construcción de la represa El Chaparral. Según la investigación fiscal, los sobornos fueron entre diez y veinte mil dólares mensuales, que salieron de los fondos de la Presidencia de la República.

Este hallazgo se enmarca en un nuevo caso que el actual fiscal general Douglas Meléndez presentó contra su antecesor, quien ya se encuentra acusado de formar parte de una red de corrupción que se encargaba de vender justicia en el país. En total fueron 30 órdenes de capturas las emitidas por la Fiscalía en contra de exempleados de la Fiscalía, personas particulares y exfuncionarios en este caso nombrado Operación Corruptela, que pone en el foco al exfiscal Martínez y sus vínculos con el poder político y económico, representados por el expresidente Funes y el empresario Enrique Rais, ambos prófugos de la justicia.

Este es el cuarto proceso penal contra Luis Martínez, detenido en agosto de 2016, también acusado de enriquecimiento ilícito, revelar escuchas telefónicas y omitir investigaciones contra Rais, quien costeó más de 90 de sus viajes.

Por esta nueva investigación, la Fiscalía giró 30 órdenes de captura, de las cuales solamente se hicieron efectivas 13, incluida la imputación al exfiscal Martínez, quien ya guardaba prisión. Entre las órdenes se encuentra otra para el expresidente Funes, asilado en Nicaragua, quien también es requerido por la justicia salvadoreña por haber desviado $351 millones de la Presidencia.

Entre los acusados hay varias piezas importantes de la fiscalía de Martínez, incluido Mauricio Antonio Yanes, ex gerente general de la Fiscalía; Edgar Isaías Márquez, ex fiscal adjunto; José Dolores Zelaya, ex gerente de Recursos Humanos; Julio Adalberto Arriaza, ex director de la unidad de Intereses del Estado y la Sociedad; entre otros. La esposa de Martínez, Carla Francesca García Rossi, también fue capturada.

De acuerdo con la investigación fiscal, Martínez recibió aproximadamente $180 mil en efectivo de parte de  Miguel Menéndez Avelar, alias “Mecafé”, un empresario de seguridad y mano derecha del expresidente, también acusado de participar en el desvío de $351 millones provenientes de la partida secreta durante la administración Funes. La Fiscalía también sostuvo que el mismo expresidente le entregó “grandes cantidades” de dinero en efectivo de forma personal al exfiscal Martínez cuando este último iba a salir de viaje. Las entregas, según la Fiscalía, se hacían en una casa ubicada en Antiguo Cuscatlán.

Al salir de su administración, Martínez presentó un incremento de $486 mil cuyo origen no pudo justificar. Ante cuestionamientos de la sección de Probidad de la Corte Suprema, el exfiscal dijo que la administración Funes le dio dinero en efectivo en concepto de “sobresueldos”, una dádiva que incluso se mantuvo durante una parte de la administración del actual presidente Sánchez Cerén. Por esto último, el fiscal Meléndez aseguró este martes que hay una investigación abierta. También dijo que el dinero entregado a su antecesor no era sobresueldo sino sobornos.

La Fiscalía aseguró además que Martínez usó al menos $735,866 de dinero incautado por las unidades de Narcotráfico y Lavado de Dinero de la institución para uso personal y de sus allegados. Entre los fondos usados a discreción por Martínez estaba el dinero de los llamados “Narco-barriles” encontrados en la finca El Recolado, en Zacatecoluca, en el año 2010. Según la Fiscalía, para hacer uso de estos fondos, Martínez modificó reglamentos internos de la institución.

La investigación ha revelado que el exfiscal extrajo fondos de la institución a través de “falsas consultorías” para lo que contaba con una red de personas particulares que fingían prestar servicios a la institución. De estos fondos Martínez se pagaba también sus gastos personales como modificaciones a su vivienda y pagos de tarjetas de crédito.

El fiscal Meléndez aseguró que Martínez también “engavetó” otras investigaciones a cambio de sobornos, como el que vincula al empresario José Adán Salazar Umaña, alias Chepe Diablo, y a sus empresas, algo que Factum dio a conocer en diciembre de 2016. Durante la conferencia, el fiscal se refirió en un primer momento como un caso de lavado de dinero, aunque posteriormente lo llamó “caso Cártel de Texis”. Factum preguntó al fiscal quién pagó los sobornos, pero Meléndez no respondió.

El cártel de Texis es una estructura de tráfico de cocaína que opera en la zona occidental del país por la ruta conocida como “El Caminito”. Esta estructura, según investigaciones policiales y periodísticas, está conformada incluso por políticos y policías. Las investigaciones policiales señalan a Chepe Diablo como uno de los jefes del cartel; sin embargo, la Fiscalía de Meléndez solo lo ha acusado por lavado de dinero. Chepe Diablo fue incluido en 2014 en la lista de “Capos relevantes de la droga” por la Casa Blanca. En 2017 fue sacado de la lista, luego de ser capturado en El Salvador.

Chepe Diablo es un empresario hotelero salvadoreño con importantes nexos políticos, incluida una sociedad con el actual vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz. Desarrollos Montecristo S.A. de C.V, la sociedad que comparten Chepe Diablo y Ortiz se encuentra en investigación por lavado de dinero.

El fiscal general aseguró que han logrado determinar los pagos de sobornos a través de testimonios de testigos criteriados y a través de un peritaje realizado al teléfono incautado al exfiscal Martínez. “En ese teléfono encontramos toda la comunicación que él tenía con la gente a la que iba a beneficiar”, dijo el funcionario.

Meléndez aseguró que esta investigación se vio retrasada por exceso de carga laboral de los fiscales. El exfiscal Martínez fue capturado a finales de agosto del 2016 por favorecer al empresario Enrique Rais en casos judiciales. De acuerdo con la primera investigación, Martínez recibió sobornos de Rais a cambio de archivar investigaciones en su contra o iniciar causas en contra de los enemigos del empresario. En el nuevo caso, el esquema se repite, pero ahora vinculado al expresidente Funes.

La fiscalía señaló que el exfiscal Martínez realizó 92 viajes al extranjero en aviones privados de Rais, valorados en $1.2 millones a cambio de favores jurídicos. Algunos de los casos montados y archivados por Martínez a favor de Rais fueron revelados en la primera investigación en su contra.

El Fiscal General Douglas Meléndez previo a la conferencia de prensa para informar sobre la “Operación Corruptela”, donde mostró a los medios el esquema que ex Fiscal General, Luis Martínez, usó para armar una red de corrupción dentro de la Fiscalía que benefició al ex presidente Funes y a otro prófugo: Enrique Rais. Foto FACTUM/ Salvador MELENDEZ

El exfiscal Martínez no acusó a Funes por la Tregua… y el actual fiscal tampoco

El actual fiscal dijo en la conferencia que sabía que Funes y “el ministro” estaban involucrados en la tregua entre pandillas, un caso que su administración presentó ante los tribunales en mayo de 2016. Un periodista de Factum preguntó al actual fiscal por qué no acusó a Funes ni al exministro de Justicia y actual ministro de la Defensa, David Munguía Payés, pero el fiscal evadió hasta cuatro veces la pregunta.

Periodista: ¿Funes pagaba sobornos para protegerse a él mismo?

Fiscal General: No, claro, cómo no porque él estaba… estaba, recuérdese que él estaba en el gobierno en ese momento y ellos estaban en el tema de la tregua, verdad. Él y el ministro. Entonces, no le puedo decir yo que era para proteger solo a una persona o dos, era para proteger el tema, que no hubiera investigaciones porque ya había un caso abierto.

Periodista: Quizá no ha entendido mi pregunta. Si usted, ahorita, ha mencionado que sabe que él y el ministro estaban involucrados en la tregua ¿por qué no los acusaron?

Fiscal: Bueno… la investigación sigue abierta, yo lo que le puedo decir es que lo que estaban comprando y vendiendo era inmunidad, que no se investigara ese caso. ¿Quién iba a resultar responsable en ese caso? En ese momento no se sabía ¿verdad? Quién iba a resultar evidenciado. En ese momento no se sabía…

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.