1278 Vistas |  1

“Uno siente que es necesaria una vía de escape y por eso hicimos Rawayana”

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

La noche del pasado viernes 5 de mayo, mientras medio San Salvador se reunía en el Gimnasio Nacional para ver al “cangri” (Daddy Yankee), Revista Factum y su servilleta se dieron cita en Scenarium Multiplaza para la Soulfa Live Session Vol. 7. ¿La banda estelar de la noche? Rawayana, agrupación venezolana con la que tuvimos la oportunidad de hablar un rato antes de su show y hacerle un par de preguntitas.

Fotos de FACTUM/Salvador Meléndez.


Luego de un pedazo de pizza con los chicos, un ron y un par de risas, ‘Beto’, ‘Tony’, ‘Fofo’ y ‘Abeja’ se encargaron de regalarnos una noche llena de sabor y sensualidad perfecta para desconectarse por la hora y media de su set, el mismo en el que la perfección y limpieza de su sonido dejó en claro el esfuerzo del que hablaron durante la entrevista y la calidad a la que se comprometen.

Rawayana es una banda integrada por Andrés “Fofo” Story (batería), “Beto” Montenegro (voz y guitarra), “Tony” Casas (bajo) y Alejandro “Abeja” Abeijón (guitarra). El grupo nació hace una década en Caracas, Venezuela, y durante su trayectoria se ha dedicado a fusionar muchos estilos musicales, como el reggae, el rock y el folk, entre otros.

A continuación la entrevista:


Empecemos con preguntas básicas: ¿cuánto tiempo llevan juntos? ¿cómo nace Rawayana?

Beto: El proyecto arranca, en verdad… aproximadamente desde que éramos compañeros del colegio, en el año 2007. Empezamos a tocar en reuniones de amigos, grabamos dos canciones en una computadora que teníamos, se las enseñamos a amigos… Y la verdad es que les gustó bastante. Ahí fue cuando decidimos hacer una banda, tratar de armar un proyecto y fuimos integrando las piezas. Luego llegaron Alejandro, Rodrigo —el antiguo baterista— y después vino la entrada de Andrés. Pero bueno, la verdad es que nos gusta verlo desde el año 2010, cuando tuvimos nuestras pequeñas presentaciones en la ciudad de Caracas, y que también va de la mano con el lanzamiento de nuestro primer disco: “Licencia para ser libres”. Después, en 2013, lanzamos el segundo disco: “Rawayanaland”; y ahorita, en Octubre del año pasado, lanzamos el disco “Tryppy Caribbean”, que es el que andamos promocionando.

Tony: Nosotros somos una banda de amigos, muy cercanos y era como de humor. Entonces eran como canciones sobre amigos de nosotros o versiones que las cambiábamos al español.

Hay dos cosas que me llamaron la atención mientras leía sobre ustedes. Primero, que empezaron como una banda de parodias; y la segunda, que en algún momento los llamaron “Una banda de internet”.

Beto: Bueno sí. Es que siempre todo fue bien viral. Las primeras veces que tocábamos había un montón de gente y era por los plays de “My Space”. Utilizamos mucho el internet y básicamente por medio de este es que pasó todo.

Hay muchas bandas latinas que sueñan con hacer giras, encontrar plays de su música. Ustedes llevan dos giras internacionales que incluyen fechas por Europa. ¿Cuáles creen que han sido los factores que les han ayudado a dar este salto? Sobre todo haciendo música de géneros tan explorados como el reggae y el funk… ¿Qué creen que los ha ayudado a llegar hasta acá?

Beto: Yo creo que ha sido un crecimiento muy orgánico. Desde el 2010 hasta acá, nos hemos tomado muy enserio nuestra producción. Le hemos dedicado muchísimo tiempo y muchísimo esmero a todo lo que ha sido la producción y grabación de los discos, la grabación de los videos. Y creo que parte de lo que nos ha ayudado a lograr empezar a tocar fuera de nuestro país es el material que hemos ido lanzando todos estos años.

Tony: Somos una banda que cuenta con un gran equipo, tanto audiovisual como de diseño; y nos gusta tener siempre presencia en redes sociales. Youtube, Instagram, Snapchat… Tenemos una página que actualizamos constantemente.

Beto: Por supuesto que hemos tratado de ir armando una estrategia, pero al final se reduce a la conexión que hemos ido generando por medio de todas estas cosas que te cuenta Tony; y cómo propones música que no sea solo un audio, sino cómo te presento todas estas cosas.

Es cuestionarse un poco: ¿dónde coloco yo la música? Como que la web, en ese sentido, ha funcionado de esa manera y no es tan orgánico. Porque se trabaja, estamos en una eterna conversación y proponiendo constantemente. Todo ha crecido. Hemos pasado por procesos naturales de crecimiento y es difícil de explicarlo.

Realmente somos un gran equipo creativo y creo que por eso hemos hecho lo que hemos hecho. Claro que tener el equipo no significa que otro solo lo haga.

¿Cómo esperan que sea la recepción que reciban del público salvadoreño?

Tony: Pues nos han contado que se pueden las canciones, entonces esperamos que sea una buena noche.

¿Cómo llegaron a géneros como la soca y el funk?¿ Cuáles han sido sus influencias y cómo decidieron que eso era lo que querían hacer?

Beto: Fue cuando estábamos conceptualizando el “Trippy Caribbean”, que es un disco que se escribió en muchas carreteras en vías a playa. El elemento de la playa y de la fiesta era vital. Porque la idea era proponer una fiesta caribeña y la soca es un ritmo que está en muchas de las islas que visitamos. Fue más influenciado por lo anglo que por lo latino y nos parecía divertido. En el caso de canciones como “Tucacas”, hacer esa crítica social en el contexto de la soca, que es este ritmo caribeño importado de lo anglo. En el caso de Venezuela, culturalmente llevamos 18 años donde nos han sembrado que todo lo anglo está mal y nos divirtió la idea de hacer una soca. Solo nos preguntamos: «¿por qué no llevarlo hasta allá?». Y así nos pasa con todo. Todos tenemos gustos musicales muy diferentes y cada quien como que va sumando.

Me alegra que mencionaras “Tucacas”. Cuéntenme de dónde viene esta canción…

Beto: Es la primera canción que escribe “Fofo”, el baterista. De alguna forma era una manera de reflejar una realidad que existe en nuestro país. Dónde cada uno critica, critica y critica, pero hace falta autocrítica, ver los errores que nosotros mismos estamos cometiendo como sociedad. Un poco era meter esa temática.

Varios referentes de música venezolana reconocida a nivel latinoamericano desarrollan un contenido de crítica social bastante marcado. Tenemos, por ejemplo, a Alí Primera y Los Guaraguao. ¿Cómo deciden ustedes tocar este tema? Cuando normalmente sus canciones tienen un contenido más de fiesta y sensualidad… más “light”.

Beto: Es un gran esfuerzo para nosotros. Venimos de un país donde la política está todo el día alrededor de nosotros. Estamos en un país donde los ojos del difunto Chávez están por toda la ciudad. Son socialistas, pero se hacen más publicidad que la Coca Cola, la Pepsi y todo junto. Estamos rodeados de eso. Los medios nacionales son lo mismo. Entonces, de alguna forma, uno siente que es necesaria una vía de escape y es por eso que nosotros hicimos Rawayana. Es como que existe este sitio donde nosotros podemos ir y hablar de otras cosas y sumar.

Es complicado para nosotros hacer canciones divertidas en un contexto como en el que estamos, pero entendimos o asumimos que el rol que teníamos nosotros en nuestro país era ese, era tratar en la medida de lo posible que cuando la gente vaya a nuestros conciertos viaje a otro sitio.

Temas como “Tucacas” o la “Pistola” son temas que, bueno, nacen porque tampoco podemos estar de alguna forma metidos en una burbuja. Son canciones de temáticas que nosotros consideramos más importantes que toda la novela y todo el conflicto político que tienen los líderes.


 *El show no cerró sin que Soulfa nos diera una pista de lo que podés esperar en la próxima sesión, en la que tendrá como invitados a Jesse Baez (GT) y Little Jesus (MX).

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Música