2208 Vistas |  1

Fiscalía: Rais se apropió de MIDES de forma ilegal

La Fiscalía de Raúl Melara presentó una nueva acusación en contra del empresario prófugo.  Ahora Enrique Rais enfrenta un proceso judicial por falsedad ideológica y fraude procesal para el traspaso fraudulento de las acciones de MIDES. La FGR ha pedido una nueva orden de captura contra el empresario por este caso.  

Foto FACTUM/Salvador Meléndez 


D ijeron que la reunión fue el 3 de mayo de 2013, en la colonia Escalón de San Salvador. Que ocurrió a las cuatro de la tarde, y que en esa asamblea participó el empresario Enrique Rais. Todo eso lo consignaron en un acta que, según lo ha investigado la Fiscalía General de la República (FGR), contiene falsedades y fue usada para que TRADESAL, que era  propietaria del 90% de las acciones  de Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES), endosara fraudulentamente las acciones de la empresa encargada de la basura de San Salvador a Enrique Rais.

Los fiscales detectaron varias irregularidades en la fabricación del acta. La principal: que Rais no estuvo en el país en la fecha cuando supuestamente se celebró esa asamblea. La investigación fiscal también determinó que en esa reunión se traspasaron acciones que todavía no habían sido canceladas, y que participó gente que no tenía las credenciales para representar a TRADESAL. Por eso ahora la Fiscalía, presidida desde enero pasado por Raúl Melara, acusa a Rais de falsedad ideológica y fraude procesal.

El pasado 2 de mayo, la Fiscalía presentó la acusación por este nuevo caso al Juzgado Tercero de Paz de San Salvador. Los fiscales le han pedido al juez que decrete una nueva orden de captura contra el empresario, quien es prófugo de la justicia en otros dos casos: el que la Fiscalía denominó Corruptela, y en el cual busca probar que el empresario ofreció dádivas a cambio de favores; y otro, que data desde agosto de 2016, en el que es acusado de haber encabezado una red que obtenía favores del exfiscal general, Luis Martínez, para perseguir a personas con quien tenía desacuerdos.

Martínez fue condenado por el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) por haber viajado en los aviones de Rais. En ese proceso en el TEG consta la documentación que revela que el 3 de mayo de 2013, fecha en la cual el empresario dijo haber participado en la asamblea de traspaso de acciones, él no estaba en El Salvador, porque ingresó al país hasta el 4 de mayo de ese año.

Cintec, de los canadienses Matteo Pasquale  y Franco Paccetti, era la propietaria del 90% de acciones de MIDES, pero las traspasó a TRADESAL. Luego los canadienses le otorgaron a Rais, que representaba a Inversiones y Servicios del Itsmo, un préstamo por $11 millones para que comprara las acciones.  Según las cartas de confirmación de saldos que el empresario intercambiaba con los canadienses, para marzo de 2013, todavía adeudaba $4.5 millones del préstamo, por lo que las acciones todavía no se podían traspasar a ninguna otra sociedad.

Una auditoría determinó que para la fecha de la supuesta reunión todavía no habían sido canceladas las acciones a los canadienses. De hecho, diez días después de la fecha del acta, el 13 de mayo de 2013, Cintec recibió un pago por $100 mil, según consta en la documentación.

Los involucrados, según la misma acusación fiscal, hicieron pasar a José Mauricio Salvador Arrieta como presidente de TRADESAL para la firma del acta de la asamblea de traspaso de acciones pero, según ha testificado en el proceso Mario Calderón, el notario que constituyó la sociedad, el presidente  de TRADESAL en realidad era Jaime Rodolfo Ávila Castro. Este último dijo a la Fiscalía que nunca estuvo en tal asamblea.

El acta del 3 de mayo de 2013 fue usada por Rais en el proceso que promovió en la Fiscalía de Luis Martínez para perseguir penalmente a los canadienses  Matteo Pasquale  y Franco Paccetti por el delito de extorsión. Ellos, de hecho, fueron acusados en el Juzgado Tercero de Paz por extorsión, una acusación basada en los documentos que ahora cuestiona la Fiscalía.

“Bajo la presente investigación se ha logrado establecer que hay elementos de prueba que fueron presentados por los ahora imputados a sede fiscal, los cuales lejos de probar la realidad de los hechos investigados en ese entonces, estaban encaminados a hacer caer en error a la Fiscalía y lograr que esta iniciara una acción penal contra los señores Matteo Pasquale  y Franco Paccetti”, se lee en la acusación fiscal presentada la semana pasada.

Además del empresario, también son acusados en el nuevo proceso Hugo Ernesto Blanco, sobrino de Rais; Mauricio Salvador Arrieta; y Wilfredo Ernesto Gutiérrez, quien era abogado de Rais y también está prófugo.

Enrique Rais, junto al abogado Wilfredo Gutiérrez, en el Centro Judicial de San Salvador, el 27 de Abril de 2016. Ambos están prófugos.
Factum/Salvador Meléndez

El Juzgado Tercero de Paz programó para este martes 7 de mayo la intimación de los imputados, es decir, les notificará los cargos en su contra para  que puedan nombrar a un defensor. Luego de esto, el juzgado realizará la audiencia inicial en la que puede girar una nueva orden de captura contra Rais, contra quien ya pesan dos difusiones rojas de la Policía Internacional (INTERPOL). Pero el empresario se esconde en Suiza, según pudo constatar Revista Factum a finales de 2017.

Hernán Cortés, quien ha sido defensor de Rais en los procesos previos, dijo este lunes a Revista Factum que aún desconocían quién se mostraría parte en el nuevo proceso judicial contra el empresario.

Rais y sus pendientes con la justicia

Enrique Rais tiene un caso pendiente en el Juzgado Octavo de Instrucción relacionado con supuestos peritajes falsos utilizados en contra de los canadienses en un caso de extorsión que abrió la Fiscalía de Luis Martínez.

El exfiscal general está acusado por la justicia de favorecer a Rais en varias investigaciones y enfrentará juicio en junio próximo en el Tribunal Especializado de Sentencia B. La semana pasada, una jueza especializada aceptó incorporar escuchas telefónicas como pruebas contra Martínez. Otro juzgado se había negado a incorporar esos audios en la etapa de la instrucción.

La Fiscalía ha ofrecido cerca de 130 grabaciones como pruebas en este caso contra Martínez. Previo a conocer la decisión de la jueza, el exfiscal intentó deslegitimar el proceso en su contra al acusar a su sucesor, Douglas Meléndez, de haber ejercido una persecución penal ilegal en su contra. La jueza del caso, sin embargo, aceptó las escuchas telefónicas, que revelan cómo diversas personas, entre funcionarios y particulares, contaban con la Fiscalía para cometer delitos o encubrirlos. Esas conversaciones desnudan, entre otras, frases que comprometen al círculo de Rais, como cuando Wilfredo Gutiérrez, abogado del empresario, dijo que tenían a «todas las jefaturas» de la Fiscalía. Gutiérrez es otro de los  prófugos en ese caso.

En octubre de 2018, el Juzgado Cuarto de Paz ordenó la detención de Rais por cohecho activo, es decir por el ofrecimiento de sobornos. En este caso, que pasó al Juzgado Cuarto de Instrucción, es acusado junto a exfuncionarios como el expresidente Mauricio Funes, asilado en Nicaragua. La Cámara Primera de lo Penal confirmó las órdenes de captura contra Rais, su sobrino Hugo Blanco y otros.

Los canadienses ya habían acusado a Rais de administración fraudulenta, pero esa acusación no prosperó. “En ese momento, cuando se hizo la denuncia en diciembre de 2013 no se tenía ni una prueba de que se habían traspasado ilegalmente las acciones de MIDES. Cuando Franco y Matteo denunciaron administración fraudulenta y estafa no sabían que ilegalmente habían sido sustraídas las acciones de MIDES. La evidencia surge en mayo del 2014 que la Fiscalía presentó la acusación de extorsión en contra de Matteo y Franco”, explicó uno de los representantes de los canadienses, quien pidió no ser identificado para no entorpecer el proceso legal.

En la Cámara Tercera de lo Penal de San Salvador hay otro caso contra Rais por delitos relacionados con la fabricación de pruebas en complicidad con funcionarios estatales. Dos jueces de instrucción se excusaron de conocer estos caso, uno por cercanía con defensores de Rais y otra porque ya había conocido otros procesos relacionados con el empresario.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.