411 Vistas |  Like

¿Comenzamos? La nueva guerra se desatará desde Dragonstone

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit

El primero de los siete episodios de la séptima temporada de Game of Thrones ha cumplido con lo que se esperaba. Menos tramas secundarias y una guerra que ya ha empezado su cuenta atrás entre las dos grandes mujeres de esta serie: Cersei Lannister, dueña actual del Trono de Hierro, y Daenerys Targaryan, la Madre de Dragones.

Foto FACTUM/HBO


ALERTA SPOILER: Este material contiene información sobre anteriores temporadas de Game of Thrones.

Hemos esperado más de un año, pero ha valido la pena para los seguidores de la serie. La guerra se acerca, el invierno avanza y los Stark retoman con fuerza su protagonismo en la serie desde la primera escena, empezando con Arya.

La joven Stark usa el cuerpo de Walder Frey, a quien mató en el último episodio, como disfraz para dar un discurso en el mismo salón de la Boda Roja, donde fue asesinada su madre, Catelyn Tully, su hermano Robb Stark, rey del norte, y la mayoría de sus tres mil quinientos vasallos. Al llegar al momento del brindis asesina a los hombres más cercanos de Frey con vino envenenado. Solo deja viva a una de sus hijas para que pueda transmitir este mensaje: “Cuando pregunten qué pasó aquí, diles que el Norte recuerda, que el invierno llegó para la casa Frey”.

Pero el plato más fuerte de este episodio ha sido la guerra por dominio de los Siete Reinos a manos de Cersei y Daenerys. Las dos cuentan con un tablero gigante en sus fortalezas, un símbolo de que la batalla será inteligente y despiadada.

Cersei es asesorada por su hermano Jaime Lannister “el Matarreyes”, quien la advierte sobre los cambios en los reinos y la falta de aliados; pero Cersei está dispuesta a arriesgarlo todo: todos sus hijos han muerto y quiere demostrar que las enseñanzas de su padre, Twyn Lannister, sobre la guerra y la venganza han calado hondo en ella.

Mientras tanto, Daenerys está armando su nueva guerra desde Dragonstone, la fortaleza ancestral de los Targaryan, que logra recuperar tras haber sido usurpada y utilizada por última vez por Stannis Baratheon. Allí desembarca con sus tres dragones para hacerse con el dominio de los Siete Reinos, con el apoyo de Tyrion Lannister, nombrado como la mano de la reina en el último episodio de la temporada anterior. Una vez allí, Daenerys observa el mapa, más bien un tablero de estrategia y le dice a Tyrion: ¿Comenzamos? No hay duda, está hablando de la nueva guerra que tanto ansía.

Pero en esta temporada también hay un nuevo reinado, el del Norte, que quedó bajo el mando de Jon Snow al final de la sexta temporada, al retomar el control de Winterfell tras vencer a Ramsay Bolton. Para Jon es importante que la lucha entre casas sea superada. No hay tiempo para viejos rencores o el recuerdo del dolor por las muertes recientes. Todos sin excepción deben mirar adelante, les recuerda el bastardo de Ned Stark mientras pide a algunas familias aliadas que renueven su ancestral juramento de fidelidad a la Casa Stark.

Mientras tanto, Brandon Stark ha logrado llegar al Muro tras tener una visión de Los Otros, es decir, Los Caminantes Blancos, que cada vez están más cerca.

El Rey en el Norte ya ha avisado a todos de la necesidad de armarse con vidriagón, un cristal que es la única arma con la que se puede matar a Los Caminantes Blancos que pronto cruzarán el Muro. Mientras consiguen este material, hombres, mujeres, niños y niñas de todas las edades se preparan para la guerra armándose y entrenando para el combate.  

Lo bueno es que Jon cuenta con la ayuda de Samwell Tarlly, aspirante a maestro en Ciudadela, el primer personaje de la serie que ha logrado asesinar a un Caminante Blanco, precisamente porque contaba con una daga hecha con vidriagón, aunque muchos no crean su historia. Samwell ha logrado acceder a los libros de la biblioteca secreta. En estos descubre que la mayor concentración de cristal de dragón se encuentra precisamente en Rocadragón, la misma isla desde la cual Daenerys prepara la guerra.

La escenografía de esta esperada temporada se ambienta en fortalezas, palacios y playas en diversas ubicaciones de España e Irlanda del Norte. También en Islandia, con espectaculares paisajes nevados, donde seguramente veremos escenas de batalla contra los seres de La Larga Noche, como Los Caminantes Blancos.

Un avance del próximo episodio de la serie ha sido difundido hoy por HBO. El episodio “Stormborn” se podrá ver a partir del 23 de julio. En este capítulo, Daenerys recibe una visita inesperada, mientras Jon Snow se enfrenta a una revuelta y Tyrion Lannister planea ya la conquista de Poniente.

Las tramas secundarias:

Euron Greyjoy llega a Desembarco del Rey para reunirse con Cersei Lannister y ofrecerle cien de sus barcos a cambio de una alianza en matrimonio y reinar juntos. Pero Cersei lo rechaza temporalmente porque desconfía de él.

Lord Petyr Baelish, “Meñique”, sigue insistiendo para casarse con Sansa Stark y reinar juntos en Desembarco del Rey.  Sansa se mantiene distante para alejar esas ideas de su mente.

Reaparece Sandor Cleagane, El Perro, que viaja junto a Thoros y Beric Dondarrion, de la Hermandad Sin Estandarte y ha tenido una visión a través del fuego sobre la llegada de Los Caminantes Blancos.

Vemos a Jorah Mormont en una de las celdas de Ciudadela mientras Samwell está trabajando en limpiar y alimentar a los habitantes. O mejor dicho,  vemos su brazo y parte de su rostro a contraluz, cuando pregunta a Samwell por la llegada triunfal de la mujer a la que ama y admira, la Madre de Dragones.

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pagePrint this pageDigg thisShare on TumblrEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Reddit