2969 Vistas |  Like

Cinco caricaturas que no son (precisamente) para niños

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Gio Romero recomienda algunas caricaturas que se caracterizan por su humor negro y sus diálogos. Muchas de estas producciones pueden ser de critica social o de carácter introspectivo; otras, en cambio, solamente son absurdas, pero no por eso dejan de ser muy buenas.


Vivir en el apogeo y posterior decadencia de la cultura pop –pero sobre todo en el final del siglo XX y principio del siglo XI– tiene sus ventajas. Vivimos en una época en donde las producciones audiovisuales forman parte intrínseca de la vida cotidiana: hijos de la televisión, ahora huérfanos con el surgimiento y expansión del internet.

Debido al periodo de tiempo en el que habitamos, muchos crecimos frente a la pantalla del televisor. No solo eso, debido a que las cadenas nacionales tienen la costumbre de repetir una y otra vez los mismos programas, pudimos ver series de los años setenta y ochenta.

Esta generación tuvo la ventaja (¿?) de crecer con cada vez más constantes transmisiones de caricaturas. Fue entonces que muchos crecimos y no nos despegamos de las viejas costumbres, pero eso no significó que logramos adaptarlas a nuestra vida adulta. Gracias a que muchos animadores y guionistas decidieron aventurarse, comenzamos a ver caricaturas.

Sí, pero no de las que recomendaríamos ver a nuestros hijos o hermanos pequeños.

Muchas de estas series son bien conocidas por el público –amén de los Simpsons–; otras, mucho más actuales y que se mantienen vigentes con el paso del tiempo.

Existe otro tipo de animaciones, aquellas que pueden ser vistas tanto por chicos como por grandes. Se trata de producciones que adquieren diferentes significados, dependiendo la edad de quien las mira. Esas, en mi opinión, son las más geniales.

Por efectos de novedad no profundizaremos en series “más conocidas”, aunque no dejaré de recomendar  títulos como:

  • Ren & Stimpy
  • South Park
  • Family Guy
  • American Dad
  • Futurama
  • The Simpsons

Podría considerarse que la lista anterior es un repaso de las caricaturas conocidas en este sub género. Ahora bien, a continuación comparto una lista que repasa algunos títulos que han cambiado la percepción de que el hecho de ver caricaturas es algo exclusivo para infantes.

Esta lista no pretende ser mecenas del entretenimiento, pero sí es una prueba de que la producción audiovisual ha evolucionado en términos de temática y contenido. Cada una de ellas representa un verdadero ejemplo de que los tiempos cambian y que, con ello, las producciones mejoran año con año.

Tenemos que aceptar que vivimos una época “dorada” en cuanto a la producción de caricaturas. Al menos, en ese aspecto, podremos encontrar muchas producciones de gran valor. Poco a poco los grandes estudios se dan cuenta de lo rentables que son este tipo de proyectos, así que estoy seguro que tendremos caricaturas para adultos por largo rato.


Bojack Horseman

Esta serie se desarrolla en un mundo donde humanos y animales antropomorfos conviven. Aquí conoceremos a Bojack Horseman, un caballo que fue protagonista de series tipo sit coms. Él yace en un estado de semi retiro, vive de las regalías de su único triunfo en el mundo del espectáculo. Luego de años en decadencia, Bojack accede a escribir una novela autobiográfica para una editorial, por lo que recurre a una “escritora fantasma” (es decir, una persona que se encargará de escribir junto a él sus vivencias, pero sin aparecer en los créditos).

Bojack Horseman es una serie que, irónicamente, recurre a los animales para narrar la esencia de la humanidad misma. Posee un humor bastante pensado. Sus diálogos son trabajados y nada se deja al azar. Actualmente cuenta con tres temporadas y una cuarta confirmada que aún no se publica.

En cuanto a animaciones para adultos, esta serie es una de las revoluciones, un salto del humor absurdo a la comedia bien trabajada. Es una producción verdaderamente inteligente, de cuyo progreso somos testigos a medida que la historia avanza.


Rick and Morty

En esta serie conoceremos a Rick Sánchez, un científico genio y alcohólico que vive en el garaje de su hija, Beth, quien está casada con Jerry, un publicista desempleado con quien tiene dos hijos: Summer y Morty. Junto a este último, Rick viajará por distintos universos y dimensiones, buscando y recolectando objetos de gran valor para sus investigaciones, unque poco a poco este aspecto de la historia se va relegando a un segundo plano, adentrándose en las relaciones de la disfuncional familia.

Rick and Morty es una de las joyas de la corona en el mundo de la animación para adultos. Es una caricatura totalmente despreocupada, con guiños a las producciones de ciencia ficción y terror de los años ochenta. Está plagada de gags, chistes y diálogos absurdos, pero no hay que dejarse llevar… A medida la historia avanza, se van revelando verdaderas encrucijadas morales, donde los espectadores también veremos a los personajes cada vez más cercanos y vulnerables con sus decisiones.

Actualmente, la serie cuenta con dos temporadas y una más que será estrenada este año, por lo que aún estás a tiempo de ver una de las mejores caricaturas en el mundo de la animación para adultos.


Regular Show

De carácter más ligero que las series anteriores, Regular Show (o “Un show más”, como se le conoce en Latinoamérica) cuenta las aventuras de Mordecai y Rigby, un azulejo y un mapache antropomórficos que trabajan en un parque, donde vivirán situaciones surrealistas de todo tipo.

Esta caricatura cuenta con nueve temporadas, aunque no tiene una continuidad establecida. Regular Show forma parte de las animaciones de la cadena Cartoon Network. Y aunque su humor es un poco infantil, está llena de referencias a películas, series, comics y eventos de los años ochenta y noventa, lo que la convierte en una oda nostálgica a esa época. Contiene, además, un sutil doble sentido en el que veremos algunas cosas que solo un adulto puede entender. Por ejemplo: nadie ha tenido un viaje alucinógeno por consumir “salsa picante” o se embriaga comiendo “alitas”. Es una serie digna de disfrutar, aunque su mensaje es más sencillo, pero eso no le resta calidad.


Archer

Esta serie es una clara parodia a las películas de espionaje, específicamente a las de James Bond. En esta historia conoceremos a Sterling Archer, “el espía más peligroso del mundo”, un ególatra, mujeriego, despistado e incompetente como agente. Sin embargo se las apaña para salir siempre avante con sus misiones.

Esta serie no debe tomarse en serio en ningún momento. Es, probablemente, una de las que contienen un sentido del humor más oscuro, abiertamente contraproducente, por lo que el espectador tiene que saber que todo lo presentado en ella está diseñado para chocar con quien la vea.

Archer posee siete temporadas y una más en la cocina. Es una buena opción si lo que buscás es una serie para estar largo rato frente a la pantalla del televisor.


Gravity Falls

De Disney se pueden decir muchas cosas. Entre los círculos de los conspiranoicos existen diversas teorías sobre la participación de la productora en la producción de mensajes subliminales y adoctrinamiento colectivo. Pero, ¿qué pasaría si Disney produjera una serie abiertamente así? Es decir, una serie abiertamente plagada de mensajes ocultos, imágenes con diversos significados y un aura de misticismo.

Gravity Falls es la respuesta. En esta historia conoceremos a Mabel y Dipper Pines, unos hermanos mellizos que son enviados a pasar sus vacaciones de verano en la casa de su tío abuelo, Stan Pines. Él es un estafador, dueño de una trampa para turistas llamada “La cabaña del misterio”, y que está ubicada en un pueblo ficticio llamado Gravity Falls, en Oregon, Estados Unidos.

Al principio de la serie veremos una diversos “misterios” y criaturas que siempre terminarán siendo obra de alguien mal intencionado. Sin embargo, luego entenderemos cómo poco a poco estas criaturas sobrenaturales irán apareciendo en la historia; sin mencionar la introducción de tres libros que profetizan el fin del mundo, como lo conocemos.

Esta serie es, quizá, de las más inteligentes que he visto en mucho tiempo. Contiene enigmas, grabaciones reproducidas al revés, mensajes ocultos, códigos a descifrar y que te convierten en partícipe de la historia.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit