8496 Vistas |  3

Fiscalía incluye a Herbert Saca en investigación contra expresidente Saca

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

En febrero de este año la Fiscalía solicitó a la Corte Suprema de Justicia requerir información oficial a doce países para robustecer el caso penal contra el expresidente Antonio Saca. En ocho de esas doce peticiones se incluyó el nombre de Herbert Saca, el primo e influyente operador político del exmandatario, ligado desde hace años a redes de corrupción y crimen organizado. 

Foto FACTUM/Archivo


Aunque sus fotografías públicas son escasas, el nombre de Herbert Ernesto Saca Vides ha sido popular dentro de los informes de inteligencia del Estado desde, al menos, 2009. Señalado de dirigir una poderosa red de tráfico de influencias, de pagar sobornos a diputados y alcaldes con fondos públicos y de codearse con narcotraficantes, el empresario de 53 años ha conseguido evadir, sin embargo, cualquier amago de investigación penal.

Saca Vides es primo del expresidente Elías Antonio Saca González (2004-2009) y fue, según múltiples fuentes que pasaron por Casa Presidencial, uno de sus más influyentes asesores y el más oscuro de sus operadores políticos. El 31 de octubre de 2016, un día después de la captura del expresidente y parte de su círculo íntimo de exfuncionarios, la Fiscalía allanó HS Imports, el autolote de Saca Vides. El fiscal a cargo de la operación aseguró entonces que el procedimiento obedecía a ventas irregulares de autos a exmiembros del gabinete Saca.

Fue la última vez que se mencionó a Saca Vides dentro del llamado Caso Saca, el entramado que, según la Fiscalía, sirvió al expresidente, su familia, socios y exfuncionarios para desviar más de $240 millones del erario público a cuentas particulares. Hasta ahora.

Instalaciones de un autolote propiedad de Herbert Saca, donde la Policia de El Salvador busca indicios que prueben el caso de corrupción contra el expresidente Antonio Saca, detenido el pasado 30 de octubre de 2016. Foto FACTUM/Archivo

Entre el 1 y el 24 de febrero de 2017, la Fiscalía General de la República solicitó a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) tramitar doce suplicatorios relacionados al Caso Saca.  Los suplicatorios -o asistencias judiciales- son procedimientos legales entre dos Estados para compartir información en casos civiles o penales. En ocho de esas asistencias judiciales, la Fiscalía quiso obtener información oficial de Herbert Saca en el extranjero.

Esas ocho asistencias fueron dirigidas a Guatemala, España, Venezuela, Nicaragua, México, Panamá, Islas Caimán y Canadá. Todas, según los documentos consultados por Revista Factum, validados por dos integrantes de la Corte Plena de la CSJ y una de la Fiscalía, están relacionadas al “proceso penal instruido en el juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador contra Elías Antonio Saca González, por los delitos de peculado, lavado de dinero y activos”.

La Fiscalía usa las asistencias judiciales para corroborar cuentas bancarias, propiedades en el extranjero u otro tipo de información de procesados o personas bajo investigación. Esas ocho asistencias fueron hechas, según los documentos, “en relación a Ana Ligia Mixco Sol de Saca, Óscar Edgardo Mixco Sol y Herbert Ernesto Saca Vides, quienes podrían tener participación en dichos delitos o configurar un delito autónomo distinto”.

Ana Ligia de Saca es la esposa del expresidente; Óscar Edgardo, su cuñado. Ambos hermanos están procesados dentro del Caso Saca, acusados de lavado de dinero. Óscar Edgardo, exdiputado del partido ARENA y representante legal del Grupo Samix (acrónimo de Saca Mixco), el consorcio radial que une como socios al expresidente y a la ex primera dama, está procesado en prisión preventiva; Ana Ligia, procesada en libertad, es la única acusada que, de momento, ha esquivado la cárcel después de ser beneficiada con arresto domiciliario y el pago de una fianza de $250,000.

El expresidente salvadoreño, Antonio Saca, junto con el expresidente de Anda, César Funes (derecha) y el exsecretario privado, Élmer Charlaix (izquierda) durante la presentación ante los tribunales o por los delitos de peculado, asociaciones ilicitas y lavado de dinero. Foto FACTUM/Archivo

El resto de asistencias judiciales fueron enviadas a Bahamas, Honduras, República Dominicana y Costa Rica y buscan información sobre el expresidente Saca; su ex secretario privado, Élmer Charlaix; el expresidente de la ANDA, César Funes; el ex secretario de comunicaciones, Julio Rank; y tres empleados contables y de finanzas de Casa Presidencial: Francisco Rodríguez, Jorge Alberto Herrera y Pablo Gómez. Todos siguen procesados y en cárcel preventiva -resguardados en el penal La Esperanza- acusados de delitos de corrupción.

Revista Factum consultó a la Fiscalía sobre la vinculación de Herbert Saca con la red de corrupción que lideraba, según la investigación, su primo. Uno de los fiscales del caso no quiso opinar.

Detrás del biombo

Pese a que los informes de inteligencia sobre Herbert Saca arreciaron durante el gobierno de Mauricio Funes, esto no significó ninguna preocupación para el asesor de presidentes y vendedor de autos. Diversas fuentes consultadas por esta revista a lo largo de varias publicaciones aseguran que Herbert Saca se convirtió en hombre de confianza del expresidente Funes, a tal punto que fue figura clave en algunas votaciones en la Asamblea Legislativa, como representante del partido Gana, tal como reportaron en su momento otras fuentes periodísticas.

Antes de que esa relación se hiciera sólida, durante el segundo año de gobierno de Funes, Herbert Saca apareció en informes de inteligencia estatal ligado a intentos de soborno a alcaldes. El Organismo de Inteligencia del Estado incluso realizó un seguimiento de sus llamadas telefónicas en 2011 y sostuvo que Saca Vides llamaba casi a diario al teléfono asignado al presidente Funes.

En 2011, además, fue inmortalizado en la famosa imagen -una de las pocas que circulan públicamente- junto con el ahora prófugo Juan Umaña Samayoa, alcalde de Metapán, y uno de los acusados de pertenecer al Cártel de Texis, la organización que, según la Fiscalía, ha lavado más de $700 millones a través de una treintena de empresas.

Herber Saca (izquierda) en un acto proselitista con el alcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa (con pañoleta en el cuello). Al centro, el exdiputado suplente de Gana, Fernando Ávila. Foto FACTUM/Archivo

En el pasado, según fuentes policiales e informes de inteligencia que han sido consultados por Factum, Saca Vides tuvo relación con varios integrantes de la banda de narcotráfico “Los Perrones”, entre ellos Élmer Bonifacio Medrano Escobar y Reynerio Flores Lazo: ventas de terrenos, ventas de autos, abogados comunes.

Más recientemente, en marzo de 2013, fue descubierto un vínculo con otra importante red de narcotráfico, en este caso la liderada por Jorge Ernesto Ulloa Sibrián, alias Repollo, actualmente condenado por delitos relacionados a las drogas. En 2005, según publicó El Faro, una camioneta, a nombre de Herbert Saca, fue descubierta con rastros de cocaína en un allanamiento realizado en una de las viviendas de Julio César Bonilla Cabrera. Acusado de ser el brazo derecho de Repollo, Bonilla Cabrera fue condenado en julio de 2016 a 10 años de cárcel por lavado de dinero.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit