“Si este fue un cataclismo apocalíptico, lo que nos puede esperar en dos años es el final”

6238 Vistas |  2
Eso de la remontada fue invento que no tuvo base. Le pido a dirección que sea humilde y dimitan. Si entramos en confrontación con Nayib el pueblo no nos dará el aval. Las frases son de Fidel Fuentes, el alcalde de San Marcos, y una de las voces disidentes dentro del FMLN, el funcionario que desde la derrota de las legislativas de 2018 pide cambios drásticos en el moribundo partido de gobierno. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

1 Responses to ““Si este fue un cataclismo apocalíptico, lo que nos puede esperar en dos años es el final””

  • Me parece que en parte tiene razón el Alcalde de San Marcos. Considero que arrepentirse por haber votado en el FMLN por esta dirección no viene al caso. De todos modos lo censurable no es la dirección, mas bien son las actuaciones incorrectas de esa dirección, es decir lo actuado es lo que debe criticarse, no a las personas como tales. Sobre la propuesta de formar una comisión que asuma la dirección del partido para re-estructurarlo creo que debe hacerse de acuerdo lo que mandatan los estatutos. La base legal de lo que puede hacerse, no es la decisión de la dirigencia ni la imposición de decisiones desde afuera, esa decisión debe hacerse siempre a la luz de los estatutos, es decir de la legalidad interna vigente. Pienso que los cambios necesarios nunca llegarán tarde, a partir de ahora, hagan lo que hagan los resultados no serán inmediatos, tanto para la gente como para el partido. La reconstrucción partidaria será un trabajo de hormiga, muy fino, como una tela de araña, con paciencia y consistencia. Y esto es asi, porque ello no depende de la dirección, ni de la militancia, depende de las necesidades vitales de este pueblo y nada mas. Debe tomarse en cuenta también que mantener a la izquierda en la esquina del desastre forma parte de las intenciones e intereses de los rivales políticos, económicos e ideológicos que ha tenido este pueblo junto con su instrumento de lucha. Y esto hay que verlo, entenderlo y también hay que combatirlo. Los rivales del pueblo no van a detenerse para esperar que se recomponga de la situación actual, van a continuar hasta verlo totalmente aniquilado. Asi que cuidado con facilitarle el trabajo a esos rivales que alli están, intactos y envalentonados.