2363 Vistas |  1

De coherencia y candidatos

Share this...

“Fue como ver futbol nacional: se empieza con fe, se sufren los 90 minutos y al terminar, uno se pregunta por quテゥ mejor no vio tenis.”

@crislopezg

San Salvador.Muchos damos gracias porque ya termina la campaテアa electoral. Luego de los interminables comerciales, los confusos 窶彭ebates窶 y las entrevistas a los cientos de candidatos, podemos concluir que esta campaテアa electoral ha destacado, como mテュnimo, por su enredo, pero finalmente, estamos a unos dテュas de las elecciones.

El objetivo de cualquier campaテアa electoral es dar a conocer los planteamientos, las propuestas y la visiテウn de los que buscan el poder. En este sentido, es lテウgico que las insinuaciones de los partidos polテュticos y sus candidatos sean diversas, innovadoras y hasta atrevidas. Tambiテゥn se debe tener en cuenta que es una competencia y que, para el caso salvadoreテアo, la lテウgica de los partidos polテュticos ha sido, por dテゥcadas, la de concentrar el poder a toda costa.

Los salvadoreテアos sabemos por empirismo que nuestras campaテアas electorales son irrealistas, sabemos que se venden discursos muy alejados de lo que se hace luego de llegar al poder. Sin embargo, esta campaテアa electoral ha tenido sus particularidades.

Quizテ。s, porque ahora deben dar sus caras para ganar la elecciテウn o porque regalar camisas y delantales ya no es tan efectivo, los candidatos a diputados y alcaldes se han visto obligados a hablar y referirse a las demandas de la gente. No obstante, esto no ha significado que se traten los problemas reales con seriedad, sino como simples insumos para discursos mesiテ。nicos muy elaborados o para comerciales cada vez mテ。s ingeniosos.

Lo mテ。s interesante de toda la campaテアa es darnos cuenta que los candidatos si saben y conocen cuテ。les son los problemas del paテュs y que a lo mejor, siempre lo han sabido. Entonces, ツソpor quテゥ nunca se han resuelto los problemas?

La inseguridad, el crecimiento econテウmico y el costo de la vida son los temas mテ。s tratados en la propaganda electoral, eso podrテュa ser un avance si no fuera porque las propuestas siguen siendo superficiales y nada tテゥcnicas. Sin mencionar el cテウmo financiaran sus ideas, todos coinciden en lo que dicen: cテ。maras y mテ。s presupuesto para seguridad; mテ。s obras pテコblicas y mテ。s confianza para las inversiones; dar becas y clases de inglテゥs; y reducir de alguna manera el costo de la vida. Ser candidato a diputado o alcalde ha significado prometer mテ。s de lo que corresponde al cargo, repetir las ideas mテ。s populares, no acercarse al tema del financiamiento y despotricar contra los adversarios, no contra sus ideas.

En estas elecciones, para ser candidato fue necesario ser dueテアo de la verdad, pensar que se corre por la Presidencia y creテゥrselo. Todo, manipulando argumentos, diciendo hasta el cansancio que se representa a los mテ。s vulnerables, a los que demandan cosas urgentes, pero eso sテュ, aquel que piense diferente estテ。 fuera del club de los 窶從ecesitados窶, porque el paテュs estテ。 formado por los que piensan igual. Los estadistas no postulan en estas elecciones.

Hablar de candidatos es hablar de privilegios. La campaテアa electoral se vuelve agotadora en la medida de que sus beneficios son percibidos solo para los candidatos y sus allegados. Asテュ, es decepcionante la forma en que se pretende ganar credibilidad, cuando incluso vemos que hay candidatos 窶賭ue siempre ganan窶 que tratan de volver a la polテュtica un negocio familiar.

Animar a que las personas voten resulta cada vez mテ。s difテュcil; para muchos se estテ。 volviendo un derecho o una libertad inテコtil. Los que promulgan como su fundamento la libertad y aquellos que lucharon con armas para tener libertad son ahora lo que nos presionan a no tener opciones o a preferir no votar, a perder ese derecho tan simple, pero tan テコtil si se quieren resolver los problemas.

Las elecciones son en unos dテュas y muchos de los candidatos son desconocidos o aテコn no convencen. De igual forma, resultarテ。n electos y serテ。 luego de las elecciones que, nuevamente, los pondremos a prueba. Pero me atrevo a afirmar que otra vez los salvadoreテアos nos quedaremos a espera de lo mismo: coherencia.

Share this...

ツソTE HA GUSTADO EL ARTテ垢ULO?

Suscrテュbete al boletテュn y recibe cada semana los contenidos en tu email.