1218 Vistas |  1

EUA enjuicia a pandillero acusado de liderar a la MS-13 desde El Salvador

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

El Departamento de Justicia (DOJ) acusó la semana pasada en Boston al salvadoreño Edwin Mancía Flores, alias Shugar, de asociaciones ilícitas y conspiración relacionadas a una organización de crimen organizado: la pandilla MS-13. No es, dicen las autoridades estadounidenses, un pandillero cualquiera: el Shugar, líder de la clica Everett Locos Salvatruchos, dirige desde una cárcel salvadoreña el intento de la MS-13 por consolidar su presencia en la costa este de los Estados Unidos.

Foto FACTUM


El 13 de diciembre de 2015, Mancía Flores hizo una llamada a Estados Unidos desde una cárcel salvadoreña no identificada. Al otro lado del hilo, en Richmond, estado de Virginia, estaba José Martínez Castro, alias Chucky, líder de la Everett Locos Salvatruchos y encargado por la ranfla nacional de la MS-13 de expandir el programa Costa Este desde las Carolinas hasta los suburbios de Boston, en el norte.

Lo primero que hizo Mancía -a quien las autoridades estadounidenses han identificado erróneamente como Edwin Manica Flores- fue presentarse y exigir la unidad de las clicas ante los “embates del enemigo”:

“Somos los representantes del programa… uno de los puntos que hemos discutido es la unidad y hermandad que todos debemos mantener. Tenemos que estar juntos cuando llegue el tiempo de actuar… Muchas clicas allá arriba (en Estados Unidos) son muy independientes e insisten estúpidamente en que tienen su territorio, otros en otro lado dicen lo mismo y mientras tanto el enemigo se concentra alrededor de nosotros”, dijo Shugar, según la transcripción de la llamada telefónica que DOJ presentó el pasado miércoles 20 de septiembre a una corte en Boston, como parte de la acusación contra Mancía Flores, la cual fue dada a conocer este viernes 29 de septiembre.

Shugar también dio instrucciones claras sobre lo que los líderes -palabreros- de la MS reunidos en Richmond por llamado de Chucky debían de hacer en caso de que alguien en la pandilla se rehusara a cumplir con el llamado de unidad u osara hablar con la Policía:

“Los hijos de puta que no entiendan esto… porque ustedes saben cómo están de jodidas las cosas… Tienen que tener mucho cuidado… mucho cuidado con todos estos culeros que están rateando, porque tarde o temprano, tarde o temprano el culero que esté rateando cae en las garras de la bestia… Lo vamos a poner en la lista negra”, dijo Mancía a los líderes del programa, que reúne clicas de la MS-13 en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte, Virginia, Maryland, Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts.

De acuerdo con la acusación presentada por DOJ, Mancía Flores es uno de los miembros del liderazgo nacional de la MS-13 en El Salvador, que es conocido como ranfla e incluye a los jefes de las principales clicas y de los llamados programas.

Según la estructura de mando de la MS-13 que la Fiscalía salvadoreña hizo pública este año a propósito de la Operación Jaque, como llamó a una investigación de los activos financieros de la pandilla en El Salvador, el Costa Este es uno de los 14 programas internacionales de la organización.

“La mayoría de clicas en Massachusetts… pertenecen al programa Costa Este y estas clicas trabajaron de forma independiente o en cooperación para involucrarse en actividades criminales, que incluyen distribución de drogas, robos y extorsiones, para obtener dinero para ellos y para el liderazgo de la MS-13 en El Salvador… La acusación alega que estas clicas se reúnen para obtener rentas de miembros individuales de la MS-13, parte de las cuales es enviada a los líderes en El Salvador, casi siempre a través de transferencias cablegráficas”, dice el comunicado de prensa publicado el 29 de septiembre por DOJ.

Promas y clicas de la MS-13 descritas en la acusación de la Fiscalía General por la operación Jaque. El costa este es uno de los 14 programas internacionales de la pandilla.

La llamada de Shugar a Richmond ocurrió cuando la MS-13, tras el fallo de la tregua con el Estado salvadoreño y el Barrio 18 y el recrudecimiento de las medidas antipandillas del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, decidió revitalizar una vez más sus nexos con las clicas de Estados Unidos, sobre todo en las áreas metropolitanas de Washington, DC, y de Boston.

Chucky había convocado la reunión de diciembre en Richmond para dar instrucciones sobre aumento de extorsiones en las zonas controladas por la pandilla, así como órdenes específicas para asesinar a líderes o palabreros que se resistían, sobre todo en Boston, a seguir los mandatos que enviaba la pandilla desde El Salvador.

En esa reunión Chucky ordenó, entre otros, el asesinato de Herzzon Sandoval, alias Casper, el líder de la clica East Side Locos Salvatruchos (ESLS) que se negaba a obedecer las órdenes de expansión que llegaban desde El Salvador, reportó InSight Crime.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) vigilaba a Chucky y a la ELS desde que en octubre de 2014 empezaron a aparecer cadáveres de supuestos pandilleros y víctimas de la MS-13 en el área metropolitana de Boston, en Massachussets. Esa investigación del FBI se cerró en enero de 2016 con una acusación masiva contra 57 miembros de la pandilla acusados de cinco homicidios, 19 intentos de homicidios y de tráfico de drogas. Como parte de esa investigación, el FBI logró grabar la conversación entre Chucky y Shugar.

A partir de 2015, ciudades como Long Island, en Nueva York; Gaithersburg, en Maryland; Fairfax, en Virginia, o la misma Everett han visto cómo recrudece la violencia relacionada con las pandillas, sobre todo la MS-13.

La acusación contra Mancía Flores es una de las más notorias entre las realizadas contra supuestos líderes encarcelados en El Salvador y quienes tienen nexos directos con clicas en los Estados Unidos.
En 2007, un fiscal de distrito acusó en Greenbelt, Maryland, a Saúl Ángel Turcios, alias el Trece y uno de los principales líderes encarcelados en El Salvador, de cargos similares a los atribuidos a Mancía Flores. Turcios también fue, según las autoridades estadounidenses, un palabrero que supervisó la expansión de la pandilla en Maryland en aquellos años.

En 2010, otra investigación, esta de la Agencia de Migración y Aduanas (ICE, en inglés), involucró a Moisés Humberto Rivera Luna, alias Viejo Santos y líder de la clica Normandie Locos Salvatruchos, en una operación de extorsión y envío de dinero en Maryland ordenada desde El Salvador.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit