8229 Vistas |  1

El Estado no se rinde contra Daniel Alemán

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

La última resolución en el proceso judicial contra el joven Daniel Alemán le abrió un espacio de esperanza al acusado y a su familia: el tribunal de Instrucción de Ilopango resolvió que todo el caso de Alemán es nulo, debido a que se violaron principios constitucionales de parte de la Policía Nacional Civil (PNC), y consecuentemente de la Fiscalía General de la República (FGR) en la recabación de evidencias para acusar al joven de tenencia y portación de drogas. Pero se trata apenas de un primer round, porque también le imputan otro delito: ser parte, supuestamente, de una banda que se dedica a la extorsión, entre otros ilícitos. El Estado aún no quiere liberar a Daniel Alemán.

Foto FACTUM/Fernando Romero


No llorés, no llorés, todo va a salir bien”, le decía Daniel Alemán a su hermana Tatiana mientras un custodio judicial lo escoltaba, esposado, hacia un pick up que se lo iba a llevar de regreso a un centro de detención. Las sonrisas por volver a verse duraron poco y los ojos de Daniel empezaron a ponerse rojos por las lágrimas, mientras Tatiana y su mamá, Meira, lloraban. Daniel iba todo de blanco, como los reos: camiseta, shorts y calcetines. Todo blanco. Una de las hermanas menores de Daniel no supo de restricciones y se abalanzó hacia él para abrazarlo.

El momento no pudo ser más ambiguo para su familia. Alegría por volver a verse y saber que el joven está bien. Y tristeza al mismo tiempo porque a pesar de que ayer fue un buen día en los tribunales de justicia para Daniel y su familia, va a tener que seguir encerrado mientras espera otro caso más, una nueva imputación que le sobrevino mientras era inculpado falsamente por tenencia de drogas. Viene otro round, dice Tatiana, luego de que su hermano regresó a la detención.

La audiencia preliminar en el Juzgado de Instrucción de Ilopango fue rápida. Este tribunal no necesitó de mucho tiempo para resolver: el proceso contra Daniel Alemán, por el que ha sido acusado por tenencia de drogas, queda en la nulidad. El juzgado, según la FGR y la defensa de Alemán, decidió que el caso ameritaba la nulidad porque no se procuró legitimar la recabación de evidencias de parte de la PNC.

Y no era para menos. En días anteriores se conoció que los dos agentes policiales que detuvieron a Alemán fueron arrestados bajo cargos de fraude procesal, por haber puesto ellos la droga al joven y hacer parecer que él la portaba. Alemán fue detenido el 10 de enero de 2017 en la colonia Altavista en una situación confusa que comprometió el proceder de la PNC y precisamente de los agentes Marvin Alexánder Alvaisa y Reymundo Madrid Pacheco.

Un grupo de amigos y familiares de Daniel Alemán acudió al juzgado de Ilopango para solicitar la liberación del joven. Foto FACTUM/Fernando Romero

El fiscal Carlos Hernández aseguró que en la audiencia la FGR solicitó al juzgado más tiempo para reforzar las investigaciones en contra de Alemán, incluso con la ventaja fiscal de que si se ordenaba la liberación del joven por este delito, siempre iba a mantenerse detenido por el otro delito que le imputan las autoridades.

“Nosotros como representación fiscal le solicitamos un sobreseimiento provisional. El señor juez resolvió una nulidad. La nulidad significa que el señor juez no dio por válidos todos los actos practicados por parte de la policía y de la representación fiscal. Prácticamente viene a cesar la investigación en favor de la persona procesada. Tengo entendido que el joven está siendo procesado por otro delito, por lo que va a continuar detenido hasta que se resuelva la situación jurídica por el otro delito”, dijo Carlos Hernández, el fiscal que lleva el proceso contra Alemán.

Para la familia de este joven, la resolución judicial ha sido un triunfo. Tatiana y Meira se pusieron contentas cuando el abogado defensor Dennis Muñoz les comunicó la noticia. Tatiana, que se vistió también de blanco como una expresión de solidaridad con su hermano, dijo que el caso las ha dejado agotadas, desde lo económico hasta lo anímico. Ella aprovecha los días libres que le dan en el trabajo y busca que coincidan con las audiencias del caso de Daniel, para acompañarlo.

Tatiana es la hermana mayor de Daniel. Ella dice que ahora viene quizás el caso más difícil, por lo que ha escuchado comentar a las autoridades. De hecho, en más de una ocasión Tatiana y Meira han sido víctimas de intimidación por las autoridades y lo han denunciado, como lo recogió en su momento Revista Factum.

Daniel Alemán a su retiro del juzgado de Instrucción de Ilopango rumbo a un centro de detención. Foto FACTUM/Fernando Romero

La hermana de Daniel piensa en la posibilidad de una contrademanda al Estado salvadoreño por los perjuicios recibidos e incluso habla de una probable demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por lo ocurrido a su hermano. Meira, en cambio, no pide mucho: una disculpa pública del Estado y que a su hijo se le borre todo expediente judicial por ser inocente.

Pero para ello Daniel debe ser absuelto también por otro delito. Las autoridades acusan al joven de pertenecer a un grupo de extorsionistas. Este caso se conoce en el juzgado especializado de Instrucción B de San Salvador. Mientras este proceso continúe, Daniel no podrá tener libertad.

La decisión del Juzgado de Instrucción de Ilopango ha dejado abierta la puerta para que la FGR actúe de oficio y con inmediatez sobre los agentes que cometieron fraude procesal contra Alemán. Dennis Muñoz, el abogado defensor del joven, cree que el verdadero deber de la FGR radica en investigar si en la PNC existen redes de corrupción en lugar de ensañarse con su defendido.

“La nulidad que ha dado el juez se basa en que todo el proceso inició con pruebas obtenidas ilícitamente, con comisión de delito. Por eso yo he mencionado que hubo un fraude procesal, una falsedad documental, actos arbitrarios, posesión y tenencia de droga de quienes la tenían. La fiscalía quería seguir investigando y que este caso estuviera supeditado al otro. Pero ahora ya no hay dudas, ahora hay certeza de que todo esto inició ilícitamente”, dijo Muñoz.

Incluso la acusación fiscal, desde el momento de la captura, muestra contradicciones, recordó el abogado defensor. En Revista Factum se publicó cómo Daniel Alemán fue detenido en una cancha de la colonia Altavista, en Tonacatepeque, frente a más de treinta personas, mientras que en la acusación formal de la FGR se lee que su captura ocurrió en un lugar solitario, un parqueo frente a un pasaje de la colonia Altavista, en la parte que le corresponde al municipio de Ilopango.

La FGR tiene cinco días para apelar la resolución de nulidad del juzgado.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit