1106 Vistas |  5

“Era Es Será”: la nueva embarcación

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageShare on StumbleUponPrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneFlattr the authorShare on LinkedInShare on Reddit

Desde la concepción de Barco, en el 2011, los argentinos cuentan con una banda catalogada como rock-pop —algo que de alguna manera, en mi opinión, limita el concepto de la agrupación—. Según cuenta Alejandro Álvarez, cantante, guitarrista y líder de Barco, el nombre de la banda proviene de la intención de ofrecer un “viaje alternativo”… Y vaya que lo consiguen, ya que el sonido de Barco nos recuerda al rock antiguo, ese del cual nos enamoramos muchos latinoamericanos y que aún sigue presente en nuestro día a día con artistas como Soda Stereo, Charly García, Virus y Andrés Calamaro, por mencionar algunos ejemplos.

La banda, que suele hacer un manejo muy interesante de las metáforas en sus letras, está conformada por: Álvarez, en voz y guitarra; Francisco Álvarez, en batería; Justo Scipioni, en bajo; y Ramiro Cremona, en los sintetizadores.

En 2011, el grupo lanzó su primer EP, llamado “Ultraliviano”, al que dos años después le siguió su el primer disco, llamado “Antes del desmayo”. Ya por entonces Barco ofrecía una nueva propuesta para disfrutar de la música en sí. Algunos de sus sencillos más famosos —como “El no lugar”, “Sobre la superficie” y “Atravesarnos”—, nos demostraron lo que pasa si se mezcla sonidos de los años ochenta sumado a sintetizadores que dan como resultado un sonido fresco para los oyentes de la banda en nuevas generaciones.

En 2015, Barco publicó un nuevo sencillo (“Atravesarnos”), pero tardaron poco más de un año para entregarnos nueva música. El 2 de diciembre pasado lanzaron el segundo disco de la banda, que lleva por nombre “Era Es Será” y que propone de nuevo un aire diferente e igual de fascinante que en los lanzamientos anteriores.

El nuevo disco de Barco ofrece 28 minutos de una experiencia gratificante. A pesar de ser relativamente corto, sus canciones nos regalan un viaje por diferentes influencias de géneros musicales: rock, psicodelia, pop y hasta un par de baladas indie. Se trata de una experiencia que nos hace pensar que el “tiempo es de mentira”.

Para esta nueva propuesta, la agrupación decidió no contar con un productor artístico, sino que sumaron a sus amigos, para ayudarles a tomar decisiones importantes con el disco. ¿Y por qué no? En lo personal, me parece que les funcionó muy bien.

La nueva propuesta tiene esa esencia de los buenos discos, esa espiral de “entre más lo escucho, más me enamoro”, pues desde la presentación del disco, a través de su primera canción (“Buen trato”), nos damos cuenta de que estamos ante un ritmo diferente. El sencillo tiene un toque bastante rockero que nos hace bailar, además de un video que —al igual que la lírica de los temas— construye un juego divertido con las metáforas.

El álbum avanza con los temas “Bien ahora sí” y “Eso es amor”, que delimitan otro cambio más. En ellos quedan en evidencia las diferentes influencias musicales, los diversos géneros de los cuales se alimentan y sacan provecho para acoplarlos a su estilo y renovar el sonido de la banda.

En lo personal, me encanta la letra de “Eso es amor”, específicamente cuando la banda intenta darle un color al amor:

“Tu amor es verde a la mañana, rojo por la noche, amarillo al medio día”.

Me parece que hace un juego de sinestesia bastante particular y que logra una buena combinación con la melodía de la canción.

Siguiendo con el álbum, nos encontramos con la canción que da título al disco: “Era Es Será”. Lo que me gusta de esta canción es cómo Barco combina de una manera acertada elementos sencillos, que hacen que la canción sea una experiencia en sus oyentes… ¡Además de contagiarnos de ganas de bailar!

La primera vez que escuché “El recuerdo”, se vino de inmediato a mi mente el famoso grupo Ducan Dhu, una reconocida banda española de los años ochenta. Lo interesante de esta canción es el uso adecuado de instrumentos como el cencerro y el rayador, porque se trata de elementos que no se oyen con frecuencia en este género musical. Sin embargo, es ahí donde entra la versatilidad de la banda, al acoplar dichos estímulos y alcanzar con ellos un buen resultado.

“Especial Xxi” es una de las canciones más tranquilas, si hablamos de ritmo y melodía. Pero si ponemos atención a su letra, la canción tiene un tono romántico, de esas que nos hacen recordar a ese “alguien especial”.

Con las últimas canciones (“No te guardes nada”, “Los dos en el taxi” y “Perdona”), el álbum adquiere mayor fuerza y tono. Por otro lado, es importante destacar la voz de Alejandro Álvarez, quien nos transmite con suma fidelidad el sentimiento que florece en cada nota de los instrumentos. 

En conclusión, “Era Es Será” consiste en un álbum en el que Barco le da un giro diferente a la perspectiva que tenemos de la banda. Se han atrevido a mezclar sonidos nuevos y llenos de influencias musicales que han hecho parte de sí. Es un disco que nos sitúa ante una historia en la que lograron ofrecer una nueva propuesta para hacernos bailar. Y sobre todo, la demostración del potencial y el alcance que el grupo puede lograr, sosteniendo la inercia de mejorar cada vez más.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageShare on StumbleUponPrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneFlattr the authorShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Música