917 Vistas |  Like

Días oscuros en Guatemala

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageShare on StumbleUponPrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneFlattr the authorShare on LinkedInShare on Reddit

Las investigaciones contra José Adán Salazar Umaña, “Chepe Diablo”, no son exclusivas de El Salvador. En 2001, le fue abierto un expediente en Guatemala por amenazas y sospechas de narcotráfico.

Foto FACTUM/Cortesía La Prensa Gráfica

La larga historia judicial de José Adán Salazar Umaña comenzó el 14 de junio de 2001 a las 7 a.m., cuando la ciudadana guatemalteca Irma Edelmira Banegas Suchite llegó a la subestación policial del Puerto de Iztapa, en el departamento de Escuintla, al sur de Guatemala, para denunciar a un hombre, salvadoreño, que el día anterior, dijo, la había amenazado de muerte. El nombre del denunciado, según el oficio número 227-001 firmado aquel día por el subjefe de estación, el oficial II Carlos Rafael Caljú Hernández, era Salazar Umaña.

“El día de ayer a eso de las 17.00 horas a su domicilio se presentó una persona de sexo masculino a quien conoce con el nombre José Adán Salazar, a quien apodan (Chepe diablo), que al parecer es hondureño; este bajo amenazas y de una forma intimidante le indica que quieren utilizar el negocio de la denunciante para la venta de drogas, de no colaborar con él la eliminarán físicamente a ella y a sus familiares; el negocio de la denunciante se denomina LAN-DAI, ubicado en la calle principal de esta localidad”, dice el oficio que firmó el oficial Caljú Hernández y que ese mismo día, a las 12:15 p.m., dio por recibido el juzgado de Paz de Iztapa, en Escuintla.

chdgua

InSight Crime y Factum confirmaron la autenticidad del oficio que contiene la denuncia contra Salazar Umaña, tanto en el Ministerio Público de Guatemala como con un oficial de la policía guatemalteca destacado en Escuintla en 2001. Durante la segunda semana de julio, fiscales antinarcóticos destacados en Ciudad Guatemala dieron por válidos los sellos que calzan el documento.

Escuintla es un departamento costero aledaño a la frontera occidental de El Salvador que desde aquellos años ha sido considerado parte de una zona caliente de narcotráfico. En 2001, a raíz de esa denuncia y otros testimonios, el Ministerio Público (MP) de Guatemala empezó una investigación por narcomenudeo en el que el nombre de José Salazar Umaña apareció varias veces. El MP también dijo a InSight Crime que había una investigación más amplia a grupos de narcotráfico en el oriental departamento de Zacapa en el que se menciona el nombre de Salazar Umaña. Los agentes fiscales consultados en Guatemala, no obstante, aseguraron que solo se trató de pesquisas indiciarias que no tuvieron seguimiento.

“Lo que pasaba es que en esas zonas se movían bandas de delincuentes que se metían en todo… Una de las cosas que hacían era tumbes pequeños, pero también recoger paquetes que los narcos dejaban en las playas…”, dijo un ex policía, quien por razones de seguridad pidió hablar desde el anonimato.

Además el ex policía recordó que el grupo al que se relacionaba a Chepe Diablo participaba en la recogida de “tulas”, palabra que se utilizaba para describir los paquetes de droga que las lanchas dejaban cerca de la costa y que después la recogían las bandas pequeñas de narcos que se manejaban por esas zonas, y, según este mismo policía, asesinatos y secuestros.

Sin embargo, las investigaciones guatemaltecas no prosperaron.

 

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageShare on StumbleUponPrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneFlattr the authorShare on LinkedInShare on Reddit