¿Cultura para quién?: La propuesta elitista de Bukele

7099 Vistas |  3

La visión del presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele,  de resumir todo el trabajo artístico en las bellas artes, sin la apuesta por el arte popular o las nuevas expresiones culturales, no tiene satisfechos a tres especialistas en arte y cultura que fueron los primeros invitados de la Azotea Cultural de Revista Factum. Amparo Marroquín, profesora del Departamento de Comunicación y Cultura de la UCA; Fran Maravilla, músico y gestor cultural; y Wendy Morales, integrante de la Asociación Azul Originario, creen que el plan de Bukele para el arte y la cultura es poco innovador, con más promesas que estrategias, pensado desde la élite, y con una visión de cultura alejada de los sectores más populares.

Foto FACTUM/Salvador Meléndez

Deja un comentario

Your email address will not be published.

3 Responses to “¿Cultura para quién?: La propuesta elitista de Bukele”

  • Estan discutiendo puras hipotesis, bukele no es presidente aun, para opinar sobre su gestion es de esperar y ver resultados. Tomar en cuenta que uno de los panelistas es reconocido critico de bukele por su afiliacion al fmln. Eso lo vuelve totalmente imparcial, no se los otros dos. Si quieren hablar de cultura de verdad, deberian de quitar la palabra «bukele» en el titulo, de lo contrario pretender volver politica la discusion, ya que nuevamente expongo que el nuevo gobierno entra en junio y sus primeras politicas deben ser debatidas de manera superficial al menos despues de los 100 dias, y sus avances al primer año

  • Me permito felicitarlos por el inusual interés en la cultura, nada frecuente en los medioos de comunicación serios. Desgraciadamente, la entrevista, o más bien exposición de ideas no aborda a profundidad los pro blemas de la cultura. Pienso que deberían entre vistar a figuras de verdadero peso intelectual (por ejemplo: German Cáceres) que tienen una visión de la cultura amplia, así comodel arte, que es parte de la cultura. Obviamente, lo tendrá que entrevistar un periodista que al menos finja que le interesa el tema. Estamos claros que no hay periodistas especializados en cultura, pero esto no impide leer aunque sea el concepto de cultura.

  • Creo que de igual manera hay sectores que deben hablar desde sus propias trincheras, la danza, la cual es mi rubro en específico también adolece la mala administración y la incapacidad de generar espacios concretos más que únicamente «prestar» plazas, teatros, etc. Me gustaría poder dar mi opinión también teniendo en cuenta que he podido estar tanto dentro de la secretaría de cultura como bailarín por más de tres años y ahora estoy en el área independiente.