5046 Vistas |  Like

El testimonio de un pandillero pone en duda las presidenciales de 2014

El juicio por la tregua entre pandillas y el gobierno Funes tuvo una bomba. La declaración de un testigo criteriado, un pandillero que participó en reuniones con dirigentes políticos, apunta que tanto Fmln como Arena buscaron, se reunieron y pagaron miles de dólares a las tres principales pandillas a cambio de votos en las elecciones presidenciales de 2014. El testigo, un importante jefe de una de las facciones del Barrio 18, al que la Fiscalía le ha otorgado total credibilidad, fue el mismo que participó en reuniones de las que hay constancia en video, que fueron reveladas por El Faro y Factum. Desde Arena niegan que hayan ofrecido dinero a las pandillas pero no niegan las reuniones; el Fmln, en cambio, ha optado por el silencio. La Fiscalía no ha aclarado si procesará o no a los dirigentes políticos mencionados por su testigo estrella. 

Foto FACTUM/Archivo


Uno de los ex líderes de la facción Revolucionaros del Barrio 18 aseguró que el partido de izquierda Fmln entregó $250 mil a las tres principales pandillas del país para asegurar el triunfo del actual presidente Salvador Sánchez Cerén en las elecciones del año 2014.

Estas declaraciones fueron dadas por Carlos Eduardo Burgos Nuila, alias Nalo de Las Palmas, un ex ranflero (cabecilla) del Barrio 18 Revolución, en su calidad de testigo criteriado (beneficiado jurídicamente a cambio de su testimonio). Los señalamientos de Nalo fueron el jueves 10 de agosto, en medio de un juicio contra 18 personas acusadas de cometer diversos delitos en el marco de la tregua entre pandillas y el gobierno del expresidente Mauricio Funes, quien también gobernó bajo la bandera del Fmln.

Nalo también aseguró que, en el marco de las elecciones presidenciales del 2014, representantes del partido Arena también entregaron $100 mil a cambio de sus votos.

El testimonio de Nalo, en un interrogatorio dirigido por la Fiscalía General de la República, y a falta de corroborar su veracidad, apunta a que dirigentes del Fmln y Arena habrían cometido delitos como la violación al artículo 29 de la Ley Especial contra Actos de Terrorismo, que dice textualmente “El que por cualquier medio, directa o indirectamente, proporcionare, recolectare, transportare, proveyere o tuviere en su poder fondos o tratare de proporcionarlos o recolectarlos, dispensare o tratare de dispensar servicios financieros u otros servicios con la intención de que se utilicen, total o parcialmente para cometer cualquiera de las conductas delictivas comprendidas en la presente Ley, será sancionado con prisión de veinte a treinta años, y multa de cien mil a quinientos mil dólares”.

Sin embargo, las declaraciones de Nalo han sido utilizadas en un juicio que no tiene relación con estas negociaciones. La Fiscalía  tampoco ha procesado a ningún político de los mencionados por el testigo por dichas negociaciones.

Factum preguntó a uno de los fiscales del caso Tregua por qué los partidos o representantes de los partidos que negociaron las elecciones con pandillas no están siendo procesados. El representante fiscal se limitó a responder que “esta investigación sigue abierta”, aunque se negó a responder si existe una investigación activa por este caso.

LEA TAMBIÉN: “Ellos (Fmln y Arena) pedían los votos de nuestros miembros, de nuestras familias y de nuestras clicas”

 La primera negociación con el Fmln

Según las declaraciones de Nalo, las negociaciones por las elecciones presidenciales de 2014 comenzaron en diciembre del año 2013 con una reunión entre líderes de la MS-13 y las dos facciones del Barrio 18 con representantes del Fmln. Entre los políticos que asistieron a esta reunión, Nalo mencionó al exdiputado y ex ministro de Justicia, Benito Lara, y al actual ministro de Gobernación, Arístides Valencia. Sobre Lara y Valencia, Factum reveló en octubre del año pasado dos videos en los que se les ve junto a miembros de pandillas ofreciéndoles programas de créditos hasta por $10 millones. El líder pandillero aseguró que “en un momento llegó Medardo (González) y Ramiro (José Luis Merino)”. Estos dos últimos son altos dirigentes del actual partido de gobierno.

El ex ranflero aseguró que en esa reunión hubo representantes de las tres pandillas. Por la MS-13 asistieron Rubén Rosa Lovo (a) El Chivo de Centrales; Marvin Adaly Ramos Quintanilla (a) Piwa; y Danni Fredy Ramos Mejía (a) Cisco. Por la facción Sureños del Barrio 18 asistieron Óscar Salvador Mejía (a) Weekend y otro pandillero identificado únicamente con la taca de “Chafa”. Por la facción Revolucionarios asistieron Timoteo Mendoza (a) El Chory, Eduardo Burgos Nuila (a) Nalo y otro únicamente identificado con el alias de Chino Alf.

Las declaraciones de Nalo señalan que el Fmln entregó en un primer momento $150 mil a las tres pandillas a cambio de 120 mil votos con los que asegurarían su triunfo en la primera vuelta de las elecciones de febrero del 2014. El pandillero señaló además que para esta negociación tuvieron la “asesoría” de Raúl Mijango, el principal rostro de los llamados “mediadores” de la tregua.

Nalo aseguró ante un juez especializado de San Salvador y ante representantes del Ministerio Público que, en un primer momento, las pandillas les pidieron a los representantes del Fmln que se firmara un documento con todos los acuerdos a los que se había llegado. Sin embargo, los políticos dijeron que no podían dejar documento alguno firmado, pero que como “garantía” incluirían en la negociación al padre Martín Barahona, de la iglesia Anglicana. Este sacerdote pertenece a la Iniciativa Pastoral por la Vida y la Paz (IPAZ), un grupo conformado por varias iglesias cristianas que realizan trabajo comunal en contacto con pandilleros retirados y activos. En la iglesia de este sacerdote, según Nalo, se realizó la primera reunión entre pandilleros y el Fmln.

Al ser consultado en el marco de la publicación de los videos en que se veía a Valencia y Lara, Barahona admitió que la Iglesia Anglicana fue sede de varias reuniones con pandilleros, debido a sus actividades pastorales en la búsqueda de la paz, aunque dijo no recordar la presencia de ningún representante del Fmln.

Nalo aseguró que los $150 mil que entregó el Fmln se repartieron entre las tres pandillas: $75 mil para la Mara Salvatrucha 13; y $37,500 para cada una de las facciones del Barrio 18. De estos fondos, al menos la facción Revolucionarios guardó $24,000 para la “Caja General”, un fondo común que esta pandilla utiliza para la compra de armas de fuego, según declaró el testigo. El resto ($13,500) fue repartido entre tres líderes en libertad.

Luego de aceptar el acuerdo, las pandillas ordenaron a sus miembros, familiares y colaboradores a votar por el Fmln, según lo aseguró Nalo.

De acuerdo con cifras oficiales, en El Salvador, hasta el año 2013, había cerca de 60 mil pandilleros activos, mientras que su círculo de colaboradores, simpatizantes y familiares ascendía a casi el medio millón de personas.

Ex director de Centros Penales, Nelson Rauda, durante el receso en la vista pública de la llamada “Tregua entre Pandillas” durante el gobierno del presidente Mauricio Funes, en el segundo día de instalada, en San Salvador, El Salvador, el 8 de agosto de 2017.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

La segunda negociación con el Fmln

Los candidatos a presidente en las elecciones del 2014 eran Sánchez Cerén, por el Fmln, y Norman Quijano, por el partido Arena. Luego que la primera vuelta terminara con un resultado cerrado, los partidos se fueron a una segunda vuelta en marzo.

Tras estos resultados, según Nalo, el Fmln volvió a buscar a las tres pandillas. Esta vez, quienes buscaron a las pandillas fueron el actual ministro Valencia y Lara, quien actualmente es asesor en materia de Seguridad Pública del presidente Sánchez Cerén.

Según Nalo, en esta segunda ocasión, tras reclamarles los resultados obtenidos en la primera vuelta, los políticos de izquierda les pidieron a las pandillas un nuevo esfuerzo para asegurar su triunfo, a lo que los líderes respondieron pidiendo más dinero. Esta vez, el Fmln entregó otros $100 mil a cambio de su triunfo en las urnas.

El testigo aseguró que quien entregó el dinero en esta segunda ocasión fue “Wilson”. Wilson Alexander Alvarado Alemán conduce una oenegé llamada Fundación Nahual que trabaja con pandilleros retirados. Esta fundación fue señalada por la Fiscalía General de la República (FGR) como una oenegé “fachada” en el marco de la llamada Operación Jaque.

Wilson fue también a través de quién el Fmln hizo el primer contacto con las pandillas para iniciar una negociación electoral, según Nalo.

Estos otros $100 mil también fueron repartidos en un 50% para la MS-13 y un 25% para cada facción del Barrio 18.

Factum contactó a varios diputados del Fmln para obtener su opinión sobre los señalamientos de Nalo. Sin embargo, ninguno quiso detenerse y explicar.

La negociación con Arena

El ex líder del Barrio 18 Revolución también aseguró que representantes de las tres pandillas se reunieron con líderes políticos del partido Arena en un rancho privado en el municipio de Ilopango. En esa reunión participaron el actual diputado y potencial candidato a alcalde por San Salvador, Ernesto Muyshond, así como el ex alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, fallecido el pasado 28 de julio.

El Faro reveló en marzo del año pasado un video en el que se escucha a Muyshondt y a Ruano dialogando con líderes pandilleros. En dicho audio, el diputado, en representación de su partido, les ofrece una nueva tregua a las pandillas si los hacen ganar las elecciones de 2014.

El ex mediador Raúl Mijango (centro) habla con su defensor, Mauricio Ramírez (izquierda), y Paolo Lüers, en la vista pública del caso “La Tregua”, en el Centro Judicial Isidro Menéndez en San Salvador, El Salvador, el 10 de agosto de 2017.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

Luego de que El Faro revelara la grabación, representantes del partido Arena, incluido el ex candidato presidencial, Norman Quijano, se apartaron de las negociaciones que Muyshondt y Ruano tuvieron con pandilleros, pero no las negaron.

Según Nalo, en aquella reunión, Chafa de los Sureños le dijo a los representantes de Arena que para apoyarlos en las elecciones necesitaban “un ingreso monetario” $100 mil. Los representantes de Arena dijeron en un primer momento que debían consultar la entrega de ese monto por lo que se retiraron, según declaró el testigo.

Sin embargo, días después fueron citados por Raúl Mijango a una “reunión de emergencia” en la que entonces era su oficina, ubicada en la colonia San Benito, de San Salvador. Nalo asegura que a aquel local se apersonaron representantes de las tres pandillas y también Paolo Lüers, un columnista del periódico El Diario de Hoy que también tuvo participación activa en el grupo de “mediadores” de la tregua. El testigo asegura que Lüers se presentó como “representante del partido Arena” en aquella reunión.

Nalo dijo que Raúl Mijango aconsejó a las pandillas negociar con Arena para “mantener balanceados los poderes” y que, tras una breve negociación, Lüers se retiró durante media hora y al volver trae un maletín en las manos. Según Nalo, el maletín contenía $100 mil en efectivo. Este dinero fue repartido entre las tres pandillas en los mismos porcentajes que se repartió el dinero entregado por el Fmln.

Poco después del juicio, Lüers emitió un comunicado en redes sociales para negar lo dicho por Nalo.

Durante su interrogatorio, el testigo no señaló en qué fecha se realizó esta entrega de dinero.

El resultado electoral, sin embargo, terminó favoreciendo al Fmln, y en la segunda ronda electoral el partido de izquierda ganó por un margen de 0.22 puntos.

Según Nalo, las negociaciones entre los partidos políticos y las pandillas cesaron tras la elección del 2014 cuando el Fmln ganó. Tras el triunfo, según Nalo, el partido en gobierno les prometió que se seguirían reuniendo a través de IPAZ; sin embargo, ya no supo de más reuniones sobre el mismo tema.

Periodistas siguen el vehículo donde se transporta el General David Munguía Payés, Ministro de Defensa, una vez este terminó su declaración en la vista pública del caso “La Tregua”, en el Centro Judicial Isidro Menéndez, en San Salvador, El Salvador, el 10 de agosto de 2017.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

¿Quién es Nalo?

Carlos Eduardo Burgos Nuila, alias Nalo de Las Palmas, es un pandillero de la facción Revolucionarios del Barrio 18 brincado a la pandilla en el año 2006. La trayectoria pandilleril de Nalo está marcada por el acompañamiento de César Daniel Renderos Díaz (a) El Muerto de Las Palmas, uno de los máximos representantes de la 18-R a nivel nacional.

El Muerto o Cementerio fue quien, en 2006, brincó a Nalo. Tras varios años ´caminando´ juntos, El Muerto depositó su confianza en Nalo para que fuera uno de los representantes de las decisiones de la pandilla en la libre durante la tregua con el gobierno de Funes.

La Fiscalía le otorgó el criterio de oportunidad a Nalo en el marco de la investigación de La Tregua y su testimonio es una de las pruebas claves que está utilizando para acusar a varios exfuncionarios por varios delitos.

El hecho de que la Fiscalía le ofrezca criterio de oportunidad a Nalo significa que cree en su testimonio.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.