3165 Vistas |  2

Entrevista [vía twitter] con Andrés Calamaro

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Andrés Calamaro Masel es un pilar del rock [y la música en general] en Argentina, España y toda nación que se precie de hacer uso de la lengua que Cervantes llevó a la perfección. Durante décadas, “El Salmón” ha compartido su talento y ha visto edificarse ante sí a una legión de fans que le acompaña a pesar de cualquier pesar.

Yo soy uno de esos fans. A Andrés le he seguido la contracorriente [con algunas intermitencias] desde finales de los ochenta, cuando Súper Stereo [la finada estación que puso de moda el rock en español en el 105.7FM salvadoreño] nos compartió la melodía de “Pasemos a otro tema“.

Para entonces, yo era más bien un fan de Enanitos Verdes. Pero algo de aquel sonido me contagiaba reminiscencias. Años después comprendí la sensación: Andrés había sido el productor de mis discos favoritos de Enanitos Verdes (y de otros grupos importantes) en aquellos años.

Y luego apareció el grupo que convirtió a Andrés en celebridad: Los Rodríguez, la mezcla argento/ibérica que grabó algunos de los discos más influyentes del rock en español trasatlántico.

Si uno es periodista –y no se tiene reparos en aceptar algo natural e incuestionable, como la portación de ídolos a un costado de la aorta–, uno busca siempre entrevistar al objeto de admiración.

Por años busqué entrevistar a Andrés. Conseguí y le escribí al correo electrónico de Olga [su manager] y no obtuve ni siquiera un “pasemos a otro tema” a cambio. También busqué [infructuosamente, por supuesto] la entrevista a través de Warner, su disquera. Una vez, hace un par de años, estuve presente en una conferencia de prensa de Calamaro en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México. Ahí lo escuché hablar sin parar y responder preguntas que ni siquiera le formulábamos los periodistas. Me preguntaba: ¿porqué cuesta tanto entrevistar a este tipo al que sin lugar a dudas se le olvida siempre ponerle solución de frenos a la lengua?

Entendí entonces que quizás mis canales de búsqueda eran los que fallaban. Plantear una entrevista a una celebridad de este calibre desde la trinchera del “Hola, soy un periodista de El Salvador” [¿El Salvador? ¿Qué es eso?] no rendiría frutos. Entendí, luego de varios años de atestiguar la catarata de locuras que Andrés comparte a través de su cuenta de Twitter [o tweety, como le llama él], que había que adaptarse a sus maneras de comunicación.

Cualquier persona que sigue su cuenta de Twitter sabrá que ahí no hay ningún community manager de por medio. Y luego de atestiguar cómo Andrés se toma el tiempo de contestarle a cada uno de sus fans hasta las más inverosímiles preguntas, se me ocurrió plantearle una entrevista vía twitter. Todos los días, a la misma hora, le lanzaría una pregunta. Ya quedaría en él si las respondía o si no…

Y sucedió que Andrés comenzó a contestar con gentil puntualidad cada una de las preguntas (a excepción del Día 4).

En el proceso dejó frases reseñables:

El rock siempre sigue vivo en alguna parte… en varias partes al mismo tiempo. Decir que está muerto es un juego.

Y mucha información sobre sus manías personales, sobre su manera de entender la música, sobre su manera de entender lo que pasa cuando su música deja de ser suya y se convierte en presa de un escrutinio ajeno que no termina por comprenderlo.

Sobre eso y mucho más fue la entrevista [vía twitter] con “El Salmón”, el que navega contracorriente…

Día 1: “Los Chicos” es un tributo a los amigos que se han ido. ¿Qué meditás sobre la muerte que acecha a los bastiones de tu camada?

– Cuando la escribí, hace 15 años, era un poco de las dos cosas. Ahora… lo es incluso más.

Día 2: ¿Cuál creés que es tu disco más incomprendido (y porqué)? Yo apostaría por “El palacio de las flores”…

– “El Palacio de las flores” supone el reconocimiento de Litto Nebbia, un artista fundador y extraordinario. Eso es mucho más importante que la opinión de gente cuya escala de valores desconocemos. La opinión no es tan importante. Cualquiera tiene una. El respeto de un músico referencial es un gran privilegio. Grabar con Nebbia es como grabar con Fattoruso, Jerry Gonzalez o El Cigala. Es haber llegado muy lejos con la música. Ellos son la distancia. Mi mérito es merecer compartir música con artistas de semejante categoría. Lo demás no importa.
Después de “Honestidad Brutal”, la mayoría de mis discos fueron incomprendidos. Grandes artistas fueron “incomprendidos” durante décadas. Artistas universales y geniales a años luz de mi modesto servicio.

Día 3: ¿Cuál de todos tus discos (solista o Rodríguez) merecería más una buena reedición en vinilo?

– Prefiero reeditar en vinilo aquellos álbumes que fueron grabados para publicar en vinilo, porque duran lo aconsejable. Tienen que ser discos naturales, de cuarenta minutos o menos; y aptos para partirse en dos mitades. Dos caras. No sé si un vinilo suena mejor que un CD, pero hay que creer que sí y publicar con seriedad.

Este año reeditamos “Sin Documentos” y un EP de 10 pulgadas especial para el Record Store Day. El próximo será “El Cantante”.

Me gustaría rescatar “Live in Ayacucho (1988)” y prensar “Tinta Roja” en elegante vinilo de 180 gramos.

Estamos probando ediciones para “Alta Suciedad”, con mucha seriedad en NYC, con Joe Blaney. Habrá que recortarlo para que sea un LP. Es posible que haya que restar canciones de la edición original porque, con más de veinte minutos por lado, el volumen se reduce. Si un disco fue grabado pensando en CD o digital, hay que prensar un disco doble y cobrarlo caro. No es ideal.

Pensar en vinilos para “Honestidad Brutal” o “El Salmón” es improbable.

Serían demasiados discos y demasiado caro para el público.

Calamaro vinilo

Andrés nos envió esta imagen de la reedición de “Sin documentos” en vinilo.

Día 5: Con Enrique Bunbury ha habido un conocido intercambio de colaboraciones. ¿Qué canción suya le envidiás más?

– No funciona así. Con Enrique nos ponemos de acuerdo para envidiarles canciones envidiables a terceros. Hasta donde hemos hablado, estamos de acuerdo.

Día 6: Alguna vez explicaste sobre cómo el acorde de LA Mayor define al Rock & Roll. ¿Qué acorde sentís que te define a vos? ¿El Si mayor séptima?

– Caray. El B7 (Si mayor séptima)… Es un mito. Es el quinto grado de un Mi menor. Subdominante y tónica. Existe el B7 para volver al Em (Mi menor), pero también suena “americano” después de un G (Sol mayor)…Tonalidades accesibles para tocar en guitarra. En “Flaca”, el B7 es el tercer grado, el segundo acorde de la serie, después de un Sol. Tocando en menores, es la quinta milonga.

Resumiendo. Uso el B7 porque tengo recursos limitados en la guitarra; y es un acorde accesible y sonoro en mayores o menores. Pero en “Cuando no Estás” es un E7 (Mi mayor séptima) y en “Sin Documentos” es un D7 (Re mayor séptima), cumpliendo exactamente la misma función.

Día 7: Hoy que la muerte merodea, ¿es “Nacimos para correr” tu explicación sobre el deseo de alcanzar la inmortalidad?

– Las interpretaciones a propósito de los textos de “Bohemio” fueron uno de los peores momentos de mi modesta historia musical. Buscar explicaciones a las letras de las canciones es tolerable, pero creer que las encontramos es insoportable. Someter un disco a esa clase de análisis o juicio es lo peor de publicar un álbum.

Día 8: ¿Sentís que ha mejorado tu tolerancia con los comentaristas/jueces/escrutadores de tweety que te seguimos?

– Detesto cualquier tipo de opinión o análisis sobre mis discos. Son equivocados y bastante ridículos. ¡Pero tweety no es critica! No saben atarse los cordones y pretenden opinar de música.

No escucharon ni a los Beatles. Someter una obra al juicio de los otros es infame.

Los verdaderos críticos ni se molestan en escribir críticas de discos. En el mejor de los casos son blogueros ridículos o periodistas desapasionados viviendo una eterna adolescencia.

No soy tolerante, pero mido estas cosas en la calle, donde el respeto es total. A diario me lo demuestra la gente de verdad.

Día 9: ¿Algún personaje centroamericano (artista/político/deportista/etc) por quien sintás especial admiración?

– Hector Lavoe, el cantante.*
* en realidad “El Cantante” no es centroamericano, es boricua.

Día 10: ¿Cómo asumís el verte como personaje de prensa rosa?

– En líneas generales, es horrible estar en ese lugar. Es una carnicería, es muy cruel, desagradable y aberrante. No consumo ese tipo de informaciones, pero el conjunto de la TV, la radio, internet y la prensa gráfica llega a mucha gente. Ignoran olímpicamente mis méritos musicales y nuestro éxito mundial.

España y América me aman. Soy un músico respetado. Cierto es que en la calle ese tipo de información-basura no importa, pero mucha gente vive en este termo virtual y ve televisión. Imaginarse que un ídolo tropieza y cae en desgracia es un alivio para mucha gente desdichada. Es un mundo de traidores. Yo ni me molesto en aclarar la verdad. Cualquiera se arrancaría la piel para habitar mis pantalones por un día.

Eso queda. Siempre me trataron con respeto, nadie tiene coraje para decírmelo en la cara. Jamás me faltaron el respeto en persona. Pero haría cualquier cosa para que se olviden de mí. Un caso perdido, porque el pueblo me ama. Me agradece.

Día 11: Back 2 Past: ¿Qué disco ajeno que produjiste te dejó más satisfecho o con especial recuerdo? ¿Enanitos Verdes? ¿UPA? ¿Los Fabulosos Cadillacs?

– Algunos de aquellos discos “todavía” suenan bien. Serían bien considerados si fueran editados ahora como novedades. Seguimos amigos con Los Fabulosos Cadillacs y Gabriel (Vicentico). Sembramos la amistad en largas caminatas amaneciendo en Buenos Aires. Terminábamos las grabaciones a las seis de la mañana y volvíamos caminando por Pueyrredon de Hipólito Irigoyen hasta Plaza Italia. Mi intervención fue no invasiva y traté de cuidar el sonido propio del grupo.

Con Don Cornelio me involucré de otra forma y en varios niveles. En los estados y en los sonidos. Fue una gran grabación. Todos muy comprometidos y arriesgando todo para hacer un disco que sigue estando entre los mejores. Con los Enanitos Verdes realmente despegamos. Los chicos se consagraron y los discos suenan muy bien al día de hoy. De algún modo, sigo evolucionando como productor de grabaciones secretas, pero entonces me dejaba la piel en el estudio. Fui un interesante productor analógico. Perdí el tren cuando la grabación digital se impuso en todo el mundo. En aquellos años, editar en vinilo no era gran cosa. El corte de acetato casi nunca dejaba a nadie conforme. Aquellas grabaciones deberían reeditarse en Checoslovaquia en vinilo de 180 gramos y escucharlas en poderosos equipos valvulares. Cada noche grabando era una autentica fiesta, pero estábamos comprometidos con hacer discos buenos. Y no dejamos impresos vicios del audio de los ochenta. Fue una carrera corta de productor… la mía.

Día 12: Gene Simmons (Kiss) dijo: “Rock is finally dead (el rock finalmente ha muerto)”. Y Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters) dijo: “not so fast” (no tan rápido). ¿En qué bando te ubico a vos?

– Los dos son millonarios y dudo que estén acomplejados por sus jugosas y legitimas cuentas bancarias. Dave es un fetichista del rock y sus formas clásicas, pero Simmons es un ícono del classic rock. Los dos buscan la redención: el rock vivo de los millonarios. El rock siempre sigue vivo en alguna parte… en varias partes al mismo tiempo. Decir que esta muerto es un juego. Los dos están jugando al mismo gesto dialéctico, ser auténticos pese a los millones. Lo tienen bien ganado. Estamos hablando de Kiss y Nirvana. ¡Lo más importante lo dijeron con… rock!

[A continuación un video de The LipTV que explica mejor la situación de Gene Simmons y Dave Grohl]

Día 13: ¿Estás satisfecho con tus homenajes musicales a la tauromaquia?¿“El tercio de los sueños”? ¿“Media Verónica”? ¿Te queda más por ofrendar al respecto?

– Aquellos ni siquiera fueron homenajes. Por aquel entonces era un completo forastero, un extraño en el mundo del toro. Me queda la vida para ofrecer al arte tauromáquico. Voy a estar siempre en los callejones, los tentaderos… Escuchando a los que saben, acompañando a mis amigos. ¡Arte grande para corazones nobles!

Día 14: Frase tuya: “El fútbol es la más importante de las cosas sin importancia”. ¿Cuál es la menos? ¿Los Latin Grammy?

– Los Latin Grammy son una gran cosa. Reunirse con los colegas de esta profesión es importante. Respeto y amistad. Cualquiera adivina que hay intereses corporativos jugando, pero es un día mundial de la música latina. Me gustan. Soy un perdedor serial de premios, pero cuando me rodeo de la gente de la música, me ofrecen mucho respeto. ¡Qué importante! Los premios se aceptan con honor porque los discos se hacen con mucha gente que ayuda y le pone corazón a las grabaciones.

Día 15: En 2002 entrevisté a Charly García y le pregunté por vos. Me dijo que todo estaba bien. ¿Cuál es la relación actual?

– Esta todo bien con Charly. Tuvimos algún periodo complicado, como cualquier “pareja”, pero no existe rencor ni reproches. Alguna vez celebramos algún desencuentro, pero nunca fuimos enemigos. Fuimos precursores del quilombo mediático. Actualmente tenemos una relación que se sostiene formidable, después de muchos años de respeto y amistad. Estamos perfectamente preparados para cantar y dibujar… en una casa con diez pinos.

Día 16: Meses atrás me compré el vinilo de “Por mirarte” (1988). En esencia, ¿qué ha cambiado más de aquel Andrés?

– ¡Caray! Jamás vuelvo a escuchar mis discos. Los termino y al día siguiente estoy haciendo otra cosa. Los discos no siempre son un reflejo cristalino de la personalidad. “Por mirarte” debería haber sido un disco con los demos. Una sesión lisérgica que hicimos a tres guitarras con Julian Petrina. Ahí estaba todo lo necesario. Tenia mas distorsión.

No siento que los discos sean un retrato personal mío. Ni siquiera reflejan mis inquietudes musicales. Son un conjunto de errores. Personalmente.. todos cambiamos. Nos pulimos y nos mejoramos hasta que nos oxidamos y nos arruinamos. Todavía soy una versión mejorada de aquel que grababa en 1988. Me prefiero ahora como cantante y como persona. Más sabio. Tampoco era un angelito, ni comía vidrio, pero volé mucho desde aquel entonces. Conocí mucha gente, viví muchas vidas en una. Como nos va a ocurrir a todos, algún día voy a querer recuperar el tiempo. En eso todos somos iguales.

Ahora canto mejor, entiendo mejor las cosas. De momento, soy una versión mejorada de aquel de “Por Mirarte”.

Día 17: Sé que lo tuyo es Soundcloud, pero ¿cómo ves la distribución por streaming en opciones como Spotify o Deezer?

Me gusta Spotify… Escucho bastante el streaming. Mis principales discos contemporáneos están disponibles. Debería armar programas del Soundcloud Party para ofrecerlo en Spotify, pero el margen legal es delicado. Muchos sampleos. No sé qué porcentaje del streaming y el Youtube nos llega a los artistas y los autores. No me consta que exista trampa. Pero armaron Youtube sin publicidad y ahora hay avisos casi en cada canción, por más inédita que sea. Todas las teorías de la cultura gratuita, de vivir de tocar en vivo, de una clase media discográfica… se pincharon. Todas.

Al final es un negocio para muy pocos y el público paga más que nunca ahora por artefactos electrónicos y señales. El siglo pasado gastábamos en discos y libros que eran nuestro patrimonio cultural físico. Era agradable. La tecnologia consume nuestro dinero pero también nuestro tiempo. Me permito dudar de las bondades de la vida moderna.

Personalmente, se diluyeron muchas opciones para ganar dinero. Lógicamente, también entiendo las ventajas. Pero si perdemos dinero, tampoco deben ser grandes ventajas. Viajamos más… los que podemos. Como sea, no me quejo, porque aprendí a no quejarme.

Escúchame entre el ruido en: https://soundcloud.com/a-k-25

Obras Incompletas” y “Salmonalipsis Now” están disponibles en el streaming… Por monedas. Solo piden que los escuches. Tiempo.

Escucha esos discos… Entrale a mis grabaciones libres en Soundcloud. Si te gusta, puedes opinar. Si no… No digas nada.

Fe de ratas : “…hay avisos casi en cada canción por MÁS inédita que sea…”

Día 18: Tu usuario delata lo mucho que te gusta “The Wire”. ¿Qué es lo que más te atrapó de esa serie de TV? ¿Otras más que también te gusten?

Prefiero no estar demasiado pendiente de la TV pero “The Wire” me gustó. Vimos las cinco temporadas. No es normal que soporte ver cinco temporadas de una serie. Fui fiel a “The Sopranos”… Poco más.

Últimamente vi grandes documentales: “Ginger Baker”, “Muscle Schoals” y “Dr. Feelgood”.

En mi infancia no vi television pero si fui mucho al cine. De niño y de adolescente. Lo celebro.

Día 19: Cuando vos, Charly y Fito paren el tren, ¿quién tomará la estafeta? ¿Ves a alguien que se proyecte?

Hay mucho talento en nuestro país. La música ya eligió  a sus artistas. El rock próximo ya está en marcha. Me consta el talento urgente en todo el país y en nuestros distintos géneros.  El rock libre, la canción y el folklore ya tienen un presente y un futuro. Hay mucha gente que no se conforma con lo que nosotros tenemos para ofrecer y busca otros sonidos. Espero que mi música dure para siempre, pero no tengo dudas de la existencia de más música proyectándose. En el mundo ya hay talentos contrastados de dos generaciones de relevo generacional polenta.

Día 20: En tus mashups escucho mucho hip hop en inglés. ¿Algún artista de hip hop en español que te emocione?

El Langui de La Excepción. Y las rimas del Residente para Calle 13. Hay cosas buenas en Barcelona.

Si quieres ver la galería de imágenes del concierto de Enrique Bunbury y Andrés Calamaro, visita el siguiente enlace.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit