La Magia inagotable del mito

Esta no es una columna sobre fútbol. No lo digo a modo…