¿Y los Harvey Weinstein salvadoreños?

El efecto de hablar es que otras víctimas se atreven a reflexionar sobre sus experiencias, y un porcentaje, también, a señalar y denunciar.  En El Salvador, aún no se evidencia los Weinstein locales que también nos rodean.