1570 Vistas |  1

16 películas para celebrar las siglas LGBT+

Share this...

El cine, como una de las más complejas formas de expresión artísticas, ha logrado llegar a nichos que a veces son inexplorados por otras ramas. Durante décadas, el cine se ha encargado de representar a aquellos sectores marginados por los medios más tradicionales; y el caso de la comunidad LGBT+ no es la excepción.


Tampoco podemos asumir que la industria cinematográfica está exenta de esta marginación y polarización: el 95 % de las películas que obtienen distribución internacional no pasan el “test de bechdel”, el sistema que evalúa la brecha de género en los productos de mass media. Sin embargo, hay un pequeño universo, una pequeña luz dentro de las películas donde se ha logrado dar una voz a gran parte de la comunidad.

Aquí queda una lista de 16 películas (cuatro por cada sigla del LGBT) para disfrutar en junio y sentirse orgullosos de que no todo está perdido y la lucha apenas está comenzando:


L

First Girl I Love

Pocas veces una historia representa tan bien –y sin caer en clichés absurdos– cómo se comportan los jóvenes. Cuando se trata de “First Girl I Love”, resulta espeluznante ver qué tan real puede llegar a ser y qué tan profundos pueden ser los problemas de la adolescencia, sin caer en la tragicomedia simplona. “First Girl I Love” cuenta la historia de una bicha que está descubriendo su sexualidad, pero sobre todo cuenta la historia de cómo este proceso no es tan sencillo como nos hacen creer muchas veces.


Breathe

¡Uff! ¿Cómo explicar “Breathe” sin arruinar la experiencia de verla por primera vez? Probablemente, se trate de uno de los dramas mejor relatados por una Melanie Laurent que se luce desde el primer frame; una historia que va creciendo con cada escena hasta dejarnos completamente agotados. Si lo suyo es la intensidad, las emociones fuertes y el suspenso, “Breathe” es la mejor experiencia que pueden tener este junio.


The Handmaiden

Para nosotros, los latinos, la homosexualidad, bisexualidad, asexualidad (etc.), son categorías rígidas y etiquetas a través de las cuales observamos, diferenciamos e identificamos a las personas. Los surcoreanos, por otra parte, tienen cosas más importantes que decir y los gustos de una persona quedan relegados a segundo plano cuando se trata de contar una historia increíblemente emocionante e incómoda. Una historia como la que narra “The Handmaiden”. El maestro Chan Wook Park se luce una vez más en un thriller donde las mujeres no mandan, pero definitivamente deberían de mandar.


Martyrs

Hablando de que la sexualidad no es o no debería ser importante: “Martyrs” es una película que solo he puesto en esta lista porque sus dos protagonistas, al parecer, son pareja. Pero después de diez minutos dentro del filme, nada, NADA va a importar.

ATENCIÓN: esta película es un filme de terror crudo, gráfico, duro y muy perturbador. Pero si aparte de celebrar el arcoíris, puedo hacer que alguien tenga pesadillas durante décadas, habré logrado mi cometido.


G

Brokeback Mountain

Esta es una de las películas más importantes para el cine gay. No solo porque la calidad de su cinematografía –bajo el mando de un director que conoce la esencia humana– se encargó de ella, sino porque fue una de las primeras en ser reconocidas por toda la crítica. Dudé en poner esta película porque, a comparación de las otras, se queda corta, pero tuve que añadirla porque “Brokeback Mountain” fue un verdadero parteaguas en el cine comercial de Hollywood.


A Single Man

Cuando Tom Ford dijo que iba a dirigir una película gay, todos especularon que iba a ser una mera excusa para presentar su nueva colección. Poco sabíamos que Ford nos iba a dar la bofetada más hermosa de nuestras vidas, al dirigir la película más romántica que se ha filmado en el último siglo. “A single man” es preciosa por donde se le vea.


Call me by your name

Luego de ver toda la fanfarria y alabanzas que tuvo una película como “Moonlight”, realmente no estaba tan emocionado de ver “Call me by your name”. Las estructuras de películas gay tienden a ser derivativas y predecibles: el niño se da cuenta de su orientación sexual a una edad temprana, pasa por muuuucho dolor en su adolescencia y, en su etapa adulta, hay un tipo de reivindicación que cierra el arco narrativo. Sin embargo, “Call me by your name” rompe con toda esta estructura y nos entrega algo que el cine gay siempre ha necesitado: dulzura y empatía.


Love is Strange

¿Qué mejor título que “El amor es extraño”? Y lo es, porque realmente esta película hace algo que va más allá de retratar el amor de dos adultos mayores: retrata a la perfección el amor de una familia que está intentando adaptarse a una situación difícil. Después de que el abuelo cae una crisis económica, debe mudarse con su familia y su novio de muchos años. Se trata de un filme que no por ser romántico se convierte en un panfleto cursi de las relaciones en pareja.


B

Chasing Amy

La primera vez que vi “Chasing Amy” me pegó como un rayo. Tanto el cine mainstream, como yo, no habíamos madurado tanto para que un filme como este se atreviera a existir. Un hombre se enamora de una chica lesbiana y empiezan una serie de problemas tan arraigados a la sociedad, a cómo interpretamos el amor, a las costumbres que las parejas suelen tener, a los sentimientos que puede provocar el ser diferentes… Y era difícil encontrarle pies y cabeza a un filme tan genial como “Chasing Amy”; pero con el tiempo se convirtió en una de mis películas de cabecera, Más allá de eso, se convirtió en una clase condensada de cómo hacer diálogos verosímiles que puedan trascender (esa conversación en el carro es una escena que vale millones de dólares).


Love

Como su nombre lo dice, “Love”, de Gaspar Noé, es un estudio sobre todos, todos, todos los matices del amor. Como su nombre no lo dice, “Love” es un manifiesto de cómo el amor es lo peor que nos puede pasar en nuestra vida adulta. La cinta presenta unos protagonistas que se caracterizan por tener una vida sexual bastante libre para nuestros estándares. Sin embargo, la sexualidad no siempre es equivalente al romance; y, sobre todo, el sexo no se traduce a una solución cuando los problemas son más grandes en las relaciones interpersonales. Por otro lado, “Love” es la primera película pornográfica que se ha presentado en Cannes alguna vez.


Y tu mamá también

Encontrar películas que brinden representación a la comunidad bisexual de por sí ya es difícil. Estas cuatro películas son parte de las pocas que retratan este tipo de relaciones sin sobresexualizar sus aristas. Debo confesar que no soy muy fan de esta película, pero creo que vale la pena ver uno de los primeros trabajos de un artista tan versátil como Alfonso Cuarón. Sin duda, “Y tu mamá también” explora no solo las relaciones entre las personas, sino la relación entre el autor y su propia obra.


The Talented Mr. Ripley

Cuando se trata de Ripley, la gente suele recordar esta película como un filme gay. Sin embargo, cabe mencionar que el motor emocional de toda la película –al igual que el mismísimo Ripley– mantiene relaciones con ambos sexos sin que esto se convierta en un conflicto central, sino un detalle periférico de sus personalidades. Por favor, si no han visto “The Talented Mr. Ripley” háganlo con la compañía de un ansiolítico, porque esta película los hará quebrarse de la cólera y el suspenso.


T

La Piel que Habito

La “T” en las siglas LGBT+ reprensenta dos sectores y, en muchas ocasiones, incluso se indican ambas (transgénero y transexuales). Debido a esto, hay dos películas para cada “T”. Estrictamente hablando, “La Piel que Habito” es una película de un transexual. Hablando más detalladamente, esta es la película de terror más retorcida que alguna vez se imaginó alguien. De todas las opciones que Almodóvar tiene en su repertorio, creo que esta es la más destacada por ser también la más inusual.


A Dog Day Afternoon

Si la primea opción es de una persona que se ve obligada a cambiar anatómicamente de sexo; la segunda es de un hombre que quiere cambiar de sexo con todas sus fuerzas, pero su situación económica no se lo permite. Bueno, más o menos, porque “A Dog Day Afternoon” es una heist-movie que narra, como su nombre lo indica, un verdadero día de perros. Aunque el eje central de la película es el asalto a un banco, sí hay un comentario social muy fuerte hacia los sectores marginados de la sociedad.


The Rocky Horror Picture Show

Si algo nos ha enseñado Ru Paul es que de todo el espectro de la comunidad, los transgénero son los más fabulosos. Y en honor a esa maravillosa tradición, las dos mejores películas de esta lista quedan hasta el final. Son dos películas que deberían poner en todas las escuelas de manera obligatoria. La primera es “The Rocky Horror Picture Show”: una cinta de culto que no puede describirse en mil palabras y que, con cada revisión, solo se vuelve más divertida y sumamente progresiva (si tomamos en cuenta el contexto de su época).


Tangerine

Una de mis películas favoritas del último siglo. Grabada en su totalidad con un iPhone 6, lo que Sean Baker logra hacer en esta historia es más que una película, es un discurso coherente de una vida que, no por pertenecer a la periferia de una sociedad tan desigual, deja de ser divertida, llena de emociones y pequeñas reivindicaciones. El nivel de sofisticación que “Tangerine” alcanza da para hacer ensayos enteros sobre cómo una película logra retratar con tanta bondad y visceralidad a aquellos que siempre ignoramos: aquellos que también aman, gritan, se equivocan, lloran, sueñan y viven como el resto de nosotros… solo que de una manera más fabulosa.

Share this...

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.


Tags

#Cine #LGBTI