9560 Vistas |  Like

Calleja, el candidato de una Arena fraccionada

Share this...

Tras los golpes de la campaña, y los intentos de la dirigencia por minimizar las divisiones internas, el recién electo candidato presidencial Carlos Calleja ocupó su discurso para llamar a la unidad en Arena. El empresario dueño de Súper Selectos obtuvo el 61% de los votos, en unas elecciones en las que participó menos del 50% de los afiliados areneros. 

Foto FACTUM/Salvador Meléndez


Arriba de una tarima, acompañado de su familia y rodeado por los dirigentes de su partido, Juan Carlos Calleja Hakker intentaba sanar a una Arena rota. Ocho de la noche del domingo 22 de abril, sede nacional de Arena, con los resultados de las internas ya firmes: Calleja, el empresario de supermercados de 42 años, mencionó hasta cinco veces que Arena necesitaba unidad. Javier Simán, quien fuera su rival, no estuvo a su lado para escucharle.

Fue el colofón de una campaña cargada de ataques entre los equipos y seguidores de los principales precandidatos de un partido que pretende, en 2019, volver a ganar la presidencia. Calleja, con el ceño fruncido, dedicó buena parte de los 20 minutos de su discurso de victoria para apelar por la unidad arenera.

“Para que nuestros niños puedan caminar tranquilamente con sus amigos por las calles. La unidad para construir un mejor El Salvador. Para eso primero tenemos que unificar nuestro partido y después unificar a todo un país”, dijo Calleja, mientras martillaba hacia abajo, como gato de la suerte, con su índice derecho.


A la misma hora, desde su cuenta de Twitter, la diputada Karla Hernández anunciaba que la tarea de unificación será complicada. “ARENA tenía servidas las presidenciales y hoy las entregó”, escribió. Alguien en el mundo virtual le recriminó su actitud poco democrática. La diputada por La Libertad respondió: “Gente amenazada con ser despedida si no votaban por el candidato. Insultos y amenaza contra los que no lo apoyamos? A eso le llamas democracia? Es lo malo de hablar sin saber”. Luego borró los tuits.

Calleja, con el 61% de los votos válidos en las internas areneras, será la carta de Arena para enfrentar a alguno de los Martínez –Gerson o Hugo-, los precandidatos presidenciales del FMLN, y, si consigue partido político, Nayib Bukele, el todavía alcalde de San Salvador que dejó las filas del Frente en octubre de 2017.

Durante el domingo, los dirigentes de Arena y los miembros de la Comisión Electoral Nacional repicaron el mensaje de que todo se trataba de una fiesta nacionalista. En la práctica fue una guerra de baja intensidad. Dos ejemplos: Milagro Navas, la longeva alcaldesa de Antiguo Cuscatlán, se escondió en su carro para evitar la caravana de Simán, cuando entraba al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), el principal centro de votación del país.

Dos. El diputado Gustavo Escalante, también de La Libertad, escribía al mediodía en su cuenta de Twitter: “Un contraste interesante para reflexionar, notar la ilusión en la mirada de nuestra gente sencilla, con su camisita de @jccalleja versus unos señoritos con mirada despectiva, prepotencia y provocaciones, descalificando a nuestros líderes y adulando al candidato ‘orgulloso’”.

Fue una mañana calurosa en CIFCO, con un abarrotado pabellón 8, apenas funcional para la gente que llegó entre las 10 y las 11. Fueron los momentos más concurridos por la aparición, ambos con batucadas –y con pocos minutos de diferencia-, de Calleja y Simán. El estruendo solo era comparable con lo que salía del pabellón 7: hordas de adolescentes que desfallecían por videos de cantantes coreanos del K-Pop, ajenas a las votaciones.

CIFCO estaba lleno de pancartas con el rostro de los candidatos, de los dos que realmente competían: Gustavo López, el empresario farmacéutico que figuraba como tercer aspirante, captó el 1% de los votos y fue acompañado por una modesta caravana de diez personas. Guerra de jingles en los parlantes, duelo de tamaño en las pancartas. Familias divididas: Tomás, Milena y Gloria, hermanos del expresidente Armando Calderón Sol, con camisas de Calleja; Elizabeth, ex Primera Dama y viuda del expresidente, y sus tres hijos con Simán.

Después de votar, Calleja, vicepresidente del Grupo Calleja, propietario de la cadena Súper Selectos, ensayó lo que más tarde se convertiría en su clamor por la unidad.

Antes de votar, Simán, empresario textilero y expresidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales, se dirigió a un grupo de colaboradores. “Tenemos que cuidar cada voto porque ya sabemos contra quiénes nos estamos enfrentando… esta contienda es entre los que queremos cambiar las cosas y los que quieren hacer las mismas mañas de siempre. Y esas mañas las van a tratar de hacer aquí ahora”, les dijo.

Ese, el control de las estructuras, fue uno de los principales escollos de la campaña. Los allegados de Simán –e incluso el mismo candidato- sostuvieron que había una preferencia para Calleja. Más tarde, cuando la votación había terminado y la suerte estaba echada, un miembro de la Comisión Electoral Nacional (CEN) comentó a Factum: “Aquí (en CIFCO) estuvo parejo pero hubo departamentos donde los directores departamentales llevaban a los militantes como corderitos (para votar por Calleja)”.

Simán reconoció la derrota a las 6:30 de la tarde, hora y media después del cierre de las urnas. Dijo que llamó a Calleja y recalcó, como lo había hecho antes, que no buscaría ningún puesto en el hipotético gobierno de Arena.

El empresario Francisco Calleja (centro) asistió al Salón 8 del CIFCO para escuchar la proclamación de su hijo, Carlos, como el candidato presidencial por el partido ARENA para las elecciones del 2019, en San Salvador, El Salvador, el 22 de abril de 2018.
Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

Carlos Calleja (derecha) se proclamó ganador de las elecciones internas para convertirse en el candidato presidencial de ARENA, con miras a las elecciones nacionales en el 2019. Calleja ganó con el 61% de los votos válidos, Javier Simán (centro) obtuvo el 28%, mientras que Gustavo López el 1%. Foto FACTUM/Salvador MELENDEZ

A las 7:15, los tres precandidatos llegaron a CIFCO para acompañar el anuncio oficial de lo ya conocido. Calleja, Simán y López junto con el presidente de Arena, Mauricio Interiano. López abraza a Calleja. Aplausos. Abrazo tímido entre Calleja y Simán. Aplausos. Marcha arenera: zapateos, puños derechos y el recordatorio de que El Salvador es un cementerio.

Luego caravana hasta la sede del Coena, el organismo de dirección de Arena.

¿Por qué no ha venido Simán? “No, no te puedo decir. Allá fue la conferencia de prensa, estuvieron nuestros tres aspirantes, en un espíritu verdadero fraterno, ustedes lo han visto”, respondió Norman Quijano, diputado y excandidato presidencial.

“No, no lo sé. Lo que sí te puedo decir es que hemos hablado. Hemos tenido mucha plática con los tres y la verdad hay muy buenas relaciones y no me cabe la duda de que seguiremos trabajando juntos. Es hora de unirnos juntos para El Salvador”, dijo Interiano.

Los dirigentes prefieren no ver divisiones en su partido. Minutos antes, Calleja había pedido hasta cinco veces por la unidad en Arena.


*Con reportes de Bryan Avelar.

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.