2698 Vistas |  Like

Arrancó la emoción de Comic-Con 2016

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Ayer, viernes 13 de mayo, se inauguró por fin el Comic-Con en El Salvador. Y digo “por fin” porque es el único espacio en todo el año donde se dan cita en el país, en un solo lugar, diferentes actores del mundo del entretenimiento. Del 13 al 15 de mayo tendremos tres días de exposición y diversidad de actividades en el pabellón centroamericano de CIFCO. Y ya ni tres, solo dos, porque la inauguración ya pasó y estuvo de lujo. Para los que no fueron aquí les contaré de qué se perdieron y de lo que todavía pueden alcanzar a ver en lo que resta de la feria.


Había cola, y larga, muy larga para el ingreso. Las puertas cerradas y salvadoreños de todas las edades a la espera de ingresar al pabellón. Los $5.0 de ingreso por persona para este día no fueron barrera para que el público llegase masivamente; y han sido los $5.0 mejor invertidos en mi vida en ingreso por taquilla en una feria en CIFCO. Abrieron puntuales, a las 6 pm, y dimos cuenta rápida y nutrida de toda la experiencia que nos depara Comic-Con en el 2016.

En Comic Con los dibujantes pueden realizar sus trazos para que el público pueda contemplar la creación de sus obras en vivo. Foto de Claudia Meyer.

En Comic Con los dibujantes pueden realizar sus trazos para que el público pueda contemplar la creación de sus obras en vivo. Foto de Claudia Meyer.

A la derecha encontramos stands variopintos con venta de figuras, pósters, afiches, camisetas, botones y cantidad de artefactos alusivos a figuras de acción, películas, series de televisión y todo aquello que sea sujet(o)bjeto de ser comercializable. Patricia, de “Fénix Store”, dice que es su segundo año de estar en la feria y que ha regresado porque el ambiente es agradable; para Roxana, de “Bohemia”, también es su segundo año y mira la feria como una ventana para que se conozca todo el tipo de mercadería que tiene a disposición el negocio. En “Artesanías El Fénix” –si, Fénix de nuevo-, don Mario dice que al estar aquí por segundo año consecutivo sigue dando a conocer su negocio; su sala de ventas está en el pericentro de Apopa.

Al empezar las primeras ventas, también empiezan los regateos y los ruegos: allá una madre intercede –sin éxito-, por su hijo menor para que le rebajen el precio de una figura; luego en otro stand se disputan una serie de pósters originales y termina siendo venta al mejor postor. En este pasillo además encontramos exposición de figuras de colección, en sus respectivas vitrinas, y la de museo –literalmente- es la que exhibe los primeros dispositivos que salieron al mercado para videojuegos; las vitrinas dicen “no tocar”, pero más parecieran un imán para el tacto.

Al otro lado encontramos el “Corredor de artistas”, un espacio para diseñadores gráficos e ilustradores, mucho más grande que el del año pasado y, por supuesto, con más artistas. Para “Sewer & Kids” es su tercer año en esta dinámica. Luis Arias nos cuenta que toda la experiencia es entretenida porque les permite interactuar con personas, para compartir y platicar. Para Fátima Anaya también es su tercer año: licenciada en diseño gráfico por la Universidad Don Bosco, reparte sus quehaceres entre laborar como diseñadora gráfica tiempo completo para una empresa y de freelancer como ilustradora. Para ella, esta es una experiencia bonita que le permite conocer personas nuevas. En este corredor encontramos productos derivados de las propuestas gráficas de artistas nacionales: botones, camisetas, adhesivos, impresos, bolsos, etc., etc., etc. Y al gusto del personaje de preferencia. Son numerosas las referidas a Harry Potter, Pokemon, Star Wars, Juego de Tronos (¡que no sabes nada Jon Snow!), El Principito (aquí lo esencial no es invisible a los ojos), héroes y villanos del mundo de Marvel y DC Comics (ni mi madre ni su madre, no había Martas), Disney, Miyazaki (¡Totoro!), entre muchos otros.

Para Kelvin González es la primera vez en este corredor. En años anteriores debía atender sus estudios y eso no le permitió figurar, pero este año ya venía preparando su material con anticipación. Con una ilustración del mundo Mad Max, deja ver que aprecia mucho el apoyo que esta feria le da a la gente, pues así se van dando a conocer como artistas.

Y el bullicio de la feria se interrumpe por música… Sí, música… Y no cualquiera. Es la Orquesta Sinfónica de la Primera Zona Militar dirigida por el Mayor Roberto Arias, la que nos introduce con la ejecución de la primera pieza en el mundo Star Wars. Todo nos hicimos cine y televisión a través de la música: fuimos rosa como la pantera, agentes especiales como en Misión Imposible, Vader y Luke al sonido de la “Marcha Imperial”. Fue una magistral interpretación que también nos llevó entre las nubes como a Superman, al ring con Rocky y a la edad de las cavernas con Los Picapiedra.

Un asistente a la Comic Con de El Salvador posa junto a un expositor vestido con el disfraz de Darth Maul, de la película "Star Wars: Episodio I. La Amenaza Fantasma". Foto de Claudia Meyer.

Un asistente a la Comic Con de El Salvador posa junto a un expositor vestido con el disfraz de Darth Maul, de la película “Star Wars: Episodio I. La Amenaza Fantasma”. Foto de Claudia Meyer.

Con música de Star Wars, la Orquesta Sinfónica de la Primera Zona Militar (dirigida por el Mayor Roberto Arias), amenizó la jornada inaugural del Comic-COn. Foto de Claudia Meyer.

Con música de Star Wars, la Orquesta Sinfónica de la Primera Zona Militar (dirigida por el Mayor Roberto Arias), amenizó la jornada inaugural del Comic-Con. Foto de Claudia Meyer.

Luego sí, hay comida, y mucha, para todos los gustos. Y además una sección de ilustraciones inspiradas en cuentos clásicos. Aunque de clásico solo el cuento, pues las propuestas gráficas son audaces y tangenciales de lo que estamos acostumbrados a ver o imaginarnos del Gato con Botas o de La Caperucita Roja por ejemplo.

¡Y nos vamos para abajo! Encontramos servicios de imprentas digitales que in situ producen el afiche o imagen de su elección, ventas de camisetas con mensaje originalmente salvadoreños (¡Nambe Chele!), sets para transmisiones en vivo de programas de radio y televisión, venta de cómics, tarjetas coleccionables (también hay mesas de intercambio), gamers en vivo, cosplayers a granel, maquillaje artístico y de efectos especiales, maquinitas de “las de antes” para los retro o los nostálgicos, pinta-caritas, shows especiales en la tarima principal, shows en otros stands como conciertos en vivo de anime rock, metal o rock alternativo (Por cierto, se manda la chica vocalista, una gran cosa), concursos de disfraces, barco de los Angry Birds para los peques, e inclusive la opción de hacer tu propio videojuego gracias a los especialistas de Art Code.

El Comic Con es una buena oportunidad para que los salvadoreños que disfrutan de leer comics puedan encontrar una variada oferta. Foto de Claudia Meyer.

El Comic Con es una buena oportunidad para que los salvadoreños que disfrutan de leer comics puedan encontrar una variada oferta. Foto de Claudia Meyer.

Mención especial para dos lugares afines a mis afanes: Viva Espresso y librería La internacional. El primero tiene en exposición los vasos ilustrados producto de un concurso realizado: al comprar una bebida caliente, al interesado se le daba la oportunidad de dibujar en un vaso. Están todos los vasos de todos los participantes, y la ilustración del vaso ganador del concurso es ahora reproducida y usada desde hace un mes en todos los vasos de bebidas calientes medianas. Luego, el stand de La Internacional esta ad hoc con el lanzamiento de venta de cómics en el Comic-Con y luego en sala de ventas; pueden encontrar cómics en inglés y en español de DC, Marvel, Vértigo, en ediciones especiales –muy especiales-, además de las “normales”; también literatura juvenil y una pared grandísima para manchar a gusto como arte terapia.

¿Qué significa al final el Comic-Con? En un pasillo nos cruzamos con Herberth Oliva, coleccionista y fanático de Star Wars –que en su tiempo formal es investigador especializado en el área de violencia escolar-, y nos dijo lo siguiente:

 “Es la fiesta anual que reúne año con año a todos los coleccionistas, a todos los geeks, a todos los apasionados de las diversas series y películas. Y es una oportunidad de manera sana para que puedan converger las familias, para que podás compartir con tus amigos un ambiente chévere y que te libere en algún momento de la triste realidad social que se vive en El Salvador. El Comic-Con te somete a vivir a pasión tu estilo de vida secreto. En mi caso es con Star Wars, que lo vivo al mil por ciento, y la verdad que esto se te vuelve parte de tu ser biopsicosocial. Es algo con lo que nacés, crecés. Y lo más interesante que cuando venís al Comic-Con te das cuenta que no solo son niños, sino que también habemos un montón de niños-adultos que tenemos profesiones de lunes a viernes, pero que nos apasiona y estamos acá compartiendo con cada uno de todos los amigos”.

Esta es una feria multimedial donde abundan los etcéteras y qué bueno que así sea. La oferta es nutrida para ver, oír e interactuar: lléguese, pase, dele gusto al gusto y disfrute.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

Tags

#Comics