11596 Vistas |  2

Fiscalía indaga en Brasil cuentas de Funes y Pignato en conexión con Odebretch

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

La Fiscalía ha visto en la ex primera dama Vanda Pignato el filón de entrada para la investigación salvadoreña por el caso de sobornos de la empresa Odebretch, y busca saber los movimientos y cuentas de Pignato en Brasil, así como los de dos sociedades brasileñas vinculadas a ella. En el suplicatorio dirigido a Brasil, enmarcado en la investigación por lavado de dinero contra el expresidente Mauricio Funes, la Fiscalía busca información de las transacciones realizadas en las cuentas de Funes y el empresario Miguel Menéndez. 

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


La Fiscalía General de la República solicitó, a finales de mayo, información oficial a Brasil sobre la ex pareja presidencial de El Salvador en relación con el millonario escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebretch. En concreto, la Fiscalía busca saber información sobre cuentas bancarias del expresidente Mauricio Funes y, en particular, sobre las cuentas, empresas y fundaciones relacionadas a la ex primera dama Vanda Guiomar Pignato, señalada en Brasil de ser la intermediaria entre Odebretch y el financiamiento para la campaña que llevó a Funes a la presidencia en 2009.

La asistencia judicial salvadoreña, amparada en la convención interamericana de asistencia mutua, fue enviada por la Fiscalía el pasado 25 de mayo a la Corte Suprema de Justicia. Calificado como de “máxima urgencia”, el suplicatorio -como se conoce oficialmente a la asistencias judiciales- está enmarcado en la investigación penal por lavado de dinero contra el expresidente Funes.

La investigación fiscal, según el suplicatorio, parte de hechos notorios, como los ingresos sin justificación del expresidente Funes, los que valieron la apertura de un proceso civil por enriquecimiento ilícito en el que aún se encuentra; la relación de amistad que, durante su gobierno, hizo florecer los negocios del empresario de seguridad Miguel Menéndez Avelar, “Mecafé”, y que posteriormente sirvió para inaugurar un spa para la nueva compañera de vida del expresidente; y, finalmente, el señalamiento que llegó desde Brasil, a cargo del Ministerio Público local, del presunto financiamiento que Odebretch hizo a la campaña de Funes: 5.3 millones de reales, $3 millones, si se toma el tipo de cambio del real en 2008.

“Se ha obtenido información que los empleados o exempleados de la Sociedad Odebretch que accedieron a colaborar con la Justicia Brasileña en la operación denominada ‘Lava Jato’ manifestaron que parte de los fondos (…) fue utilizado para comprar voluntades dentro del Gobierno Brasileño (…) así también para financiar las campañas presidenciales de diferentes países (…) entre la que se encuentra El Salvador y como beneficiario el señor Carlos Mauricio Funes Cartagena, sirviendo como intermediario el señor Joao Cerqueira de Santana Filho; petición de fondos que (…) fue gestionada por la ex Primera Dama, la señora Vanda Guiomar Pignato, de quien se tiene indicios que podría estar vinculada con cuentas bancarias aperturadas en Brasil, ya sea a su nombre o de terceras personas”, dice la Fiscalía en su suplicatorio.

Por ello, la Fiscalía ha solicitado a la Secretaría Nacional de Justicia y Ciudadanía, una dependencia del Ministerio de Justicia brasileño, la información de cuentas, propiedades, participación en empresas, vehículos, movimientos migratorios, entre otros, del expresidente Funes y la ex primera dama Pignato. El suplicatorio a Brasil, uno de los siete relacionados al caso Funes que la Fiscalía hizo a finales de mayo a diferentes países, incluye los nombres de otras 27 personas, aunque no todas están relacionadas a Odebretch.

Sobre Funes, la Fiscalía ha pedido información sobre las cuentas bancarias a nombre del expresidente -o donde pudiera tener firma autorizada- para saber las transacciones realizadas entre enero de 2006 a la fecha. Lo mismo ocurre en el caso de Mecafé, a quien la Fiscalía le señala la apertura en Brasil de una “cuenta especial” con el Citi Bank.

La solicitud más específica, sin embargo, va dirigida a Pignato, quien es ciudadana brasileña. La Fiscalía vincula a la ex primera dama, actual secretaria de Inclusión Social, con dos sociedades en Brasil. De ellas busca saber el estado, movimientos y transferencias internacionales de dos cuentas especiales, abiertas con los bancos HSBC y Banco do Brasil. Además, la Fiscalía ha solicitado los movimientos y cuentas en Brasil de una asociación y una fundación que Pignato creó en El Salvador en 2001 y 2013, respectivamente.

“Dentro de la investigación se ha determinado que existen elementos suficientes para iniciar una investigación en contra de la señora Vanda Guiomar Pignato, quien durante el periodo presidencial del señor Carlos Mauricio Funes Cartagena era la esposa y Primera Dama de la República de El Salvador”, sostiene el suplicatorio firmado por el fiscal general, Douglas Meléndez.

La ex Primera Dama, Vanda Pignato, captada durante un acto de la campaña presidencial ganada por su entonces esposo Mauricio Funes. Foto FACTUM/Salvador Meléndez

Tanto Funes como Pignato han asegurado en el pasado no tener relación con Odebretch y han negado haber recibido los fondos que financiaron la campaña de 2009, tal como han dicho exempleados de la constructora como autoridades brasileñas.

En diciembre de 2016, cuando se conoció la acusación hecha desde su país de origen, Pignato se pronunció con un comunicado que decía: “Reitero públicamente que nunca he realizado algún acuerdo personal con funcionarios del gobierno de Brasil ni con empresarios de ese país para gestionar fondos para ninguna campaña electoral”.

El otro amigo de Funes

Joao Santana, detenido y condenado en Brasil por lavado de dinero, fue el cerebro de la campaña electoral que llevó a Mauricio Funes a la presidencia en 2009. Dos investigaciones del periódico El Faro sostienen que Santana era de las personas más cercanas a Funes desde su aparición en 2008, y que, al obtener la presidencia, fue beneficiado económicamente con contratos publictarios gubernamentales.

Santana fundó, junto a su esposa Mónica Regina Cunha Moura -también condenada por lavado de dinero en Brasil- la empresa Polistepeque, S.A. de C.V. La empresa de publicidad, según El Faro, ganó $5.3 millones en contratos publicitarios gubernamentales, sin apenas competir.

Polisteque está incluida en las empresas que están siendo investigadas por la Fiscalía de El Salvador. La asistencia judicial incluye un apartado para las empresas relacionadas con la pareja Santana-Moura: Polis Propaganda and Marketing LTDA. y Polistepeque, S.A. de C.V. La petición incluye información tributaria, de registro mercantil y bancaria de las empresas de Santana.

Santana, según las autoridades brasileñas, fue pagado por una triangulación hecha por el Partido de los Trabajadores -al que pertenece Pignato- y Odebretch, para fortalecer la campaña de Funes y así asegurar la victoria en las presidenciales.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit