657 Vistas |  Like

«Dumbo»: el retorno de la nostalgia de Tim Burton

«Dumbo (2019)» es una película que apela a los sentimientos. Se trata de una muestra más de cómo la sensibilidad de Tim Burton puede alcanzar una conmoción que está al alcance de muy pocos.

[Alerta spoiler: la siguiente reseña revela detalles de la película «Dumbo (2019)», que se exhibe actualmente en las salas de cine en Centroamérica]


Mucho se podrá decir acerca de Tim Burton, el cineasta oriundo de Burbank, California, pero no puede obviarse que es de los pocos directores en Hollywood que ha desarrollado a lo largo de su filmografía –y de su obra gráfica– una estética propia, una marca personal construida a través de varias películas, algunas tan entrañables que son consideradas como «cine de culto». Se trata, además, de historias que nos han regalado personajes que aún permanecen en los altares del imaginario colectivo.

Como suele ocurrir con muchos cineastas de larga trayectoria, la carrera de Burton ha tenido altos y bajos. A él se le considera como un «eterno adolescente del cine hollywoodense». Pero se trata, a la vez, del mismo talento que luego pasó a convertirse en una especie de paria entre muchos sectores de la crítica. 

Es irónico que fue Tim Burton quien dirigió la primera película de Disney Live Action adaptada de un clásico animado («Alicia en el País de las Maravillas«, 2010). Aquella fue una cinta que tuvo opiniones encontradas y que, personalmente, considero inferior, forzada y aburrida.

Este año, Burton ha regresado con «Dumbo», una película entretenida, bien hecha y con la cual nos recuerda por qué tiene un espacio especial en los corazones de miles de cinéfilos alrededor del mundo.

«Dumbo (2019)» es una película que te hará chiquito el corazón y brotar alguna que otra lágrima, pero no nos confundamos: la trama no es que sea triste. ¡Es conmovedora!

Pareciera que el equipo de diseño gastó miles de dólares para lograr una de las animaciones más tiernas de la historia de Hollywood. Este elefantito que salta y vuela en la pantalla tiene uno de los diseños mejor logrados que se han visto en la gran pantalla.

La historia de esta película juega con un recurso básico: el amor de un hijo por su madre. Este es el motor que consigue arrancar sollozos entre los espectadores. 

La sinopsis es la siguiente:

«Nacido en el circo de Max Medici (Danny DeVito), Dumbo es un pequeño elefante que debido a sus enormes orejas se convierte rápidamente en el hazmerreír de todos, excepto de dos pequeños niños, Joe (Finley Hobbins) y Milly (Nico Parker), los hijos de Holt Farrier (Colin Farrell), una ex estrella de circo que acaba de regresar de la guerra y que debe hacer frente a la paternidad y la muerte de su esposa, mientras se ocupa de este pequeño animal. Sin embargo, la vida de este tierno paquidermo cambiará cuando descubra que gracias a sus inmensas orejas es capaz de volar. En ese momento, el emprendedor V.A Vandevere (Michael Keaton) y la acróbata aérea Colette Marchant (Eva Green) intentarán convertirlo en toda una estrella».

El cast del filme es extenso y rico. Una de las cualidades de Tim Burton es que siempre ofrece personajes raros, interesantes y dueños de una personalidad propia. Esto vuelve a ocurrir en «Dumbo (2019)». Las cualidades de Burton se desarrollan más cuando se trata de una historia que se desarrolla en un circo –uno de los parajes preferidos del director–, pues acá el cineasta echa a volar la imaginación. El circo cobra vida y se convierte en fuente de creatividad. Veremos con agrado a una sirena, un domador de serpientes, un hombre increíblemente fuerte, un director de circo y un sinfín de payasos.

Una de las cosas más agradables de esta película es ver a Michael Keaton y a Danny DeVito nuevamente juntos en pantalla, una dupla que no hacía mancuerna desde «Batman Returns» (1992). En esta ocasión DeVito nos dará una tierna interpretación de un dueño de circo venido a menos; mientras que Keaton nos recordará por qué es uno de los actores mejor cotizados de la actualidad, un histrión que es capaz de interpretar a casi cualquier rol, incluso el de un excéntrico millonario.

Por otro lado, es necesario destacar la paleta cromática de la película. Los colores utilizados en los vestuarios, los escenarios y en los paisajes vuelven a ser tema de análisis. Burton es conocido por el uso de colores oscuros, como ocurrió en «Beetlejuice», «El extraño mundo de Jack» o «El cadáver de la novia», entre otras. Esas fueron películas donde dominaron los tonos grises, negros, blancos, rojos y un poco de rosa. Pero también el director tiene una paleta “secundaria” que ha utilizado en producciones “más serias”, como en el caso de «Big Fish»  y «Big Eyes». Es una paleta que vuelve a utilizar aquí y que evoca a un “eterno atardecer”, con tonos sepia que juegan con el violeta y el celeste, colores que bailan con los ánimos de una vida circense en Estados Unidos de la época de 1918.

Si bien uno podría pensar que una película que desarrolla su trama en un circo daría pie a la imaginación más macabra de Burton, en «Dumbo (2019) ocurre una propuesta con más mesura. El cineasta optó por la mesura y decidió recrear un mundo más agraciado, desprovisto de criaturas raras y tenebrosas. Todo esto, sin perder su toque particular.

Otro de los detalles que se puede apreciar en esta película es el de la música, a cargo de Danny Elfman, quien nos regala un soundtrack con tonadas que causarán un nudo en la garganta de los espectadores. La música  de Elfman y la sincronía con el director logran lo que pocas duplas logran: capturar la esencia de la cinta y convertirse en un parte importante de la historia, un elemento de fácil identificación que tampoco asume más protagonismos de los que la película demanda.

¿Es una película apta para niños? Esta es una pregunta que surge siempre con las películas de Tim Burton, una interrogante válida, debido a las credenciales del director. La cinta cuenta con Clasificación A. Es decir, se trata de una película apta para todo público. «Dumbo (2019)» es una cinta que puede verse con niños pequeños, quienes quedarán atrapados con el ambiente de un circo de principio de siglo, mientras que los padres también podrán disfrutar de la experiencia, debido a que su trama es capaz de hacernos sentir niños otra vez.

Sin temor a equivocarme puedo decir que esta película no solo es el mejor Live Action de un clásico de Disney; también es una de las mejores películas del año.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Cine