Mauricio Funes: “Herbert Saca era el enlace de mi gobierno con GANA”

Share this...

Mauricio Funes admite a Revista Factum que Herbert Saca, uno de sus principales operadores políticos durante su presidencia entre 2009 y 2014, fue el enlace entre su gobierno y el partido GANA, un aliado legislativo de Funes desde la Asamblea.

Share this...

Share this...

Por: César Castro Fagoaga y Héctor Silva Ávalos/ Foto: Archivo

Fecha: 19 de diciembre de 2018

El expresidente Mauricio Funes contestó en dos correos electrónicos a preguntas planteadas por Revista Factum a propósito de la investigación sobre los audios presidenciales. Funes niega que haya conversado con Antonio Saca y Herbert Saca sobre la posibilidad de obtener el Reporte de Operaciones Sospechosas relacionadas a Francisco Flores; niega también que se lo haya entregado el exfiscal Diego Escobar. En los audios que Factum revela, sin embargo, se escucha a Funes y a Saca hablando precisamente de esa posibilidad. El expresidente efemelenista asegura que fue el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), quien le proveyó el documento, pero alega que no fue él quien lo pidió. Por primera vez, Funes acepta que Herbert Saca, el operador político de su primo Antonio y quien fue investigado por el mismo OIE de Funes por posibles nexos con el narcotráfico, fue el enlace de su gobierno con los diputados del partido GANA.


¿Cuál fue su relación con Tony Saca y Herbert Saca, mientras usted fue presidente?

Mi relación con Tony Saca fue en calidad de expresidente de la República y de presidente del Grupo Samix. Durante mi gobierno, acostumbraba a conversar con dueños de medios de comunicación sobre diferentes aspectos de la realidad nacional. Así lo hice también con Juan Carlos Eserski (de TCS), José Roberto Dutriz (de LPG), Fabricio Altamirano (de EDH) y otros. En cuanto a Herbert Saca, él fue el enlace de mi gobierno con los diputados de GANA, una vez se constituyeron en partido político, después de su salida de Arena. Era mi costumbre hablar con los partidos y sus diputados o representantes sobre temas legislativos de interés para el gobierno. La decisión de que fuera Herbert Saca el enlace fue de los diputados y la dirigencia de GANA.

¿Solía reunirse a menudo con ellos en la casa de la calle Xochiquetzal de la colonia Cumbres de Cuscatlán, en Antiguo Cuscatlán? ¿Es dueño usted de una casa en la calle Xochiquetzal de Cumbres de Cuscatlán? ¿Le compró esa casa a Tony Saca?

No soy dueño de ningún inmueble en colonia Cumbres de Cuscatlán y en ninguna otra parte del territorio nacional o fuera del país. La versión de que le entregué dinero al expresidente Saca por esa casa forma parte de las declaraciones mentirosas de Jorge Hernández cuando decidió criteriarse en mi contra por pedido de la FGR, a cambio de beneficios procesales. Una vez terminé mi periodo presidencial decidí alquilar esa vivienda, que ya conocía, a una sociedad de la que ignoro si el expresidente Saca es dueño o accionista. El contrato fue por $1,500 mensuales y, a la fecha, aún debo el arrendamiento. Visité esa casa siendo presidente en un par de ocasiones, a solicitud del expresidente Saca, para conversar sobre temas electorales. Él me dijo que se trataba de una vivienda que usaba para reuniones fuera de Samix. No recibí al expresidente Saca y sus asesores de campaña en Capres o en la residencia presidencial, para evitar que se pensara que le estaba apoyando en su candidatura.

¿Discutió el tema del ROS relacionado con los dineros de Taiwán y Francisco Flores en una reunión en una casa de Cumbres de Cuscatlán con Antonio Saca, Hebert Saca y otros?

Saca me hizo consultas sobre el manejo que mi gobierno había hecho de los subsidios y de la implementación de los programas sociales que él pensaba continuar en caso de ganar la elección del 2014. No es cierto que hayamos discutido el tema del ROS sobre los fondos Taiwán. El ROS nunca formó parte de mis conversaciones con Saca ni ninguno de sus colaboradores. No tenía sentido, pues ellos no tuvieron nada que ver con su obtención.

¿Cómo obtuvo el ROS en el caso de Francisco Flores?

Sobre la obtención del ROS, fue la OIE la que me entregó una copia del informe, ya que el original supongo que estaba en manos de la Fiscalía. No es cierto que haya sido el fiscal Diego Escobar quien me lo proporcionó. Esa versión era una sospecha del exfiscal Luis Martínez, que me la comentó en una ocasión en una reunión privada sobre el tema en Capres.

¿Llamó a Lafitte Fernández el 11 de octubre de 2013 para que le concertara una reunión con Diego Balmore Escobar y hablar sobre el ROS que la Fiscalía recibió en el caso de Francisco Flores? ¿Cuál era su relación con Lafitte Fernández?

A Laffitte Fernández le conozco desde mis años de periodista y siempre le tuve afecto y aprecio por su trabajo. No tuvo ninguna relación laboral con mi gobierno. Al terminar la presidencia –y en el contexto de una consultoría para La Página–, le recomendé a Jorge Hernández, propietario de La Página, su contratación como jefe de redacción.

¿Usted le dio dinero a Herbert Saca para que le pagara a Porfirio Chica por información sobre Francisco Flores?

Tampoco le entregué dinero a Herbert Saca para contratar los servicios profesionales de Porfirio Chica. Nunca le di dinero a Herbert Saca y menos para pago de servicios de una persona que no es de mi confianza. Porfirio Chica llegó en una ocasión a la residencia presidencial a solicitud y acompañado de Mario Acosta, Julio Rank, René Figueroa, el expresidente Saca y César Funes, entre otros, para informarme sobre una investigación que había realizado sobre una supuesta evasión de impuestos en Estados Unidos por parte del expresidente Flores. Ignoro cómo obtuvo esa información, la que al final resultó no ser cierta.

Tenemos en nuestro poder audios de conversaciones sostenidas entre usted, el expresidente Saca y otros, para tratar, específicamente, el tema del ROS relacionado con el expresidente Flores. Sabemos, por nuestra investigación, que una de esas reuniones se celebró en esa casa de Cumbres de Cuscatlán el 11 de octubre de 2013. Y que ese día habló usted con Laffite Fernández por teléfono para pedirle que llevara un mensaje a Diego Escobar para hablar del ROS. ¿Usted niega esto?

No sé si tienen o no audios de conversaciones privadas mías con Saca y si son confiables o no. Recuerden que audios y videos son susceptibles de manipulación. Pero en todo caso, el contenido de esos audios difícilmente pueden ser prueba de que el tema del ROS haya sido conversado con Saca y otras personas, específicamente, el 11 de octubre del 2013 en una casa de Cumbres de Cuscatlán, que fue precisamente lo que me preguntaron en un cuestionario anterior.

En cuanto a mis conversaciones telefónicas con Laffitte Fernández, nunca he dicho que no las tuve siendo presidente. Laffitte, por alguna razón que ignoro, conocía al fiscal Diego Escobar; y si le hablé a Laffitte, fue para consultar sobre la supuesta relación de Diego Escobar con el ROS, ya que el exfiscal me había comentado que él tenía información de quién lo había sustraído, y que eso era constitutivo de delito, y que tenía pensado proceder penalmente contra Diego Escobar. Si lo hizo o no, no es asunto mío. Pero a mí no fue Diego Escobar quién me entregó una copia del ROS.

Usted dice que el OIE le facilitó el ROS. ¿Usted les había pedido conseguirlo? Usted era el jefe directo de la OIE.

Como les aclaré en el cuestionario anterior, fue la OIE la que me facilitó la copia del ROS, como era su obligación. Por ley, la OIE no puede revelar la identidad de sus informantes o colaboradores, ni siquiera al presidente de la República. No fui yo quien le ordené a la OIE la obtención del ROS.

Usted dice que el exfiscal general Luis Martínez le hizo comentarios sobre el ROS y la supuesta participación de Diego Balmore Escobar durante una reunión privada que usted y Martínez tuvieron en Casa Presidencial. ¿No cree que este tipo de reuniones afectan la independencia de la Fiscalía General?

El hecho de haber conversado con el exfiscal Martínez sobre el ROS y su sustracción de los archivos de la FGR no es muestra de violación a la imparcialidad del ministerio público y menos una intromisión de la Presidencia en una investigación judicial. Primero, porque el fiscal está obligado a investigar cómo un documento en poder de la FGR acaba siendo del dominio público; y por eso fue que nos reunimos. En ningún momento hablamos del contenido del ROS.

Y segundo, el ROS, por ley, no puede ser usado como prueba judicial. Es nada más un informe de referencia para orientar las investigaciones de la unidad de investigación financiera de la FGR. Por eso es que ni la FGR ni el juez citan el ROS en sus investigaciones y resoluciones.

Usted, cuando era candidato, decía que el presidente Antonio Saca y Arena eran ejemplos de corrupción, pero terminó reuniéndose con él y algunos de sus asesores más cercanos. ¿No es esto contradictorio?

Finalmente, el que me haya reunido con el expresidente Saca no es contradictorio con las denuncias que hice siendo candidato en contra de su gobierno, ya que no fueron en calidad de asesor de la gestión presidencial. De hecho, presentamos más de 160 casos de supuesta corrupción a la FGR, la mayoría de ellos cometidos durante el gobierno de Saca. Casos que, por cierto, el fiscal actual no ha hecho nada.

Share this...