354 Vistas |  Like

Daniel Alemán irá a juicio por extorsión agravada

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Alemán lleva casi 10 meses preso. Primero lo acusaron por posesión y tenencia con fines de tráfico, la acusación que no prosperó y en mayo se declaró nulo el proceso. Ahora el joven permanece preso por extorsión agravada, delito que le imputaron mientras estaba detenido en el penal de Mariona por el primer caso, y en el cual se ha procesado a dos policías por ponerle droga para acusarlo.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


Daniel Alemán, de 21 años, lleva 290 días detenido. Su captura ocurrió el pasado 10 de enero por el delito de posesión y tenencia con fines de tráfico. La Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República lo detuvieron y acusaron de cargar un paquete de marihuana. El caso tuvo varias inconsistencias, como el lugar de la captura que no coincidía con la ubicación del acta policial y el testimonio de varios de testigos presentes durante su detención.

En mayo, el Juzgado de Instrucción de Ilopango declaró nulo el proceso en su contra. Los agentes Marvin Alexander Alvaisa y Reynaldo Ángel Madrid Pacheco, destacados en la subdelegación policial de Altavista, fueron acusados por la Fiscalía por el delito de fraude procesal por colocarle la droga al joven tras su detención.  Según la versión de los familiares de Alemán, fueron los policías quienes pusieron la droga en sus manos y le dijeron: esto es tuyo.

Miembros del colectivo Los Siempre Sospechosos de Todo simulan las detenciones e injusticias del sistema de justicia salvadoreño, frente a los Juzgados en San Salvador, donde protestan por el caso del joven Daniel Alemán, quien seguira detenido por el delito de extorsión.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

Pero Alemán no quedó en libertad entonces porque, mientras esperaba por el proceso por posesión y tenencia con fines de tráfico, la Unidad Antiextorsiones de la Fiscalía lo acusó de ser un extorsionista cuando estaba detenido en el centro penal La Esperanza, “Mariona”.

Según la versión de su abogado, Dennis Muñoz, dos agentes que no se identificaron le notificaron del delito y le hicieron firmar un documento sin que Alemán apenas tuviera tiempo de leerlo.  Era la acusación por extorsión agravada por la que hoy continúa preso.

El viernes 27 de octubre de 2017, la jueza especializada de Instrucción B de San Salvador decretó apertura a juicio contra Daniel Alemán por el delito de extorsión agravada en grado de coautoría en contra de la víctima con clave “Barrabás”. Por este delito son imputados otras once personas.

La Fiscalía lo señala por haber participado junto a otros dos imputados durante una entrega controlada que se realizó el 4 de enero de 2017.

Según el requerimiento fiscal, presentado en febrero, la víctima se reunió a las 15:00 horas en el centro comercial Plaza Mundo y entregó $400 a un sujeto con “aspecto pandilleril”. Después este sujeto – que según la Fiscalía es Daniel Alemán – se retiró en un autobús de la ruta 29 F hasta un sector de la urbanización Cimas de San Bartolo, en Ilopango, y se reunió con un grupo de pandilleros a quien entregó el dinero.

Tatiana Alemán, hermana de Daniel, participa en la protesta frente a los Juzgados en San Salvador, El Salvador, el 27 de Octubre de 2017.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

Una vez ahí la policía intervino e identificó a varios, entre ellos a Daniel Alberto Avilés Alemán, alias Keko – según consta en el requerimiento-, a quien se le identifica como el receptor del dinero de la extorsión en el centro comercial Plaza Mundo y residente en urbanización Cimas de San Bartolo, aunque entonces habría dicho que no andaba sus documentos de identidad.

La audiencia donde se resolvió que el joven irá a juicio duró apenas cinco minutos. La defensa de Daniel había pedido que se desestimara la prueba en su contra y la forma en que fue intimado por un caso que se declaró nulo, el de posesión y tenencia con fines de tráfico, pero la juzgadora desestimó ambas peticiones.

El fiscal antiextorsiones asignado al caso dijo que cuentan con prueba contundente para inculpar al joven: “Como Fiscalía hemos ofrecido diferentes elementos de prueba, entre los que se resalta la de tipo pericial y en específico la fijación de imágenes, las que muestran al imputado recibiendo la exigencia en efectivo”, según recoge un comunicado de la Fiscalía.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit