1748 Vistas |  10

Carta pastoral: esperanza y unidad

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

“Nace la luz para quien es justo,
y la alegría para quiénes son rectos de corazón.”
—Salmo 97,11

Queridas hermanas y hermanos: finaliza el año 2016 D.C., un año que ha sido marcado por la caída de las máscaras cada vez más comunes en aquellos que controlan la voluntad de poder a través de la idolatría al dinero y la fuerza bélica. Sin duda, vivimos tiempos de revelación y gran tribulación. El embate del cambio climático, la tensión entre las potencias, el crimen organizado, la corrupción, la ignorancia y desesperanza abonan a la crisis planetaria. Debemos asumir que las enfermedades de la ignorancia y el fanatismo se propagan ante la indiferencia de aquellos que dicen seguir a Jesús de Nazareth.

En 2017 se celebrarán los 500 años de la Reforma Protestante. Muchas cosas han cambiado desde entonces, pero el espíritu de renovación con el que nació se ha inmovilizado. La idea de una iglesia en reforma continua en su caminar y en su servicio a la mayordomía de la creación se ha desvanecido de los despachos y altares de las cúpulas eclesiales. Como mercaderes de la fe, fingen ecumenismo mientras aplican políticas corporativas inescrupulosas y premian la corrupción.

Mientras los jerarcas se agasajaban mutuamente en la comodidad de la ciudad europea de Lund, nuestras hermanas y hermanos en Oriente Próximo y África septentrional sufren un verdadero genocidio. Los gobiernos y líderes religiosos del mundo han callado; siendo los patriarcas ortodoxos y el pueblo ruso quienes han mostrado mayor solidaridad con nuestras hermanas y hermanos (se calcula que entre 150 y 200 millones de cristianos y cristianas sufren persecución por sus creencias).

Los seguidores del movimiento de Jesús de Nazareth, en efecto, somos las víctimas predilectas de los extremistas islámicos. Pero no se guíen por las bajas pasiones, queridas y queridos hermanos. La estrategia del califato en Irak y Siria se basa en sofismas teológicos promovidos por grupúsculos que abusan de la fe de aquellos que viven en estado de interpretado; de igual manera como en occidente las instituciones eclesiales hegemónicas abusan de la fe de las personas y legitiman sofismas de odio, fanatismo y doble moral. Podemos decir que tanto cristianos extremistas, islámicos extremistas y judíos extremistas son producto de la codicia de pocos y la indiferencia de muchos.

La incomprensión profunda de la realidad es clara cuando comunidades de fe salen a las calles para defender los ataques del gobierno de Israel al pueblo palestino; cuando se manifiestan contra las diferentes expresiones de fe y los derechos humanos; cuando condenan la diversidad del amor y la familia. Son actos de odio que han provocado y provocan muerte y dolor tanto en El Salvador como en todo el hemisferio.

Lo extraño es la apatía con respecto a lo que sucede a nuestro alrededor, negando la realidad y auto satisfaciéndose con una fe cómoda y demonizando a quien es diferente. Debemos pues, retomar el espíritu de la reforma, amar a nuestro prójimo y asumir la mayordomía de la creación, porque el sueño de Jesús es que seamos UNO en diversidad, y no en uniformidad.

Hermanas y hermanos: hoy más que nunca es necesario reconocer en la Otra, en el Otro al rostro de Cristo. No importa que no te reúnas en un templo o practiques un ritual específico, pues asumiendo tu fe y tu compromiso histórico, haciendo visibles los signos del Reino de Dios en la Tierra estarás realizando la mayor manifestación espiritual, un torrente de la Gracia de Dios, para anunciar, denunciar, descubrir e iluminar, como dice en Mateo 3,10.

El Todopoderoso Dios maravillosamente creó y restauró la dignidad de la naturaleza humana y se nos ha dado a conocer en su hijo Jesús. Que en estas fechas —que recuerdan su nacimiento como niño humano— nos liberemos de las viejas esclavitudes.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit