3699 Vistas |  Like

Fiscalía estudia reabrir caso Soto por torturas

Share this...

La familia del sindicalista asesinado, los Teamsters y al menos dos congresistas demócratas han pasado más de una década presionando a dos ex presidentes y tres ex fiscales salvadoreños para que el asesinato de Gilberto Soto no quede en la impunidad. La semana pasada el fiscal general Douglas Meléndez recibió una carta de Jimmy Hoffa, presidente de los Teamsters, en la que le pidió reabrir el caso para investigar las torturas a las que se supone fueron sometidos los pandilleros a los que la Policía acusó de matar a Soto. Fuentes de la Fiscalía de Meléndez confirman que esa oficina estudia reabrir el caso, emblemático en El Salvador y en los Estados Unidos, no por el homicidio, que ya prescribió, sino por las torturas.


Uno de los pandilleros del Barrio 18 acusados de asesinar a Gilberto Soto el 5 de noviembre de 2004 está en Estados Unidos desde hace al menos cinco años. Factum tuvo acceso al testimonio que ese hombre, a quien por razones legales y por su seguridad personal solo identificaremos como “Chino”, dio en una corte del estado de Maryland donde se le acusó por delitos menores de robo. Chino entró sin papeles a los Estados Unidos, por lo que era sujeto a deportación si la jueza lo encontraba culpable.

Para evitar el retorno a Usulután, de donde es originario, Chino dijo en la corte que enfrentaba riesgo inminente de muerte en su país natal: los mismos policías que lo torturaron en 2004 para extraerle confesiones falsas en el caso Soto, dijo, estarían ahí para matarlo.

Copia de la carta que Jimmy Hoffa envió el 3 de marzo pasado al fiscal general Douglas Meléndez, en la que pide reabrir el caso Soto para investigar torturas a las que fueron sometidos los pandilleros acusados de asesinar al sindicalista.

Copia de la carta que Jimmy Hoffa envió el 3 de marzo pasado al fiscal general Douglas Meléndez, en la que pide reabrir el caso Soto para investigar torturas a las que fueron sometidos los pandilleros acusados de asesinar al sindicalista.

El testimonio que Chino dio en el tribunal de Maryland coincide con el que ya había dado ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador poco después de su captura tras el asesinato de Soto: a él, asegura, lo torturaron agentes de la PNC para obligarlo a que implicara como autores intelectuales del crimen a familiares políticos del sindicalista.

Basada en el testimonio sobre las torturas, la jueza estadounidense detuvo temporalmente la deportación de Chino, quien está en proceso de solicitar asilo en los Estados Unidos. Y basados en la información ampliada sobre las torturas, los Teamsters han vuelto a insistir en la reapertura del caso.

“No se trata de perseguir fantasmas o de cacerías de brujas; se trata de que esta investigación se haga bien. Este fiscal tiene una gran oportunidad ahora de hacerlo bien”, dijo a Factum un investigador estadounidense familiarizado con el caso, quien habló con condición de anonimato para no entorpecer las gestiones con la Fiscalía General de El Salvador.

Ya a inicios del año pasado, con el argumento de las torturas, Hoffa, el presidente de los Teamsters y amigo personal de Soto, había pedido al ex fiscal Luis Martínez que reabriera el caso. “He visto reportes de que el encubrimiento (en el caso Soto) incluyó vejaciones sexuales a los pandilleros acusados del asesinato con el fin de extraerles confesiones falsas”, escribió Hoffa en una carta que envió a Martínez el 23 de febrero de 2014.

El 3 de marzo pasado, Hoffa escribió otra carta, esta dirigida al fiscal general Meléndez. El tema de las tortura es, de nuevo, el argumento central para la reapertura. “Como lo he hecho con sus antecesores desde 2004, le pido a usted que asigne a un fiscal especial para que investigue el asesinato de Gilberto, el encubrimiento y la investigación fallida, que incluyó las torturas de 3 pandilleros para extraer confesiones”, insiste el jefe de los Teamsters.

En San Salvador, fuentes de la Dirección de Comunicaciones de la Fiscalía General confirmaron a Factum “que existe un compromiso del fiscal general de revisar la posibilidad de revisar ese caso por las posibles torturas”.

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Judicial